[Análisis] Get Even

0 Flares 0 Flares ×

Es difícil hablar de Get Even sin arruinarlo. Es fácilmente uno de los títulos más intrigantes y extraños que he tenido ocasión de jugar durante estos últimos días. Desarrollado por The Farm 51 y publicado por Bandai Namco, es un título indie, pero que claramente tiene la ambición de ser más. Por eso es tan chocante.

Get Even no es el mejor juego visualmente, y en vista de su atmósfera oscura y húmeda puede darnos la impresión de que se trata de otro juego de disparos más, pero he de decir que este no es el caso. Podríamos decir que dentro de este título encontramos varios subgéneros, como la parte shooter, la experiencia de sigilo o los rompecabezas que encontraremos durante nuestras andanzas, pero sin duda alguna el verdadero atractivo aquí reside en la historia, y cómo nada es lo que parece. Desde el momento en que entramos en los zapatos de Cole Black, nos quedaremos adivinando lo que encontraremos a la vuelta de la esquina, y esto es lo que hace de Get Even una experiencia tan convincente.

HISTORIA

Como ya hemos mencionado, jugaremos como Cole Black, un mercenario que se encuentra despertando en un asilo aparentemente abandonado con un caso desagradable de amnesia, y cuyos últimos recuerdos conocidos son el de intentar desarmar una bomba de una adolescente que es retenida como rehén. Después de vagar un poco, una misteriosa persona conocida sólo por el nombre de Red contacta con Cole en todo el asilo, tras haberle dejado un misterioso auricular conocido como el Pandora unido a su cabeza. Pandora realmente permite a Cole revisar recuerdos del pasado, algunos incluso ocultos, con ambas partes queriendo descubrir la verdad sobre lo que realmente llevó a la situación de rehenes de antes. Como es de esperar, entre los recuerdos perdidos, el engaño potencial, y el uso de la tecnología VR, todo lo que se encuentra será cuestionado, y más pronto que tarde empezarán a surgir complicaciones.

Entrar en más detalle en este apartado sería tremendamente injusto, ya que la única razón para jugar Get Even es disfrutar del paseo y ver cómo se desarrolla todo. En ese sentido, es un éxito maravilloso, yendo tan lejos como para juguetear con nosotros en relación a las opciones propias que esperaríamos en un juego. A diferencia del enfoque habitual de “elegir un camino”, incluso la decisión más pequeña puede tener impactos en nuestro propio juego.

JUGABILIDAD

Mientras que Get Even se convierte en un shooter en primera persona “desafiante al género”, la realidad es que “shooter” no es realmente el género más prominente en el juego… bueno, de todos modos no intencionalmente. Después de algunos tutoriales iniciales donde donde matamos a unos cuantos enemigos, justo cuando entramos en la primera memoria simulada, aparece un mensaje indicando que la forma en que manejamos los enemigos afecta la forma en que otros nos miran y que por tanto, nuestras acciones tienen consecuencias y sí, ha llegado el momento de tomar la decisión moral de turno. Así que si realmente queremos disparar a los enemigos sin pensar en nada más, obtendremos un billete de ida al final malo.

Dispondremos de rifles de asalto típicos y armas de mano, pero una cámara difícil de domar y unos controles torpes, harán de esta una experiencia muy áspera que, cuando se combina con una IA pobre, que hace que los tiroteos se sientan como si estuvieran en un estado inacabado. Además, cabe destacar que Get Even nos da un arma llamada CornerShot, mediante la cual podemos apuntar a través de una cámara conectada a la pistola, permitiéndonos así disparar alrededor de las esquinas sin que los enemigos tengan demasiadas opciones de vernos. Es una buena idea que se distingue de otros juegos del género, pero de nuevo, la ejecución del mecánica deja mucho que desear.

