[Análisis] Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna

0 Flares 0 Flares ×

Permitidme ponerme nostálgico y recordar cuando, en Pokémon Rojo, empecé mi aventura en pueblo Paleta con mi Charmander. Ese pequeño pokémon de tipo fuego con una cola en llamas, me ha acompañado en todos y cada uno de mis juegos de la saga. En mis inicios, este pequeño fue subiendo de nivel y evolucionando, y convertido en Charizard, ha sido el protagonista de todos mis Halls de la Fama en la liga Pokémon, fue mi fiel acompañante y mi baza de la victoria en combates legendarios contra Rojo en el Monte Plateado, contra Lance en la segunda vez que completé la liga, y en todos las capturas de legendarios. A día de hoy, mi Charizard sigue a mi lado, y ha sido el mejor amigo que he podido tener en esta aventura por Alola, gracias a que Game Freak nos ha traído Pokémon Ultrasol y Ultraluna, la versión ultra de Pokémon Sol y Luna.

¡Alola!

Alola, amigos, en este nuevo videojuego de la séptima generación nos embarcaremos en una veraniega aventura por la región de Alola, que está compuesta por cuatro islas de lo más variadas entre sí.

Empezaremos en nuestro casita recién mudados desde Kanto, con nuestra y su Meowth (sí, obviamente, en su forma original y no su forma Alola). Nuestro personaje, como ya pudimos disfrutar en entregas anteriores, ya no solo es personalizable en cuanto a sexo, sino que además, podremos seleccionar entre cuatro tonos de piel diferentes. Tendremos un look completamente veraniego, con un gorro de pescar, un pantalón parecido a un bañador y una camiseta de tirantes.

Como en la anterior entrega, podremos elegir nuestro Pokémon inicial entre el búho Rowlet, la foca Popplio y el gato Litten, sin embargo, la manera en la que se nos presentan, será diferente. No será este el único caso, ya que, si pensabas encontrar un juego idéntico al anterior, te equivocas, Pokémon Ultrasol y Ultraluna nos traen infinidad de cambios que nos sorprenderán, desde pequeñas variaciones en el transcurso de la historia, a giros en la personalidad de algún que otro personaje. A medida que vayamos avanzando en la historia, también encontraremos una gran cantidad de secretos, muchos de ellos probablemente no los lleguemos a descubrir, y otros están dedicados a los grandes fans de Pokémon.

Pero no solo encontraremos novedades, también hay cosas iguales (y que se agradece su presencia), como bien son la Festi Plaza, una zona accesible a través de la conexión inalámbrica o el Battle Royale, ese gran evento donde podíamos mantener combates a cuatro bandas. Además, seguirán estando los cuatro Tapu y con ellos nuestro deseo de capturarlos.

Nuestro cometido principal será convertirnos en campeones de la Liga Pokémon de Alola. Para ello, deberemos adentrarnos en el recorrido insular, empezando por la isla de Melemele, y pasando por Akala, Ula Ula e Isla Poni. En cada una de las islas nos deberemos enfrentar a lo que es conocido como capitán, cada uno nos presentará una prueba, todas son completamente diferentes entre sí, desde perseguir peces hasta memorizar bailes. Sin duda, pruebas idóneas a un juego y una región tan pintorescos. Una vez que las hayamos completados, nos batiremos en combate con el pokémon dominante de cada zona que, si no jugasteis a su antecesor, es un pokémon más grande de lo normal (por no decir enorme), que estará envuelto por un halo de luz que comportará un aumento de una de sus características. Antes de que lo preguntéis, no, no se puede capturar, pero hay una manera de conseguirlos… ¡Que descubriremos más adelante! Tras ganar estos combates, conseguiremos cristales Z, al igual que en el juego anterior, y esta vez tendremos muchos más y más variados.

