[Análisis] Devilman Crybaby

0 Flares 0 Flares ×

Es difícil hablar de Devilman Crybaby, un anime que ha estado en boca de todos durante el principio de la temporada, y lo único que saqué en claro es que solo existían dos extremos, o bien la amabas incondicionalmente, o bien la odiabas porque solo eran tetas en la pantalla. Yo con todo bien digerido después de varios meses os traigo mi análisis, ¿y sabéis qué? yo también me encuentro en uno de esos extremos.

El gran giro de Netflix

Antes de hablar de Devilman Crybaby hay que hablar de Netflix. Este es la primera serie anime 100% original de la plataforma. Para el que no lo sepa, Netflix nunca antes había producido ningún anime, solo se dedicaba a comprar los derechos de la serie y pegarle el cartel de “A Netflix Original Series”. Esto parece que es una cosa sin importancia, pero ayuda a cambiar la industria.

Todos sabemos que en la tierra del sol naciente, hay censura, ya sea gore, tetas, o alguna que otra tontería, y encima la mayoría de animes se televisan por televisiones públicas, lo que hace que sea inevitable que haya algún tipo de limitante para los directores o creadores más liberales. En la actualidad esto no supone un problema para la mayoría de directores, o bien porque hacen que los animes se emitan en una franja horaria menos restrictiva, o bien se dedican hacer moes.

Vale, ya está, tocado el tema Japón muy por encima, pasemos a Netflix. Netflix como ya sabéis es una plataforma que, o bien crea su propio contenido, o lo importa. Cuando trae contenido a su plataforma, como es obvio, no puede evitar que haya censuras de algún tipo (si es que las hubiera), pero cuando es algo que realmente es “A Netflix Original Series”, se nota, y mucho.

La presencia de Yuasa

Netflix (juro que es la última vez que los menciono), aparte de tener tantísimo dinero que no saben qué hacer con él, saben a quién tienen que dejar trabajar.

Masaaki Yuasa es un director bastante curioso dentro del mundo de la animación, a ver, que hay otros directores que son mejores, y algunos llegan a tener unos niveles de demencia bastante importantes, pero esos son la excepción y son menos reconocidos. A lo que iba, curioso en el sentido de que, aunque dudo que sorprenda a alguien, Yuasa te quiere contar una historia sin filtros. Se carga las waifus, el moe, los dibujos detalladísimos, y todo lo que se te ocurra, si estás viendo una serie de Yuasa es porque quieres que te cuenten una historia.

Para el que no lo conozca, es el hombre detrás de Ping Pong The animation o de The Tatami Galaxy. Me gustaría hablar de su estilo, pero es algo complicado, así que me voy a ir a lo fácil. Yuasa es un director que desecha el esteticismo por completo para poder darle rienda suelta a su imaginación, y eso juega un punto a favor muy importante a la hora de hacer luego escenas de acción.

Devilman va directo al grano

El primer capítulo de Devilman Crybaby es una gran declaración de intenciones a lo que Masaaki quiere hacer con la serie. Os voy hacer un mini resumen del primer capítulo para refrescaros la memoria.

Akira Fudo es un chico bastante normal que corre en el club de atletismo junto a sus dos amigas, Miki y Mi-ko. Al terminar el entrenamiento Miki parece que va a quedar con un tío, le rechaza. Se va al río, aparecen los raperos (con la segunda mejor canción de la serie), Akira sale de un barco, aparece Ryo para pegar un par de balazos y, se van él y Akira directos al Sabbath a cargarse a todo el mundo.

Dentro de todo ese sindios que os he contado, Yuasa aprovecha para comprimir toda la información posible de los personajes que más adelante crearán uno de los principales temas de la serie y que yo, como buen crítico, hablaré tan por encima que no seréis capaces de entender en qué momento se me ocurrió tratar temas tan complejos.

Pero antes de eso, vamos con el tema del título. A Devilman Crybaby no le gustan los rodeos, si quiere enseñar tetas no va a dudar en enseñarlas, si quiere mostrarte más sangre que en cualquier gore que hayas visto, lo hará, y no lo hace porque eso vende más o porque quede guay, lo hace porque es la forma que ha encontrado el director de quedarse contigo.

Los personajes

Antes he mencionado que unos personajes crean uno de los temas de la serie, y aquí empiezan los spoilers. Si queréis entrar sin saber nada a la serie es el momento, esto no es una recomendación, pero vamos, que la serie es AOTY, así que corre a verla y luego vuelves a terminar de leer el texto.

(Me gustaría hablar un poco de los personajes comparándolos con los del manga, pero no he leído mucho de este así que no voy a poder abordar todo lo que me gustaría pero sí lo bastante para que queda algo lo suficientemente potable).

