[Análisis] League of Evil

0 Flares 0 Flares ×

Tras su paso por dispositivos móviles, PC, y demás consolas, League of Evil llega ahora a Nintendo Switch llevando por bandera su acción frenética y su simple propuesta, cercana a la que juegos como Super Meat Boy ofrecen. Así pues, ¿se trata League of Evil de un buen port, o por el contrario es un juego que no merece la pena jugar? Veámoslo.

HISTORIA

Como viene siendo común en este tipo de juegos, la historia es muy simple y sencilla, y no afecta en nada a la hora de jugar el juego. Uno puede jugarlo sin centrarse en la historia y disfrutará de la misma manera que alguien que sí que se ha centrado en la historia. Sin embargo, se agradece la inclusión de esta, pues ofrece así un contexto para ponernos en la piel del protagonista y acabar con todos los científicos malvados.

El modo principal cuenta con cuatro campañas, contando cada una de estas con un mínimo de 50 niveles. Además de esto, existe un modo de creación de niveles, que, a pesar de resultar confuso en un principio, al final resulta un buen modo que le da puntos extra al juego.

JUGABILIDAD

La jugabilidad de este juego es simple a más no poder, y realmente esto no es algo malo. Tenemos la palanca izquierda para mover al personaje, con el botón B saltamos y con el botón Y golpeamos. No tiene más dificultad, y considero que es un esquema de control ideal para este juego. No necesitas más dificultad en el control, ya que esta reside en manejar a la perfección estos controles y usarlos en el momento preciso.

A pesar de esto, hay un fallo que he encontrado a lo largo de varios niveles, y que era un error recurrente de los juegos de plataformas de la década de los 90, es que se recurre mucho al ensayo y error. Más de una vez moriremos por cosas que no podíamos ver en pantalla, y resulta muy injusto en algunas ocasiones.

GRÁFICOS Y SONIDO

Estos son los apartados más flojos del juego. El estilo gráfico busca imitar a los plataformas de mediados de los 90, y no lo hace del todo mal. El problema es el numero limitado de diseños con los que cuenta el juego. Hay muy poca variedad de enemigos, escenarios y objetos, y hace que pueda volverse aburrido jugar por un rato largo.

La música cuenta con el mismo problema. Es repetitiva y poco memorable, a pesar de que no son malas composiciones, pero empaña el resultado final del juego.

CONCLUSIÓN

League of Evil es un juego sencillo. No busca revolucionar la industria de los juegos indies, y tampoco es un juego que levante mucho “hype”. Sin embargo, quien lo juegue se encontrará con un juego divertido y muy desafiante, que, a pesar de sus defectos, seguirá llamándonos a echar una partida rápida, o a mostrarle a nuestros amigos los niveles que hayamos creado con el editor de niveles.

Tiene defectos y errores bastante visibles, que hacen que la calidad del producto final sea inferior y que además denotan cierta falta de interés en esos apartados. Aun así, quitando estos errores, el resultado sigue siendo entretenido y correcto. Por último, decir que serán los amantes de juegos como Meat Boy los que más disfrutarán más de este título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X