[Análisis] SonicBlast GS331 de AVerMedia

0 Flares 0 Flares ×

Aunque AVerMedia es una marca bien conocida sobre todo por sus capturadoras, con el paso del tiempo se ha ido expandiendo a otros productos enfocados al mundo del gaming como auriculares, o lo que nos compete en este caso, barras de sonido. Hoy os queremos hablar concretamente, de la barra de sonido SonicBlast GS331 de AVerMedia, de la cual os hablamos tiempo atrás cuando fue anunciada.

Especificaciones técnicas

  • Sistema: 2.0 Canales
  • Potencia de salida total: 40 W (THD = 10%)
  • Respuesta de frecuencia: 100-20,000 Hz
  • Relación de señal y ruido: ≧ 70 dB
  • Altavoces:
    • altavoz activo de 2 ” x 4
    • radiador pasivo de 116 x 50 mm x 2
  • Entradas:
    • Óptico x 1
    • AUX (L/R) x 1
    • Línea x 1
    • USB x 1
  • Salida USB: 5 V / 2.4 A
  • Conexiones inalámbricas:
    • Bluetooth 4.0: A2DP, AVRCP
    • 5.8 GHz (para subwoofer inalámbrico SonicBlast GS335 opcional)
  • Dimensiones (L x H x W): 620 x 70 x 65 mm
  • Peso: 1328 g
  • Adaptador de corriente: CA 100-240 V / 50-60 Hz, CC 18 V / 2 A

Requisitos del sistema

  • Computadoras, consolas de juegos, reproductores de música, dispositivos móviles u otros dispositivos con 3.5 mm, RCA o salida de audio óptica o dispositivos móviles con conexión Bluetooth.

Unboxing

El embalaje, es como puede verse en la imagen, bastante largo (lo normal teniendo una barra de sonido en su interior), aunque se agradece que tenga un asa de plástico en la parte superior para poder cogerlo con más facilidad. Los colores son los habituales en la marca: color negro que predomina con mayor fuerza, acompañado de partes rojas y blancas (para las partes escritas). Asimismo, lo primero que vemos en la parte central es una imagen con brillo de lo que nos espera en el interior de la caja, de lo que nos estará esperando en el interior. En uno de los laterales se disponen las especificaciones, requisitos del sistema y el contenido del paquete.

En la parte trasera, aparecen las características más destacables del producto hasta en 15 idiomas diferentes (siendo uno de ellos el castellano)

Una vez que procedemos a la apertura de la caja, en su interior tenemos lo siguiente:

  • SonicBlast GS331
  • Cable de audio RCA
  • Cable de audio de 3.5 mm
  • Cable de audio RCA a 3.5 mm
  • Control remoto
  • Adaptador de corriente
  • Guía rápida

Diseño

La SonicBlast GS331 es una barra de sonido bastante alargada (620 x 69.5 x 65 mm) fabricada en plástico totalmente negro, algo que personalmente me agrada, ya que me gustan los colores sobrios. Asimismo, es muy discreto, no hace grandes alardes en las formas y tiene unas líneas suaves, junto a una elección de color lejos de otros productos que buscan la mezcla de tonos para destacar a la vista (y que en muchas ocasiones termina siendo para mal)

En la esquina inferior izquierda está el logo de la marca en color plateado brillante, y por supuesto, en la parte final de ese mismo lateral y fabricado en un plástico diferente y más brillante que el que compone el armazón del apartado, hay localizados cuatro botones para controlar la barra.

En la parte baja hay dos patas con dos gomas cada una, para poder apoyarla sin ningún tipo de problema, ya que la mantiene totalmente fija. Para terminar de hablar de la parte más estética, comentar que en la zona trasera se encuentran ubicadas las diferentes conexiones de las que dispone en aparato. Por último, pero no por ello menos importante, sabed que pesa algo más de 1 kilo (1328 g para ser exactos).

Conexión

Conectar los cables necesarios para hacer funcionar la SonicBlast GS331, es extremadamente sencillo gracias a lo intuitivo que resulta todo el proceso. Como ya he comentado, todos los cables necesarios para disfrutar del producto vienen en la caja, y simplemente tenemos que conectarlos y empezar a disfrutar.

Las conexiones con las cuenta son variadas, y dispone de cuatro principales: line in o jack 3,5 mm, AUX RCA, óptica y USB.  Curiosamente, no dispone de HDMI, no es que vea la TV con demasiada frecuencia, pero si que suelo utilizar la PS4 para ver series y películas en Netflix, y en vez de enchufar la barra directamente a la TV, lo hacía a la salida de audio del DualShock 4 como si de unos auriculares se tratasen.

