[Análisis] Shiness: The Lightning Kingdom

0 Flares 0 Flares ×

Aunque todo el mundo ha estado esperando con paciencia a Yooka-Laylee, en realidad no es el único juego colorido de Kickstarter que llegaba a nuestras videoconsolas a lo largo del mes de abril, algo menos conocido es Shiness: The Lightning Kingdom. Se trata de un título RPG de acción, pero no es RPG de acción cualquiera, ya que es uno infundido con elementos de plataforma, montones de rompecabezas, así como un sistema de lucha de ritmo rápido, todo envuelto en un mundo preciosista y vibrante.

El juego se establece en Mahera, un reino donde muchas razas vivieron en armonía hasta que la energía espiritual del mundo, conocida como Shi, comenzó a disminuir. Esto llevó a la guerra, y, finalmente, el mundo entero, literalmente se separó. Grandes masas de tierra ahora flotan al lado del otro, cada una con sus propias civilizaciones encerradas dentro. Comenzaremos el juego jugando como Chado y Poky, dos jóvenes aventureros Wakis que aterrizan en una isla cercana después de tomar su barco casero en su viaje inaugural. Chado tiene un amigo único llamado Terra y nadie más parece ser capaz de verla o escucharla, pero ella es un espíritu elemental conocido como Shiness. Los tres iniciarán una aventura para tratar de encontrar la legendaria Tierra de la Vida. Como es habitual en este tipo de juego, durante nuestro camino nos toparemos con un montón de variados personajes que estarán encantados de unirse a nuestra causa, y que se verán envueltos en medio de un conflicto que implica a muchos reinos cercanos.

Es un mundo interesante y único lleno de los altos nobles Shelks, los alegres y vivarachos Waki, y también los seres humanos. Con un mundo tan diverso, es una lástima que sepamos tan poco sobre los diversos países y personajes que en estos habitan. Sabemos que es un poco cliché tener libros esparcidos a través de la Tierra con conocimiento detallado dentro, pero el juego realmente podría haberse beneficiado de algo como esto. Es difícil entender por qué ciertos reinos o razas no se llevan bien entre sí cuando se sabe muy poco sobre ellos; Esto haría que las interacciones fueran mucho más significativas si conociésemos un mayor nivel de detalle sobre el mundo.

Las imágenes son probablemente una de las primeras cosas en las que nos fijaremos en Shiness: The Lightning Kingdom. Hay un mundo emocionante esperando que lo exploremos, y podremos correr, saltar y divertirnos a través de él. El hermoso escenario y la música aventurera no estarían fuera de lugar de algo creado por Level-5. El juego también tiene algunas escenas de estilo de comic realmente impresionantes, la única queja es que a veces se mueven tan rápido que no tienes tiempo para apreciarlas completamente. Los modelos de personajes son ligeramente menos impresionantes, y aunque no puede haber duda de que nuestro grupo es una interesante mezcla estética de personajes, hay poca o ninguna animación facial. Con el fin de disfrazar esto, se ha recurrido a poner un mayor esfuerzo en el lenguaje corporal de los personajes.

No pasará mucho tiempo de juego antes de que nos presenten el sistema de combate. Tan pronto como entremos en contacto con un enemigo, se erige una pared de luz a nuestro alrededor. El sistema de batalla es más parecido a un juego de lucha que a un RPG típico. Seremos capaces de dar patadas, puñetazos y utilizar combos, así como lanzar hechizos para vencer a nuestro oponente en la batalla. Aunque viajemos en grupo, todas las peleas tienen lugar uno contra uno. Esto no significa que nuestros aliados sean inútiles, sin embargo, dado que son capaces de lanzar hechizos útiles sobre nuestro personaje. También somos libres de cambiar nuestro luchador por uno de nuestros aliados como nos plazca; Ya que cada personaje tiene diferentes puntos fuertes, esto es algo que haremos con bastante frecuencia. Por supuesto, los enemigos también pueden cambiar de lugar entre sí y lanzar hechizos desde fuera de la arena.

El combate es muy rápido y, a veces, el juego no es muy indulgente; Aunque esos gráficos tan coloridos podrían hacer que esto parezca un juego de niños, os advertimos que a veces es realmente difícil. Sólo hay una dificultad disponible y no se puede superar el nivel de los enemigos, ya que estos dejarán de darnos experiencia una vez que estemos por encima de ellos. Esto significa que es muy importante dedicar tiempo a entender cómo realizar combos y aprender los tiempos apropiados para esquivar y desviar. Si no lo hacemos, entonces probablemente recibamos alguna que otra paliza que nos convenza de la importancia de este punto.

La cámara del juego también puede ser un obstáculo, puesto que hay un montón de veces en las que no seremos capaces de ver lo que estamos haciendo, ya que podría haber algunas hierbas altas por el camino que nos impidan ver con claridad, o la cámara podría quedarse atascada contra una roca. Para un juego en el que se necesita un control preciso de los tiempos, no poder ver en las mejores condiciones posibles no ayuda demasiado a la causa. Problemas de la cámara aparte, una vez que lleguéis a conocer el sistema, veréis que es divertido y variado; Estaréis constantemente cambiando de personaje y aprendiendo diferentes ataques y hechizos. Es un sistema difícil de aprender, especialmente si estáis acostumbrados a RPGs más relajados, pero se siente gratificante una vez que empiezas a dominarlo.

A veces, durante una pelea, se nos proporcionará un desafío: estos pueden variar desde la no utilización hechizos de curación o terminar dentro de un tiempo establecido. Si logramos terminar con éxito la lucha y el reto, entonces se nos recompensará con algo especial, ya sea nuevos objetos de mayor rareza, equipos o nuevos ataques para que nuestro grupo los aprenda. Es una característica agradable que ayuda a dotar de variedad los combates.

Sin embargo, el juego no es sólo luchar. Mahera está lleno de rompecabezas. En cada mazmorra que visitemos, habrá algún tipo de puzle que necesitaremos resolver. Cada uno de nuestros personajes tiene una habilidad diferente, como la telequinesis, la habilidad de convocar piedras pesadas o usar un látigo para interactuar con objetos inalcanzables. Resolver la mayoría de los rompecabezas no os llevará demasiado tiempo, pero es divertido para entender y jugar con todas las habilidades diferentes.

También hay un montón de sidequests en todo el mundo y muchas de ellas tendrán diferentes maneras de completarlas. Esto significa que depende de nosotros si deseamos liarnos a golpes para resolver los problemas o si preferimos resolverlos desde un enfoque más diplomático. Dependiendo de cómo completemos la búsqueda obtendremos diferentes recompensas, al igual que los NPCs reaccionarán ante nosotros dependiendo de que decisión tomamos. Aunque la mayoría de las veces estos no suelen ser impactos relevantes, es bueno tener pequeñas diferencias sutiles y referencias en el juego a una decisión tomada hace horas.

CONCLUSIÓN

Aunque no es perfecto, Shiness: The Lightning Kingdom es un trabajo bastante impresionante. Tiene un mundo hermoso e intrigante, así que es un poco una pena que no podamos aprender más de la historia detrás de él. Sin embargo, hay un sistema de batalla duro pero divertido y un montón de puzles para resolver. Si preferís un RPG más relajados y sereno, entonces puede que tengáis dificultades con éste, ya que el sistema de combate es bastante acelerado en comparación con lo que suele ser habitual en el género. Pero por mucho que disfrutamos de nuestro tiempo en Mahera, no es oro todo lo que reluce dado que cuenta con una pobre cámara de combate, y una unos cuantos bugs y glitches que aunque no empañan la experiencia de juego, están ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X