Novedades destacables

Para no dejaros con la intriga, comenzaremos explicando cómo conseguir los pokémon dominantes: durante el recorrido insular, iremos encontrando algunas pequeñas pegatinas doradas y relucientes, estas son llamadas Dominsignias y son colocadas en distintos puntos de la isla por los capitanes correspondientes, el hecho de que las vayas encontrando significa que estás haciendo un buen avance en tu aventura. Pero, ¿de qué sirve ir recogiendo las Dominsignias? Pues bien, tras derrotar al primer pokémon dominante, nos encontraremos con Gabriel Oak, y no, no es la forma Alola del profesor Oak de la región de Kanto, sino su primo, quien nos ofrecerá un intercambio: algunos pokémon dominantes a cambio de un número determinado de las pegatinas doradas.

También podremos contar con una nueva montura que ha causado grandes sensaciones: Mantine, quien nos permitirá hacer surf sobre él y olvidarnos de usar el yate para ir de isla a isla, ya que podremos usarlo, haciendo esto más entretenido y más cercano al mundo Pokémon nuestro trayecto. A lo largo del viaje entre isla e isla, mientras usamos nuestra nueva montura para surfear, podremos realizar acrobacias, para ello primero deberemos coger velocidad para enfrentar las olas, subiendo y bajando de ellas, una vez tengamos la velocidad suficiente, nos dirigimos a la cresta, donde saltaremos hacia arriba y podremos sentirnos como un pokémon más de agua. A medida que consigamos puntuaciones altas en las diferentes zonas, iremos desbloqueando nuevas acrobacias a hacer.

No solo eso, sino que además han añadido la Agencia de Combate. Esto es, nada más y nada menos, que un guiño al Frente de Batalla del que pudimos disfrutar en ediciones anteriores. En esta agencia podremos tomar prestados tres pokémon para combatir. Al ganar recibiremos puntos que nos permitirán hacernos con objetos raros y, si ganamos suficientes combates, nos podremos coronar como el mejor de los agentes. El abanico de pokémon que tengamos disponible aumentará cuantos más combates en línea o en comunicación local disputemos.

Además, como ya mencioné anteriormente, se han añadido nuevos movimientos Z, estos son:

  • Estruendo implacable: exclusivo de Kommo-o.
  • Somanta amistosa: exclusivo de Mimikyu.
  • Tempestad rocosa: exclusivo de Lycanroc.

No entraré en detalles dejando así que descubráis más de ellos vosotros mismos, además de haberme guardado alguno para desvelároslo más adelante.

Por último hay que destacar que se ha añadido una nueva forma para Lycanroc, la evolución de Rockruff, esta es la forma crepuscular que se conseguirá subiendo a nuestro pequeño pokémon a nivel 25 entre las 05:00 y las 05:59 en Pokémon Ultraluna y entre las 17:00 y las 17:59 en Pokémon Ultrasol.

Pokémon Legendarios y Ultraentes

Como nos tienen acostumbrados, cada versión del juego tendrá su propio elenco de pokémon legendarios. En el caso de Pokémon Ultrasol, nos encontraremos con la posibilidad de hacernos con: Solgaleo, Latios, Dialga, Raikou, Xerneas, Reshiram, Groudon, Heatran, Ho-oh y Tornadus. En cuanto a Pokémon Ultraluna, tendremos oportunidad de añadir a nuestras filas a: Lunala, Latias, Palkia, Entei, Yveltal, Zekrom, Kyogre, Regigigas, Lugia y Thundurus.

No obstante, también habrán pokémon legendarios comunes en ambos juegos, estos son: Uxie, Mesprit y Azelf; Regice, Registeel y Regirock; Cobalion, Virizion y Terrakion; Mewtwo; Moltres, Zapdos y Articuno; Zygarde y Cresselia.

Finalmente, encontraremos pokémon legendarios a los que solo podremos acceder contando con dos versiones del juego (o traspasando los pokémon necesarios de ediciones anteriores). Dichos pokémon son: Kyurem, para el que necesitaremos a Reshiram y Zekrom; Suicune, que requerirá que contemos con Raikou y Entei; Giratina, para quien tendremos que tener a Dialga y Palkia; Rayquaza, necesitando a Groudon y Kyogre y finalmente Landorus, para el que necesitaremos a Thundurus y Tornadus.