Akira Fudo es un chico que empezó a vivir con la familia Makimura cuando sus padres se fueron a vivir a otro país. Este abandono es lo que hace que Akira empiece a correr poder alcanzar a sus padres. El hecho de alcanzar, no me refiero a que Akira quiera ser médico como sus padres, (aunque no recuerdo muy bien si eran médicos), sino al hecho de estar cerca de ellos. Vale, esto es lo simple, pero ahora vayamos a algo menos llamativo.

Durante la toda la serie hay una dualidad entre los superpoderes de Akira, que más tarde se pasa a otros personajes. Su poder de demonio, y su poder de llorar por los demás.

Su poder de demonio está bastante claro, pero lo que no se explica detalladamente es ese poder que es capaz de simpatizar con cualquier ser humano, aparentar ser humano, incluso es capaz de hacer que algunos demonios pasen a ser “Devilmans”.

Ryo Asuka es el amigo de la infancia de Akira. Ryo es un profesor que estudia civilizaciones antiguas en sudamérica junto a un profesor ruso… Realmente la profesión de Ryo no es muy clara, igual que su fuente de financiación. Es decir, es un chico de unos 16/17 años y vive en un apartamento más grande que mi casa, con un deportivo bastante extravagante y le sobra para comprarle una moto a su colega, sobornar ancianas y retransmitir eventos deportivos, y ni se inmuta.

Ryo es la contraparte a Akira, una persona excéntrica, sin ningún tipo de filtro, y “cool”, pero a su vez en incapaz de simpatizar con nadie. Creo que no lo he dicho, pero este es el tío que deja que su amigo se juegue la vida por motivos personales, y casi le sale la jugada rana.

 

Por último me queda Miki, es la amiga con la que vive Akira, y alguien también bastante dispar de Akira. Ella es una chica deportista, popular, exitosa, con una familia muy agradable; vamos, nada que ver con Akira, pero aún así, no se como, ellos dos tienen una química en escena que no llegan a tener otros personajes.

Miki es muchos menos interesante que nuestro dúo protagonista, pero ella es la que cierra el triángulo amoroso entre Akira, Miki, y Ryo. No es un triángulo amoroso al uso donde lo que se busca es comerle el pirulo a otro personaje, este es un triángulo de amor platónico, donde lo que se busca es unirse más allá del sexo y de la carne.

Dejando ya los personajes a un lado, centrémonos un poco en la serie.

La gran adaptación de Yuasa

Devilman Crybaby, es una adaptación del manga Devilman, creado por uno de los padres del manga moderno, Go Nagai. Según tengo entendido (porque adivinad quién no se ha leído el manga entero), la historia original desarrolla a unos personajes muy básicos, Miki es menos best girl, y los personajes secundarios reciben menos protagonismo (esto último sí lo he notado yo, y eso que no me lo he leído entero).

Yuasa conoce el manga y sabe que está desactualizado, por no decir que bajo estándares actuales es bastante malo, ante esto Yuasa hace dos detalles que parecen una tontería y le da una nueva dimensión a la historia. Estas dos tonterías son, darle más tiempo a los personajes secundarios y la otra es el mayor arma de destrucción masiva que tiene Japón, Beatbox japonés.

 

La primera ayuda a que empaticemos más con otros personajes y podamos reflejarnos en al menos uno de los personajes, que ayuda bastante a que no abandonemos la serie, y la segunda cambia el estilo de la serie. El grupo de raperos nos ayuda a entender como es el mundo contado desde la calle. Son gente que no está satisfecha con el mundo actual y decide no rendirse, dan todo lo que tienen por algo que no saben si servirá en un futuro, y acaban de aquella manera.

Kekkai & Beyond tiene un caso similar, pero ni se acerca a lo que logra este grupo, pasando del tráfico de armas y droga, a los conflictos internacionales, incluyendo la muerte de una actriz por el hecho de pensar que era un demonio. Cada tema de Wamu, o de Butterfly (Kukun) son bombas toda la sociedad de la serie, y eso ayuda mucho a la hora de tragar la historia.

La historia

El anime nos cuenta como Akira Fudo es forzado a convertirse en un Devilman por su amigo Asuka Ryo. Juntos deben luchar contra los demonios que intentan eliminar a los humanos y así recuperar un mundo que una vez fue suyo.

La idea del párrafo de arriba es muy simple, tanto que parece hasta infantil, pero ese es su mayor acierto, ya que da pie a poder llevar la serie a cualquier parte con mucha mas facilidad y así los giros argumentales sean mucha mas inesperados y creíbles.

Pongamos algunos ejemplos. El primero que se me viene a la cabeza es la primera transformación de Akira. Cuando se transforma en Devilman me esperaba unas peleas no muy largas, las cosas como son, pero si algo que no fuera One Punch Man. Literalmente al segundo demonio que mata lo hace de un puñetazo, y no es que el resto durase mucho más. Las dos peleas más largas son la de Satan y la de Silene, y la de Silene dura más porque durante el principio de la serie quieren hacerte creer que ella será la Final Boss, pero al final solo es otro enemigo más que no puede con Akira.