Aunque con todo lo dicho antes, hay diferentes caminos para llegar a los finales, y puede ser incorrecto denominar a alguno de ellos como “malo” o “bueno”. Igualmente, los desarrolladores parecen afirmar que no hay un final “bueno”, y esto un crédito a la calidad de la escritura del juego ya que sus finales no son blancos ni negros, y pueden ser vistos como buenos o malos de diversos puntos de vista, siendo abierto a la libre interpretación de cada uno, lo que resulta sin duda en algo muy apreciado a mi entender. Y de hecho, como sugiere esta declaración, la historia y la presentación de Get Even son claramente sus puntos más fuertes. A veces se ve un poco pesado en la imaginería cliché, especialmente en los segmentos más horrorosos del asilo (sillas de ruedas vacías, maniquíes, juguetes de monos con platillos, cánticos de locos y más), pero el juego logra usarlos de manera efectiva de diferentes maneras, aunque la narrativa de múltiples capas sobre cuestionar la realidad y deducir los hechos sigue siendo el mayor atractivo.

Pero volviendo a la jugabilidad por un momento, Get Even se siente más semejante a un juego de la aventura que a un shooter como tal, puesto que con nuestra labor es la de detectar las evidencias, escanear, y la unir todos los fragmentos para progresar y finalmente, aprender lo que realmente sucedió. Todo esto se hace gracias a la ayuda de una especie de teléfono móvil mágico, ya que tiene visión de calor, localiza elementos de interés, proyecta un luz ultravioleta, escanea ADN, y más. Pero tener que intercambiar entre las diversas funciones de este artilugio a fin de resolver rompecabezas y averiguar dónde ir a continuación, hace de estas un conjunto simple pero muy agradable de mecánicas que son divertidas para trabajar.

Somos animados activamente por Red a relajarnos y explorar para reunir todas las pruebas que podamos encontrar, ya sean documentos, fragmentos de memoria, grabaciones o más, todo lo cual ayuda a crear una historia fascinante de algo que que ha ido horriblemente mal… y que también hace de este un juego del que es increíblemente difícil hablar. Después de todo, es uno de esos casos en que las partes más interesantes de la historia conducirían a spoilers, especialmente a medida que avances aún más. Es una especie de juego donde una vez que tienes todo el alcance de las cosas, repentinamente comienzas a mirar hacia atrás, a todo lo que llevamos jugando, ponderando la significación potencial y el significado oculto de los momentos notables que podamos haber descubierto. En otras palabras, la narrativa de Get Even es de las que se quedan en la cabeza durante un buen rato.

GRÁFICOS Y SONIDO

Si alguna vez habéis jugado un juego de Silent Hill, probablemente os hagáis una idea del tratamiento visual que os vais a encontrar en el juego. Hace uso de una paleta de colores fríos y grises, bastante apagados, además hay una magnífica cantidad de detalles por todas partes por las que vamos mirando. The Farm51 pasó mucho tiempo en el diseño de audio con el fin de aumentar la experiencia thriller. Get Even intenta convertir tu experiencia de juego en algo más cinematográfico, y para ello hace uso de lo que la propia compañía define como “audio dimensional”, una gran parte de la banda sonora del juego gira en torno al sonido de un reloj de tic tac. Esto significa efectivamente, que a medida que el jugador se acerca a algo importante, el audio se construirá alrededor del sonido del reloj, aumentando la tensión. Por el contrario, a menudo se oye una canción melancólica al descubrir el contexto acerca de algunos de los personajes. En general, es seguro decir que la música está bien adaptada al juego, evocando las emociones adecuadas en los lugares correctos; Sin embargo, no es algo que se sentía particularmente conmovedor o único.

CONCLUSIÓN

Get Even puede ser un poco polarizado dependiendo de cómo quieras acercarte a las cosas en términos de jugabilidad y lo que esperas sacar de él, pero es aconsejable que lo veas durante todo el camino, ya que el resultado final es un juego muy satisfactorio, con una historia absorbente que ofrece en momentos espeluznantes, emocionales y de reflexión que le ayudan a destacar, especialmente con su presentación más sutil de la moralidad en los videojuegos. Es cierto que no es uno de los mejores juegos de acción del año, incluso cuando ofrece un momento tenso, pero su caza agradable de los hechos y la verdad final lo destaca como un gran juego de aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This