Como habréis visto, hay un gran número de pokémon legendarios disponibles, pero dejaré que descubráis por vosotros mismos cómo obtenerlos ya que es un suceso de la historia que se disfruta al verlo.

¡Ah! No todo son pokémon legendarios, también tendremos a los ultraentes. En esta entrega, se ha añadido un único ultraente, Poipole, pero tiene una característica bastante peculiar… Es el único ultraente capaz de evolucionar, convirtiéndose en un aún más poderoso Naganadel al enseñarle Pulso Dragón y subirlo de nivel.

También aquí tendremos exclusividad, encontrando a Buzzwole, Kartana y Blacephalon en Ultrasol y a Pheromosa, Celesteela y Stakataka en Ultraluna. Poipole aparecerá en ambos juegos, al igual que Nihilego, Xurkitree y Guzzlord.

Necrozma

El protagonista de esta nueva entrega es, sin duda alguna, Necrozma. Pokémon que ya conocimos en Pokémon Sol y Pokémon Luna y que no dejo indiferente a nadie, vuelve para dar el doble de guerra. Dejando de lado la historia que este arrastra, que da para mucho y es mejor disfrutar en primera persona, el motivo principal por el cual ha cogido tanta importancia es, nada más y nada menos, que su capacidad de absorber a Solgaleo y Lunala. Sí, ese bicho negro que parecía un Ultraente tiene la gran capacidad de absorber a los pokémon legendarios principales de cada versión, y no solo se queda ahí, sino que en el caso de tener equipado el Ultranecroztal Z en combate, este se convertirá en Ultra Necrozma.

En caso que absorba a Solgaleo, Necrozma adoptará la forma Melena Crepuscular, acogiendo los tipos y el movimiento característico de Solgaleo, y tendrá un movimiento Z propio: Embestida solar. Si absorbe a Lunala, tomará la forma Alas del Alba, con el mismo efecto pero con diferente movimiento Z propio: Deflagración lunar. Si nos encontramos con Ultra Necrozma, este será de tipo psíquico y dragón y tendrá otro movimiento Z distinto y característico: Fotodestrucción Apocalíptica.

Pikachu especiales

En este juego, podremos obtener tres Pikachu especiales. El primero y el más sencillo de conseguir, es el Pikachu de Ash de la última película estrenada en cines: Pokémon, ¡Te elijo a ti!, el cual recibiremos a través de un código QR para el que deberemos usar el lector. Este código será legible a partir de nuestra llegada a Akala, la segunda isla. Deberemos recogerlo en el valle de los Pikachu, donde nos será entregado por un repartidor. También podremos obtener un Ash-Pikastal Z al enseñarle un Pikachu con gorra al Pikachu que se encuentra más al noreste del valle. El Pikachu de Ash vendrá a nivel 21, con una Pluma Bella y con los movimientos: Rayo, Ataque rápido, Trueno y Cola férrea; como dato, os diré que no podréis evolucionar a este Pikachu, ya que, directamente, os saldrá que él y la piedra trueno no son compatibles. Aquí os dejo el código QR para que podáis obtenerlo.

Otro Pikachu será el Pikachu con Surf que ya pudimos ver y obtener en entregas anteriores, este se obtendrá superando las máximas puntuaciones en los clubes de surf de las diferentes islas. Una vez las hayas superado gracias a tu habilidad para usar la montura de Mantine, se te otorgará el Pikachu con Surf. Una vez hayamos conseguido a este pokémon especial, podremos conseguir a otro Pikachu que anteriormente solo había sido posible obtener mediante eventos o con el Pokéwalker en el Bosque Amarillo, el Pikachu con Vuelo. Para obtenerlo, deberemos contar con el anterior y superar las máximas puntuaciones del gerente de los minijuegos.

