[Análisis] Legrand Legacy

0 Flares 0 Flares ×

Tras poner en marcha un crowdfunding para financiar la creación del juego, SEMISOFT junto a Mayflower Entertainment [KR] y a Another Indie, nos trae la joya que hará que todo aquel que colaboró se alegre de haberlo hecho, y que los que no lo hicimos, nos arrepintamos de no haber podido formar parte de esto desde el principio. Tras convertirse en el “Juego más prometedor del año”, os presento, Legrand Legacy.

Historia

Iniciamos el juego con una cinemática donde se nos muestra a nuestro protagonista bastante asustado y confuso, y es empujado a la arena de un coliseo y obligado a batirse en duelo con el campeón, el cual nos es presentado cortando la cabeza de un luchador y bañándose en la sangre que esta desprende, al ver a nuestro héroe, lanza la cabeza contra el suelo y la pisa, aplastándola sin miramiento alguno.

Tras esta espectacular cinemática, dará inicio el tutorial de batalla. En este veremos cómo Legrand Legacy es un JRPG puro a la hora de tener combates, siendo estos realizados por turnos y con una dinámica interesante donde la potencia de nuestros ataques dependerá de nuestra perspicacia visual y su traducción en velocidad de reacción, ya que habrá una aguja que dará una única vuelta en un círculo que tendrá marcada la zona de daño y daño crítico, sé rápido y preciso, porque tienes una única oportunidad. De la misma manera pasará con la consistencia de nuestra defensa, ya que se basará en el mismo hecho. Esto significa que nuestras victorias no dependerán únicamente de tener la mejor o la peor arma y depender del azar a la hora de golpear, sino que el daño que cause nuestro ataque o del cual nos proteja nuestro escudo dependerá también de nuestra habilidad, lo que me parece bastante destacable.

Una vez hayamos terminado esta batalla, independientemente del resultado, veremos una cinemática en la que nuestro protagonista de repente recibe una clase de poder que ilumina sus ojos rojos y le permite acabar con el campeón de un solo golpe con su espada, pero no lo mata. Tras estos sucesos, el jefe del coliseo pretende acabar con su vida por hacerle perder una cantidad incontable de dinero al derrotar al campeón y aún más al no acabar con su vida, siendo esto una deshonra para él, pero un extraño anciano que se comunica hablando dentro de las mentes de las personas, decide comprarlo para que actúe como su guardaespaldas, cosa que sorprende al héroe, ya que no se considera nada fuerte, a lo que el anciano le responde que no solo busca a alguien poderoso, sino también que sea poseedor de un gran y puro corazón.

Ahora, como propiedad del viejo misterioso, deberemos escoltarle a través del desierto Sahar, donde nos esperarán grandes e impactantes aventuras y compañeros, que nos acompañarán en nuestra travesía donde deberemos evitar el fin del universo tal y como lo conocemos.

Jugabilidad

Por lo que a batallas respecta, es un juego bastante fluido, proporcionándonos un mayor goce de nuestra experiencia en pantalla. No solo encontraremos combates por turnos, sino que de vez en cuando también habrá QuickTime Events intercalados que harán la batalla más real, interesante y, por suerte o desgracia, más favorable hacia uno de los dos bandos.

En cuanto a la aventura en sí misma, echaremos en falta algo de velocidad a la hora de movernos por el mapa, ya que los movimientos son algo torpes y lentos, pero esto se compensa con el arte que se nos ofrece, del cual hablaremos en el siguiente apartado. Además, también destaca el hecho de los interesantes y poderosos NPC con los que podemos encontrarnos y la (aunque no demasiada) exploración que llevaremos a cabo en el mapa.

En general, es un juego con una buena jugabilidad y que me recuerda cuanto menos a Final Fantasy, una de mis sagas de videojuegos favoritas, y creo que está al nivel tanto en historia como en todo de grandes referentes como podrían ser Final Fantasy VII o Final Fantasy IX.