Los giros argumentales no es lo único bueno que tiene dentro de la historia, personajes, mundo, subtramas. Una de las cosas que más me llegan a maravillar es esto último, Silene da pie a que nos cuestionemos si lo único que diferencia a un Devilman de un demonio es su corazón humano. Aunque esta no es la única. Miki nos dicen desde el principio que es una superestrella del atletismo, y solo se nos muestra de forma directa dos veces, una en el primer capítulo cuando la reconocen en el puente y la otra cuando se ve su blog. Y el resto de veces que te dicen, “¡Hey! ¡Mira! ¡Es famosa!”, son las veces que la reconocen por la calle y las sesiones de fotografía, y estas últimas dudo mucho que fueran porque la chica fuera famosa, recordemos a Mi-ko.

El maravilloso estilo de Yuasa

Antes os hablé de que Yuasa era un director curioso pero os expliqué el porqué. Cuando un director afronta una serie, la primera elección que debe de hacer antes de iniciar el proceso de producción es si quiere que la serie sea esteticista o kinésica. Por si no sabes qué es cada cosa te haré un breve resumen.

El esteticismo, dentro de la animación, es un término que se suele usar cuando un anime se ve bonito, con muchos detalles, pero poco fluido. Dentro del esteticismo puedes meter a la mayoría de animes actuales. La kinestésia, en cambio, aligera los detalles para poder meter más dibujos. A esto último es lo que se conoce como, animación fluida.

Usar este estilo es una de las cosas que hace a Masaaki Yuasa único dentro del medio, porque hay muchos directores que usan este estilo, pero ninguno de una manera tan sublime como lo hace Yuasa.

La banda sonora

 

La BSO se compone de casi cincuenta piezas, la mayoría de ellas de género electrónico, algo que me pilló por sorpresa. La mayoría de BSO se componen de orquestales u óperas, y era lo que yo me esperaba al ser una serie con un fuerte espíritu religioso.

La banda sonora no solo destaca por ser electrónica, incluso siendo algo inusual hay artistas muy reconocidos como Hiroyuki Sawano o Ken Arai, que han dado impresionantes temas como “Barricades” o “Call of silence” en Shingeki no Kyojin o “I am” y “Kill the puppets” en Kiseijuu: Sei no Kakuritsu. Lo que ha hecho que destaque es que cada uno de los personajes principales tenga su propio tema.

Que un personaje tengo su propio tema no es algo nuevo, pero lo que reluce es el hecho de que los temas revelan muchísimo de los personajes. No quiero entrar en detalles con la banda sonora porque la electrónica no es mi punto fuerte, pero en serio, pocas veces me he sentido que una banda sonora electrónica pegara tan bien con una escena.

Como último apunte la remasterización del tema “Devilman no Uta” ha sido una genialidad para mantener la existencia de la serie original dentro de Devilman Crybaby.

En resumen

Se que todo lo que he dicho son alabanzas hacia la serie, y se que no está exenta de fallos, puede que algunos planos de tetas sean innecesarios, puede que Koda sea una rata miserable, pero esas cosas no son capaces de eclipsar todo lo que hace grande a la serie.

Si os soy sincero, a no ser que te fijes muchísimo en algo en concreto dudo que puedas encontrarle algún fallo, y que queréis que os diga, esta historia forma parte de lo que más adelante inspiraría a Hideaki Anno para crear Evangelion.

Análisis - Devilman Crybaby

Estudio: Science SARU

Sinopsis: El protagonista Akira Fudo descubre gracias a su mejor amigo, Ryo Asuka, que una raza antigua de demonios ha vuelto para quitarle el mundo a los humanos. Ryo le dice a Akira que la única forma de derrotarlos es usar sus poderes sobrenaturales y sugiere que se una con un demonio. Akira tiene éxito en transformarse en Devilman, quien posee los poderes de un demonio pero el alma de un humano. La batalla de Devilman y Akira Fudo comienza.

Emisión: 2018-01-05

Director(es): Masaaki Yuasa

Género: Acción, Horror

  • 8.7/10
    Historia - 8.7/10
  • 8.9/10
    Final - 8.9/10
  • 9.3/10
    Animación - 9.3/10
  • 8.9/10
    BSO - 8.9/10
9.0/10

Adrian Lessname

Los cinco primeros días de la semana siempre son los peores. La gente piensa que ver un capítulo una segunda vez pero silenciado es algo raro, y que ver escenas frame a frame hace que no disfrute la serie, lo que yo digo es que si hago eso es porque estoy disfrutando la serie. No soy muy bueno con los juegos, pero me gustan.

Un comentario sobre “[Análisis] Devilman Crybaby

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X