Tras pasarnos el juego

Una vez completemos el juego, podremos dedicarnos a la crianza para tener un equipo competitivo, a volver a recorrer la región de Alola, a surfear día sí, día también, a completar la Pokédex y capturarlos a todos… O podemos dirigirnos al Árbol de Combate, donde realizaremos combates de lo más complicados y contra rivales de lo más inesperados, o no. Un modo de juego que no dejará insatisfecho a nadie, ofreciendo este la posibilidad de ejecutar combates individuales, dobles o múltiples.

Además de eso, vista la afinidad de este juego a recuperar cosas de entregas pasadas, nos encontraremos con el Team Rainbow Rocket, compuesto por… ¡Los antiguos jefes de las asociaciones malvadas! El Team RR estará liderado por Giovanni (Team Rocket), y formado por Magno (Team Magma), Aquiles (Team Aqua), Helio (Team Galaxia), Ghechis (Team Plasma), Lysson (Team Flare) y Fabio (Fundación Aether). El objetivo principal de este grupo de villanos es dominar el mundo y hacerse con el control de todos los Ultraentes, y nosotros seremos los encargados de impedírselo.

Jugabilidad

Desde que Pokémon se aventuró en los juegos 3D, hecho que considero de lo más acertado, la jugabilidad ha ido in crescendo, controles de lo más sencillos, una fluidez increíble, realmente, se les debe aplaudir por esto. Los fans cada vez esperamos un juego mejor, que nos adentré incluso más en la historia y sea capaz de hacernos disfrutar como si fuese nuestra propia aventura, emocionándonos con cada victoria, enrabiándonos al perder, o ponernos nerviosos en cada batalla ajustada, incluso el hecho de no dejar de presionar botones para que la Poké Ball asegure la captura. Sin duda alguna, están cumpliendo con creces nuestras expectativas, por lo que debemos agradecerles.

Gráficos y sonido

Como podréis imaginar, los gráficos del juego son espectaculares. Tenemos la suerte de disfrutar cada vez más de Pokémon, y ver cómo las aventuras que imaginamos en el pasado, toman forma el día de hoy, aunque sea a través de una pantalla. Pokémon Ultrasol y Ultraluna te permite disfrutar de la historia incluso más que en las ya magníficas recientes entregas gracias a unas imágenes, diseños y gráficos que te sumergen en la pantalla y te invitan a no separar la vista de ahí, añadiendo a esto la expresividad que van ganando los personajes a lo largo de la historia, haciéndonos reír o emocionarnos a la vez que ellos. Por otra parte, las animaciones de combate son cada vez más realísticas, viendo cómo nuestros Pokémon interactúan cada vez más con escenarios y rivales o incluso con nosotros mismos.

Respecto a sonido, lo primero es destacar una banda sonora envolvente, que junto a lo ya comentado del apartado gráfico, hace que te sumerjas en tu versión del juego y el transcurso del tiempo no signifique nada para ti. En cuanto a los efectos de sonido, que es lo que considero más emblemático, han vuelto a no decepcionar, reutilizando los sonidos clásicos de la saga y, en algunos casos, trastocándolos un poco para darle un toque distinto al resto pero sin perder su esencia.

Conclusión

Pokémon Ultrasol y Ultraluna es un juego completo, que se adapta a la perfección con la evolución que Pokémon requiere y con el rumbo que está tomando. Pese a ser un juego similar a su predecesor, no está calcado y nos ofrece detalles de lo más variados que nos permitirán disfrutar de esta aventura sin pensar en Pokémon Sol y Luna más que cuando se le hagan referencias dentro de nuestro juego o nos encontremos con lugares o momentos que realmente nos traigan esa nostalgia que se disfruta cual niño pequeño. Realmente, es un juego disfrutable al máximo, que está a la altura de las demandas de los fans y de aquellos que no lo son. Es bueno en todo apartado que te pares a mirar, por lo que es recomendable para cualquier persona, además de no ser necesario haber jugado ningún otro Pokémon para disfrutar de este.

Rave

Amante del manga, el anime y los videojuegos.
Ni todas las segundas partes son malas, ni todo lo famoso es bueno. Especialista en dar oportunidades a todo, incluido aquello que nadie quiere ver o jugar.
Que la nostalgia nos acompañen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X