[Análisis] Birthdays the Beginning

0 Flares 0 Flares ×

¿Alguna vez te has sentado a pensar en lo que sería crear un mundo entero desde cero? ¿Qué tipo de entorno construirías? ¿Sería un paisaje nevado con colinas y mamuts lanudos? ¿O tal vez una tierra desértica siendo invadida por cactus y planitud hasta donde pueda ver el ojo? Mejor aún, ¿crearías un mundo que se asemeje a lo que tenemos aquí en la Tierra, e intentarías tener muchas plantas y especies que puedan coexistir en un momento dado? Sea cual sea el caso, Birthdays the Beginning permite que la imaginación se desate libremente, haciendo que la duración del título sea prácticamente hasta que nos cansemos de crear mundos.

Desde la mente creativa del señor Yasuhiro Wada, el hombre detrás de la adorable serie de culto, Harvest Moon, llega la próxima evolución en sus experiencias de juego de simulación. En su núcleo, Birthdays the Beginning no es más que un sandbox, cuyo estilo de juego es básicamente que hagamos lo que nosotros queramos. Pero es este concepto simple el que permite a los jugadores soñar y crear mundos enteros, rebosantes de ecosistemas reales y formas de vida, con la ayuda de un pequeño avatar rojo que se encuentra al principio del juego.

Comenzaremos dentro de un pequeño cubo, donde una figura azul llamada Navi nos dirá que si queremos regresar a nuestro mundo debemos ayudarle a crear otro. Para esto nos irá guiando durante el proceso, dándonos tres semillas de agua, para que podamos empezar a formar una masa de agua para dar nacimiento al fitoplacton, dado que como todos sabemos el agua es el inicio de la vida, y poco a poco irá solicitándonos que creemos diversas plantas y animales, que generalmente suelen necesitar del eslabón anterior para aparecer en el juego.  Birthdays the Beginning nos lleva a lo largo de un conjunto de episodios, en los cuales tendremos que hacer varias cosas con el fin de ver la evolución de ciertas especies y el nacimiento de una nueva vida en el mundo. Iremos desde los primeros tiempos cuando solamente había microorganismos que vivían en el agua, a la observación de los primeros mamíferos terrestres que emergieron del agua, a la era de los dinosaurios y hasta llegar a la humanidad moderna.

Por supuesto, deberemos darle forma al terreno, y es esta acción la que afectará la temperatura en el mundo y por lo tanto afectará a la supervivencia de las diferentes especies pudiendo llevarlas en el peor de los casos incluso a su propia extinción a menos que puedan adaptarse. Elevar la tierra y crear un terreno más alto, colinas, o incluso montañas en última instancia, disminuirá la temperatura del cubo. En el mismo sentido, bajar la tierra y crear cuerpos superficiales de agua, el océano, e incluso el mar profundo aumentará la temperatura del cubo. Cada acción que realicemos para cambiar la forma del mundo va agotando lentamente el HP del Avatar. Pero no os preocupéis, dado que es muy fácil recuperarlo y solo tardaremos un par de segundos en aparecer en el modo Macro (donde podemos dejar pasar el tiempo libremente y ver lo que sucede en nuestro mundo) y dejar que el tiempo fluya para regenerar el HP de nuevo al completo.

Hay elementos que aparecen aleatoriamente en todo el cubo, y volar sobre ellos y recogerlos con el Avatar los agregará a nuestro inventario. Algunos de estos elementos son tan básicos como la restauración de HP, las semillas que crean ríos y aumentan la humedad en áreas específicas del cubo, etc. Pero los objetos más interesantes sin duda son, los que causan el calentamiento global y el enfriamiento global. El uso de estos elementos elevará o disminuirá la temperatura del cubo, dos grados cada vez, sin tener que cambiar nada. Sobra mencionar que hay que manejar estos items con extremo cuidado, a menos que queramos enfrentarnos a posibles extinciones masivas que podrían derivarse de subir y bajar la temperatura sin cambiar nada.

Birthdays the Beginning es un juego que nos lleva de la mano a través de las primeras horas del juego, guiándonos a lo largo de una trayectoria determinada y básicamente, explica exactamente lo que necesitamos hacer para evolucionar y crear la especie que se nos esté pidiendo en cada momento. Sin embargo, una vez que entramos en el reino de los dinosaurios, estas ayudas terminarán. Todavía habrá pequeños consejos y un poco de orientación ofrecida por Navi, pero para crear el Tyrannosaurus, necesitaremos tener otros dos tipos de dinosaurios ya en el mundo, y el juego no explica cómo lograr obtenerlos.

En cuanto a la duración del título, puede literalmente durar tanto como nosotros así lo queramos. Si te apetece dejar que todo se extinga y ver un mundo aburrido y sin vida, definitivamente puedes hacer eso… aunque no sé por qué lo harías. Tener el control final de cómo este mundo se ve, los tipos de animales y plantas que pueden sobrevivir en él, y saber que podemos llevar ese mundo a la esfera moderna de la existencia, o dejarlo atascado en el período Jurásico de hace millones de años, es una sensación genial que no se puede replicar fácilmente en otros juegos de simulación.

Tristemente no todo es agradable. Los controles pueden ser difíciles de entender, incluso después de pasar horas con el juego, y en la cámara se podría haber invertido mucho más trabajo. La cámara a menudo se atasca en un pedazo de tierra que sobresale desde el suelo, o cuando buceamos en el mar profundo, y se acorta a través de la tierra y terminamos mirando hacia abajo en la profundidad del mundo. Por lo menos se asemeja a la lava, dándole un toque agradable de realismo.

El juego también se pone bastante difícil a medida que avanzamos hacia adelante y la tendencia a cogernos de la mano llega a su fin. Aunque no es difícil hasta el punto de sentirse perdido o sin esperanza, y es que pasaréis por muchos momentos en los que vuestra única opción será la de experimentar para intentar completar las tareas. Es un poco frustrante si tenemos en cuenta que cada pequeña acción que tomemos podría conllevar la extinción de una especie que era necesaria para la evolución del ser que intentabas crear al final, pero así es como funciona el flujo del juego. Si os ocurre esto, tendréis que pasar tiempo consiguiendo nuevamente la especie que acaba de extinguirse. Por lo que si no deseáis pasar por esta situación, os aconsejamos que guardéis la partida con cierta asiduidad.

Además del modo normal del que hemos hablado, hay un modo de juego libre que nos permite elegir el tamaño del mundo y hacer cualquier cosa que nosotros queramos. Así que si alguna os sentís frustrados en el modo historia, tomad un descanso y saltad a un mundo totalmente nuevo y libre de misiones, donde únicamente debéis dejar volar vuestra imaginación. Además de estos dos modos, también hay un modo Dino Challenge, que nos obliga a completar ciertas evoluciones y crear especies dentro de un tiempo establecido. Después de completar los desafíos, podemos intentarlos de nuevo para seguir tratando de mejorar nuestro tiempo.

CONCLUSIÓN

Birthdays the Beginning es un título interesante. La simplicidad de la creación y terraforming de la tierra hasta que nuestro HP se agota, pasando a modo de Macro y dejando pasar el tiempo para rellenar nuestro HP, viendo nuevas formas de vida nacer en el mundo que nosotros mismos hemos creado… es algo que sin duda engancha desde el principio. Pero con toda honestidad, este no es un juego que todos van a disfrutar. Esto es para el fan de la simulación, o el jugador que siempre ha tenido un deseo de dar forma a la vida y ver qué tipos de mundos puede crear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X