[Análisis] Railway Empire

0 Flares 0 Flares ×

Sean bienvenidos, estimados pasajeros, a un juego que, dentro de su género, ha quedado a la sombra de otros con mayor nombre pero que pondrá la máquina a todo vapor con tal que su éxito vaya sobre ruedas. Gaming Minds Studios nos ofrece, junto a Kalypso Media, un juego de simulación ferroviaria y estrategia, que hará que más de uno quiera subir al tren en sus primeros viajes. Espero que disfruten de su trayecto en Railway Empire.

Primeros “pasos”

Siempre es complicado comenzar y no siempre sale bien, pero no os preocupéis, porque a medida que cojamos rodaje iremos mejorando, y es que al iniciar la campaña se nos ofrece un tutorial un tanto confuso, ya que hay algunos puntos (por ejemplo, cuando debemos crear una línea paralela para posibilitar el paso de más trenes sin colisionar) en los que las explicaciones son insuficientes o inexactas lo que puede haceros pensar que el juego no esté tan bien como apuntaba, pero calma, con paciencia conseguiréis superarlo y terminar comprendiéndolo todo, ya que pese a que pueda causar confusión, es realmente completo y nos permitirá tocar todos los aspectos del juego antes de adentrarnos en profundidad en él.

Una vez hemos finalizado nuestro primer trayecto, se nos requerirá para comunicar el resto de la población, donde un amplio mapa marcará una distancia abismal entre localidades que reduce exageradamente el tránsito entre ellas. Para ello deberemos encargarnos de todo lo que una vía ferroviaria conlleva junto a una muy completa y clara interfaz que nos facilitará el trabajo y ayudará a economizar del tiempo.

I like trains

En primer lugar, deberemos construir estaciones en aquellos puntos por los que deba pasar nuestra máquina, pero ojo, no sirve poner cualquier estación, encontramos diversos tipos y cada una encajará de mejor o peor manera según donde la pongamos, por ejemplo: para poder comunicar una granja deberemos usar una estación que permita con mayor facilidad la introducción de materiales en el tren, pero para los viajes de personas entre pueblos, las estaciones construidas tendrán que ser amplias para que quepan más pasajeros en el andén y fácilmente accesibles.

Como es obvio, ya podemos poner ochenta estaciones que si no hay vías el tren no va a rodar, por tanto, procedemos a construirle el camino. A la hora de construir los raíles, deberemos tener en cuenta cuál es el recorrido más corto pero también deberemos ser rápidos a la hora de decidirlo, ya que el ritmo del juego es bastante elevado (excepto en el modo libre, donde gozaremos de total libertad) y todo segundo es necesario emplearlo con la máxima efectividad posible. Este es sin duda uno de los puntos más fuertes del juego, ya que una vez lo dominas, te es sencillo y entretenido ajustar las vías punto a punto, además de la posibilidad de dejarla preparada y terminarla más adelante.

Respecto a nuestro tren en sí, Railway Empire nos ofrece una gran variedad y manga ancha a la hora de personalizarlo, tanto en el aspecto estético pudiendo modificar nuestra locomotora, los vagones… Como en el apartado más técnico, donde seremos nosotros quienes decidamos el motor de cada uno de nuestros ferrocarriles y tener en cuenta qué tipo de tren estamos construyendo para hacerlo ideal a nuestros componentes.

Y si pensabas que todo sería trenes y estaciones… ¡Te equivocas! Tendremos que encargarnos también de todo aquello para lo que se requieran nuestras máquinas, entre otras cosas las oficinas de correos, fábricas y empresas, etcétera. Y claro está, también deberemos controlar nosotros el comercio, no solo transportarlo, por lo que no, no es un juego de construir trenes y caminos, va mucho más allá ofreciéndonos un complejo juego de estrategia y simulación.

Pero ojo, contaremos con un capital inicial que si no somos cuidadosos con todo aquello que construyamos puede ser despilfarrado enseguida. Tu habilidad a la hora de gestionar el dinero marcará la diferencia entre tener que jugar con trenes de juguete o montar tu propio imperio con trenes reales.

¡Todos al tren!

Una de las partes que más podemos disfrutar del juego es, sin duda alguna, la opción de experimentar nuestra propia obra: podremos montar en la locomotora del ferrocarril y disfrutar de los trayectos en primera persona con unos gráficos increíbles sumados a su buena música de fondo que harán de lo que normalmente es un tedioso viaje en tren, una gran y hermosa experiencia digna de ser recordada.

Apartado audiovisual

Respecto a los gráficos, tienen su punto destacado y el que le quita algo de mérito, ya que está muy detallado y las vistas que he comentado en el apartado anterior son realmente asombrosas, pero lo bien que vemos todo pierde un poco al ver que los fondos en general son menos trabajados, pero bueno, el arte no deja de serlo por tener una pequeña mancha.

En cuanto al apartado sonoro, cabe destacar el gran trabajo ejecutado con el doblaje, siendo este realmente bueno pero que se basa en una traducción no tan acertada. También se nos ofrece una banda sonora muy buena y relajante que hará que disfrutemos más nuestra experiencia de juego.

Conclusión

Sin duda, el juego ideal para dejar a un lado las vías que todos tenemos en el cajón de los juguetes antiguos y dar el salto a un juego mucho más complejo pero con la misma idea principal: disfrutar de la creación de trenes y vías, comunicando ciudades y comercios. Si eres fanático de los juegos de estrategia y simulación y buscas una experiencia de juego disfrutable y que te proponga retos para los que necesites ser rápido de mente y calculador, Railway Empire es tu juego.

 

Railway Empire - Análisis

Distribuidora: Kalypso Media

Sinopsis: Estados Unidos, 1830: el "Nuevo Mundo" está en su apogeo. La industria florece y comienza la carrera para establecer el imperio ferroviario más predominante y poderoso de toda Norteamérica. ¡Es el momento de ser más listo que tus rivales y superarlos mientras llevas tu empresa al siglo XX! En Railway Empire crearás una compleja y extensa red de ferrocarril, comprarás más de 40 trenes diferentes, modelados con extraordinario detalle, y adquirirás o construirás estaciones de ferrocarril, edificios de mantenimiento, fábricas y atracciones turísticas para mantener tu red de transporte por delante de la competencia. Si quieres que el servicio de trenes sea eficaz, también deberás contratar y supervisar a trabajadores, así como desarrollar más de 300 tecnologías, como mejorar los mecanismos o los propios trenes, crear infraestructuras o servicios avanzados en el lugar de trabajo, etc., todo ello mientras progresas a través de cinco eras de innovaciones tecnológicas. No obstante, no te bastará con construir e investigar para llegar a lo más alto: la competencia nunca duerme, y para que tu negocio vaya por buen camino, tendrás que sobrevivir a tres magnates rivales. Puede que, para triunfar, debas recurrir cada vez más a tácticas poco ortodoxas, como atacar y sabotear a tus enemigos mediante asaltos y espionaje industrial.

  • 6/10
    Historia - 6/10
  • 8.5/10
    Jugabilidad - 8.5/10
  • 8.5/10
    Gráficos - 8.5/10
  • 7/10
    Sonido - 7/10
7.5/10

Rave

Amante del manga, el anime y los videojuegos. Ni todas las segundas partes son malas, ni todo lo famoso es bueno. Especialista en dar oportunidades a todo, incluido aquello que nadie quiere ver o jugar. Que la nostalgia nos acompañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X