Apartado audiovisual

Si este juego sobre el papel ya es sin duda muy bueno, más aún sobre pantalla cuando podemos disfrutar del trabajazo respecto al arte tanto gráfico como auditivo. Comenzando por el primero, Legrand Legacy nos ofrece unos espectaculares y muy trabajados escenarios 2D con unos colores, tonos y efectos muy acertados que nos ambienta en la época en la que se lleva a cabo el juego; mientras que la acción en sí se desarrolla en 3D haciendo un contraste increíble que le da al juego ese toque, como ya he dicho antes, de Final Fantasy, que hará sin duda disfrutar no solo de la historia del juego sino de cómo lo vemos. Además, el juego se nos hará mucho más ameno y agradable visualmente dadas sus cinemáticas, con un dibujo detallado y que transmite sensaciones de movimiento y acción que no podrían llegarnos con los simples comandos de batalla o de juego.

En cuanto a sonido, opino lo mismo, ya que tenemos una banda sonora muy buena y que encaja a la perfección con la escena que está transcurriendo en nuestras pantallas, haciendo estas que lleguemos a emocionarnos o estar en una increíble tensión causa del misterio. Además, los distintos efectos que podremos escuchar son idóneos, especialmente para un juego RPG de estas características.

Conclusión

Legrand Legacy es un indie camuflado, ya que tiene un nivel digno de grandes compañías, siendo un RPG que estoy seguro de que tendrá una gran repercusión. A todo fan de los juegos de rol por turnos, y a los que no, sin duda os invito a probar Legrand Legacy, donde disfrutaréis de una increíble historia combinada con una buena jugabilidad y un increíble apartado audiovisual. Está disponible ya en PC y próximamente en PS4, Xbox One y Nintendo Switch.

 

 

Análisis - Legrand Legacy

Distribuidora: Another Indie

Sinopsis: En la tierra devastada por la guerra de Legrand, un esclavo llamado Finn se levantará desde raíces humildes hasta posiblemente convertirse en un salvador. Después de que Finn exhibe poderes más allá de su control en la arena de gladiadores, un anciano compra su libertad. Juntos viajan para salvar a la hija del hombre, lo que los lleva a una profecía y una búsqueda mayor: salvar a Legrand de la segunda venida de un conflicto que casi destruyó el mundo en tiempos pasados. A pesar de la oscuridad que se avecina, Legrand es un reino próspero representado en un estilo de arte que equilibra delicadamente las pinturas al este y al oeste. Mientras Finn explora el hermoso mundo de Legrand, aprenderá las historias de sus aliados, descubrirá misiones secundarias, irá de pesca y participará en competiciones de esgrima además de intensas batallas de hack and slash. Explotar las debilidades de los enemigos y desatar ataques poderosos es clave para la victoria. Crea armas y desbloquea nuevas habilidades mágicas a medida que los enemigos se vuelven más fieros. Cuando las apuestas estén en su punto más alto, ve al campo de batalla con un ejército y conquista a los enemigos en la guerra táctica. Al reclutar ciudadanos de Legrand para unirse a su equipo, Finn puede mejorar su sede, el Castillo de Dumville. A medida que su equipo se expande, Finn obtiene los servicios de herreros, tenderos y otros que lo ayudan en su viaje. ¿Pueden Finn y sus compañeros reunir la fuerza que necesitarán antes de que el mundo llegue a su inminente perdición?

  • 8.25/10
    Historia - 8.25/10
  • 7.75/10
    Jugabilidad - 7.75/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 9/10
    Sonido - 9/10
8.3/10

Rave

Amante del manga, el anime y los videojuegos. Ni todas las segundas partes son malas, ni todo lo famoso es bueno. Especialista en dar oportunidades a todo, incluido aquello que nadie quiere ver o jugar. Que la nostalgia nos acompañe.

0 comentarios sobre “[Análisis] Legrand Legacy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X