[Análisis] Gakuen Babysitters

0 Flares 0 Flares ×

Antes de comenzar el análisis, aviso a todos aquellos que no hayan visto la serie y estén interesados en hacerlo, que contendrá spoilers. Si únicamente quieres saber si deberías (o no) ver la serie, te recomiendo ver mis primeras impresiones a cerca de ella, te las dejo aquí.

Y bien, si sigues leyendo es porque o bien has visto Gakuen Babysitters o bien simplemente quieres conocer mi opinión, así que recalcaré eso, todo lo que vais a leer aquí es única y exclusivamente mi opinión, puede coincidir o no con la vuestra, pero en ningún momento lo que yo diga será la verdad absoluta. Dicho esto, comencemos.

Historia

Kotaro y Ryuichi son dos niños huérfanos que perdieron a sus padres en un desafortunado accidente de avión. A su vez, una anciana llamada Yoko Morinomiya perdió en el mismo accidente a su hijo y su nuera. El día del homenaje a todos los fallecidos en el terrible suceso, la señora Morinomiya vio a Ryuichi llevando en brazos a Kotaro y llorando por la pérdida, por lo que decide acogerlos en su casa para así, en parte, rellenar algo del enorme hueco que la defunción su hijo y la esposa de este han dejado. La anciana decide ocuparse de todo lo referente a sus gastos y cuidados, pero a cambio Ryuichi deberá hacer una cosa… Formar parte del club de canguros ¡de la escuela dirigida por Yoko Morinomiya! En el club, que será casi el nuevo hogar de Ryuichi al tener que estar ahí siempre que no esté estudiando, se encargará de cuidar a los hijos de los profesores que imparten clase en el centro, además de a su hermano Kotaro, quien también estará ahí.

Gracias a esto, conocerán a los pequeños Taka, Kirin, Takuma, Kazuma y Midori, quienes pese a ser niños se convertirán en el pilar fundamental del funcionamiento del anime. El otro encargado de la guardería es Yoshito Usaida, un hombre vago, al que no le gusta trabajar más de lo necesario, pero que siente una gran devoción y amor por los niños. Pero no solo ellos, Ryuichi también hará otros amigos que serán importantes (unos más y otros menos) a lo largo de la trama, como son Hayato (el hermano mayor de Taka y quien más adelante se unirá al club), Inomata, Yagi, Nezu y Ushimaru. Y con esto y unos pañales… Veamos qué nos ha ofrecido.

Formato episódico

Gakuen Babysitters nos ha brindado doce episodios autoconclusivos, es decir, ha seguido un formato episódico, aunque algunos de ellos tienen relación entre sí. Según me ha dicho una amiga que sigue el manga, los capítulos que han escogido adaptar han sido de las mejores elecciones que podrían haber hecho, han sabido relacionarlos bien entre sí, y el orden tomado también es muy bueno. No voy a hablar de todos los episodios que hay, pero sí comentaré los que tres me parecen más importantes y más bonitos.

Comenzando, el segundo episodio me parece sublime, es donde vemos por primera vez a Maria Inomata, personaje con el cual me identifico mucho: es una chica que va a las clases avanzadas, que no tiene amigos y cree que lo único que se le da bien y debe hacer es estudiar, por lo que todo tipo de muestra de afecto resulta realmente vergonzosa para ella, por lo que Ryuichi, quien es muy amable siempre, hace que se sonroje una y otra vez, además del efecto que los cariñosos niños tienen en ella. En este mismo episodio, veremos una pelea entre los hermanos Taka y Hayato, por lo que al visitar el zoológico nos dejarán escenas preciosas, pero preciosas de tristes, esas que te enamoran partiéndote el alma.

 

El segundo que he seleccionado es el episodio cuatro, en el que Ryuichi enferma. No pasan demasiadas cosas en este episodio, por lo que no hay mucho que explicar, pero es demasiado significativo, ya que nos deja ver el enorme amor incondicional que Kotaro siente hacia su hermano Ryuichi. Veremos lo mal que se siente el pequeño al ver como su hermano está en cama sin poder moverse, cómo llora al separarse de él. Después de eso, la anciana le dirá a Kotaro que le ayude a crear una loción curadora para hacer que Ryuichi se mejore, y eso nos dejará mi escena favorita de todo el anime: el pequeñín exprimiendo un limón con una cara de concentración y haciendo fuerza a más no poder. Pero pobrecito, cuando se levanta emocionado y se le cae el vaso donde lo estaba dejando al darle una patada… Su cara era un poema, me dejaba muerto de amor, como siempre vaya, pero en ese episodio en exceso.

Y finalmente, mi tercer episodio favorito es el final. Creo que es el episodio idóneo para cerrar la primera temporada. Sí, digo primera temporada porque estoy seguro de que, aunque no lo hayan anunciado, habrá una segunda temporada. Este es el episodio de la fiesta de Navidad, donde Ryuichi quiere darle una sorpresa a Kotaro disfrazándose de Santa Claus y dándole sus regalos. Quizás no sea el mejor episodio, de hecho, no creo ni que sea de los cinco mejores, pero al ser el último, al ver cómo Gakuen Babysitters termina con todo el mundo yendo a casa de Ryuichi y Kotaro a celebrar la Navidad con ellos… Precioso, sin duda, de lo más bonito que he visto, un final increíble.

 

Audiovisual

Mi opinión respecto al apartado audiovisual no difiere respecto a las primeras impresiones en absoluto, por lo que os haré un resumen de ellas, si queréis verlo más ampliamente, es el apartado “¡Kawaii!”, y arriba está hecho link directo hacia ellas. En lo que a animación se refiere, los fondos son muy simples pero eso no importa, porque el diseño de los personajes y sus respectivas animaciones faciales son suficientes como para emocionar a cualquiera, sobretodo: las lágrimas, esas lágrimas que te llegarán tan dentro que no vas a poder evitar llorar tú con ellos. La banda sonora no es memorable, pero encaja muy bien en los momentos que tiene que hacerlo, además del opening, que me encanta como pocos lo han hecho.

¿Es el amor el ingrediente imprescindible para superarlo todo?

Solo hay una respuesta posible: sí. No importa qué tipo de amor sea: de tu pareja, de tus amigos, de tu familia… El amor es la clave para absolutamente todo, y aquí hemos podido ver como todo cambia en un momento simplemente con el cariño que te muestran tus seres queridos.

Sean cuales sean tus gustos a la hora de ver anime, Gakuen Babysitters es un anime que disfrutarás sin duda, con unos capítulos autoconclusivos preciosos que os harán emocionaros con todos ellos. Así que, si te preguntas si te lo recomiendo, sin duda, lo hago.

 

Análisis - Gakuen Babysitters
  • 6/10
    Historia - 6/10
  • 9.5/10
    Final - 9.5/10
  • 7/10
    Animación - 7/10
  • 6.5/10
    Banda Sonora - 6.5/10
7.3/10

Rave

Amante del manga, el anime y los videojuegos. Ni todas las segundas partes son malas, ni todo lo famoso es bueno. Especialista en dar oportunidades a todo, incluido aquello que nadie quiere ver o jugar. Que la nostalgia nos acompañe.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X