[Análisis] Beholder

0 Flares 0 Flares ×

No voy a engañar a nadie, cuando pidieron a alguien que analizara Beholder salte sabiendo poco del juego, mejor dicho, era la primera vez que oía hablar de él. Creo que es incluso peor que eso. No se analizar juegos como tal, se lo básico, gameplay, ambientación, gráficos, música, y algunos aspectos más, pero esas son cosas que se analizar en su mayoría de forma independiente. Pero como dicen las personas de Nuevo Mañana, no se puede hacer una tortilla sin romper algunos huevos. Con esto os presento Beholder.

Un nuevo trabajo

La historia nos habla de Carl, un hombre que es obligado por el Estado a trabajar de arrendatario en un bloque de edificios. Ese es el trabajo que cree que debe hacer, pero el Estado le obliga a espiar a sus inquilinos e informar a la policía de las personas que estén contra el poder del gobierno.

Estás muy controlado

Cuando inicias la partida y ves la primera cinemática, el juego te introduce en su mundo de forma sublime. Nos presenta un grupo de protagonistas, que a la distancia que se mantienen unos de otros sabes que son familia, o al menos son muy cercanos entre ellos. Pero eso es simplemente su familia, no su mundo como he dicho.

En el primer momento que el juego te deja coger el mando te lo dice bien claro, sigue las ordenes y todo ira bien. Eso lo se porque por mi curiosidad (o porque puede que sea un inútil). Cuando me pusieron delante del jefe, lo primero que intente fue interactuar con todo lo que podía, ignorando la orden de hablar con el jefe, y no me dejo hacer nada hasta que me digne a hablar con mi jefe.

No puedo definirlo

En cuanto al gameplay en general se sostiene bastante bien, hasta que leí que era un juego de estrategia. Lo digo en serio, no me hubiera enterado que era un juego de estrategia si no fuera porque lo leí, y esto es un problema.

El juego no tiene problemas en relacionar sus mecánicas con su historia, cosa que si pasa en otros juegos como Uncharted o Final Fantasy, (todos sabemos a lo que me refiero). Pero al momento de intentar definir el título, no soy capaz de decir con exactitud a qué género pertenece. Mientras lo juegas, si es una aventura gráfica, entretenida, gusta jugarlo, pero ni yo, ni el juego, encontramos una forma de definirlo.

Es curioso que siendo esto algo que parece un problema de los gordos, sea de lo que más me gusta. Las misiones no están hechas para cumplirse. En la dificultad “normal” es casi imposible cumplir todas las misiones, sobre todo las que te piden dinero. En ocasiones, la mayoría se pueden solventar rascándote bastante el bolsillo, como son las misiones en las que tu mujer te pide dinero para alimentos o comprar una corbata al traficante, (si, una corbata es cara), pero con tu hijo es diferente. Empieza pidiendo cosas bastante caras o que se pueden conseguir hablando con los vecinos, pero luego es insostenible y acaba desencadenando hechos terribles. Y esto no solo pasa con nuestro hijo.

Cada persona es única

Hay una cosa innegable en el juego, y son sus diálogos. Cada personaje es único, cada conversación con ellos hace que sientas de verdad que estás hablando con otra persona, y eso se agradece mucho. Volver hablar con una persona y que siempre te diga lo mismo cansa demasiado, y en Warm Lam Lamp lo saben. He dejado opciones de conversación sin tocar porque el juego me daba las suficientes para poder entender a los personajes y empatizar con ellos sin la necesidad de usar todas ellas.

Cada persona es única, y la cantidad de información que acabamos barajando da la sensación de que nuestras acciones traicionan a otros aunque no queramos. Hay algunas traiciones que si las hacemos por nuestra propia voluntad, ya que nos beneficia de forma directa, aunque eso arruine la vida de otras personas.

Ese ejemplo es uno de los muchos en los que te puedes enfocar para ver como cada acción tiene un peso a corto o largo plazo. Si quieres jugar al juego, espero que tengas en cuenta que cada acción lleva a algo, incluido tu muerte. Y aquí debo pararme un segundo.

La resurrección es una opción

El juego tiene otro problema que no es grave, y creo que es simplemente algo personal, pero no puedo pasarlo por alto. Cada vez que mueres o eres arrestado, puedes volver desde la última misión que completaste, es otras palabras, puedes revivir. Parece una estupidez, pero no lo es tanto para mi. El juego se siente bastante real, facturas, familia, inquilinos que se van, que vienen, correo… y mil cosas mas que hacen que sientas que de verdad estas dentro de su universo. Se que es una idiotez pero es algo puede que te haga salir un poco de la experiencia y te haga verla desde fuera.

La cámara sabe como hacernos jugar

La cámara en perspectiva lateral que tiene el juego ayuda a engañar muy bien al principio. Consigue dar la sensación de que solo te vas a poder mover hacia los lados, pero el escenario 3D te invita a que descubras que tienes que moverte a través de las diferentes zonas, no solo de izquierda a derecha.

El diseño del escenario tiene un problema bastante importante, y es que es demasiado grande. Esto también puede deberse a que la cámara no se aleja lo suficiente, pero lo que quiero decir no es que por culpa de eso no puedo ver todo el escenario, y eso hace mas trabajoso el juego, el problema de esto reside en que no veo el entorno.

El bloque de apartamentos se encuentra en una ciudad, rodeada de más edificios, con un ciclo de día y noche, y en la ciudad ocurren cosas que se pueden ver solo si alejas la cámara lo suficiente y la elevas o desciendes tapando parte del edificio, ya sea el tejado o el sótano.

Estética simple pero increíble

En el aspecto gráfico el juego es sublime. Su estética sombría cala al instante, y mezclado con el entorno en el que se desarrolla la historia consigue crear una magnífica combinación. Me gustaría contar más sobre su aspecto visual, pero es tan simple que no deja espacio a la imaginación. Pero en resumen, el juego es muy placentero a la vista.

Una OST maravillosa

 

La banda sonora se ha ganado un hueco en mi corazón. Me ha enamorado, no porque no llegue a diez canciones, sino porque me ha hecho saber que es lo que ocurría en todo momento. Pero lo mejor de su banda sonora es su tema principal que resume gran parte del juego. Reflejando a Carl en el clarinete, y como al principio del juego es un hombre temeroso que es pisado por el gobierno, o la percusión y ese piano tan frío, y como con el tiempo va cogiendo confianza y es tentado por el movimiento Nuevo Mañana. Mientras que la canción avanza, el clarinete se mueve de izquierda a derecha como Carl.

 

El resto de la banda sonora, como he dicho antes, acompaña muy bien en todos los momentos del juego, aunque si se echa de menos un par de temas más, ya que todas las canciones juntas apenas sobrepasan los diez minutos.

Conclusión

El juego tiene claro que no es un título para todo el mundo, y de hecho, no es un juego para mi, me ha mantenido todo el tiempo dentro quitando algún momento que he dejado claro antes. No voy a negar que es un juego que merece la pena, y obviando los problemas que tiene es muy disfrutable. Si eres una persona que le gustan las historia de tintes oscuros y los juegos pausados, te puedo asegurar que es para ti, y si no lo eres, también deberías darle una oportunidad, porque ya hay demasiados títulos que nos cuentan una guerra desde el frente, pero pocos se atreven hacerlo desde la gente, dale una oportunidad, rompe tu cáscara y prueba algo nuevo.

 

Beholder

Distribuidora: Curve Digital

Sinopsis: Para tus inquilinos eres un nuevo arrendatario impuesto por el gobierno totalitario. Sin embargo, eso es un fachada que oculta tu verdadera misión: vigilar encubiertamente a sus inquilinos. Debes indagar en sus pisos mientras tus inquilinos no están en casa, buscar en sus pertenencias cualquier cosa que pueda ir en contra del estado, crear perfiles de tus inquilinos e informar de cualquiera que sea capaz de violar las leyes del estado.

  • 7/10
    Historia - 7/10
  • 8/10
    Jugabilidad - 8/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 9/10
    Sonido - 9/10
8.0/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X