Asimismo, el GS331 dispone de tecnología Bluetooth 4.0, mediante la cual podremos reproducir y disfrutar música de forma inalámbrica, prescindiendo de conexiones, desde nuestros dispositivos móviles o mediante servicios como Spotify o Apple Music.

Os dejamos con una imagen sobre las diferentes conexiones del producto extraída de la web oficial, para que podáis haceros una idea de las posibilidades que ofrece.

Modos de Ecualización

Una de las cosas que más me han llamado la atención y que me ha sorprendido gratamente, es la posibilidad que ofrece la GS331 para cambiar entre diferentes modos de ecualización para aprovechar al máximo cada momento y cada uso que le demos, optimizando nuestra experiencia. Dispone de tres modos, a saber: juegos, película y música. No hay demasiado que comentar al respecto, puesto que por el nombre de los modos es bastante sencillo deducir su enfoque y lo que nos pueden proveer en cada situación, de todas formas, os dejamos una breve descripción a continuación.

Modo de Juegos

El modo de juego enfatiza sonidos como choques de arma y explosiones para un juego real.

Modo de Película

El modo película agrega realismo a los diálogos y bandas sonoras.

Modo de Música

El modo Música mejora los instrumentos y las voces, perfecto para la lista de reproducción de tu fiesta.

Experiencia

Aunque SonicBlast GS331 se defiende fantásticamente en todos los ámbitos, hay que recordar que se anuncia como un producto “Hecho para gamers”, y en base al tipo de temática que tratamos en la web, es la que más nos interesa y en la que se ha basado la mayor parte de mi experiencia, aunque por supuesto, también ha sido probada para escuchar música y ver series, tanto en televisión como en ordenador.

La barra de sonido de AVerMedia, ofrece un sonido nítido y limpio, con unos altos y bajos bastante interesantes, algo que viene genial para todo, pero más aún a la hora de jugar, ya que facilita el poder escuchar determinados detalles que de otra forma podrían perderse.

Dispone de un sistema de dos canales, por lo que no tiene un subwoofer. Si esto os supone un problema, os recomendamos echar un vistazo al modelo GS333 de la misma marca, que al ser 2.1., viene con subwoofer integrado, aunque es un poco más caro que esta versión. Otra opción sería la de hacerse con uno dedicado, por ejemplo, en la web mencionan el SonicBlast GS335, que podría emparejarse con la barra de sonido. Aprovecho para dejaros una imagen comparativa entre ambos modelos, por si queréis saber más sobre ambos.

La GS331 cuenta con una potencia de salida total de 40 W, en su mayoría enfocados al uso de los agudos (repartidos a 20 entre los dos), y en el caso del modelo superior, son 60 W (aunque solamente se disponen 24 a los agudos). Su potencia de respuesta es de entre los 35 y los 20.000 Hz, mientras que la ofrecida por GS333 es ligeramente mayor en cuanto al mínimo, llegando a 100. En cuanto a las conexiones, son las mismas en los dos casos, aunque el peso y las dimensiones son ligeramente mayores en el segundo (algo lógico teniendo subwoofer)

Como comenté, dentro de la caja hay un pequeño mando a distancia, que se convertirá rápidamente en nuestro mejor aliado para interactuar con la barra de sonido desde la comodidad de nuestro sofá. Entre las opciones que ofrece, se encuentran: encender y apagar la barra, cambiar la fuente (es decir, la entrada del audio), bajar y subir el volumen, pasar entre canciones adelantando o atrasando, silenciar el sonido, cambiar entre los tres modos de ecualización y subir y bajar la potencia de los bajos. Hay algunas opciones en el mando centradas en el uso de un subwoofer, por si en un futuro nos animamos a añadir uno que haga compañía a nuestra barra de sonido.

Conclusión

Tras muchas horas de uso en diferentes situaciones y conectada a diferentes aparatos, podemos afirmar que la Sonicblast GS331 se defiende fantásticamente a nivel general. Por supuesto, hay que tener siempre presente que el mejor uso que podemos darle, es el enfocado al plano gaming, usándola conectada a nuestro PC para echarnos una partiditas, o en nuestras videoconsolas para disfrutar al máximo a la hora de jugar con un sonido excelente. Otra de las cosas más interesantes que ofrece es la posibilidad de usarlo vía Bluetooth.

 

Si os interesa la barra GS331 de AVerMedia, no dudéis en echar un vistazo a la página del producto. Igualmente, en este enlace podéis visitar diversos sitios donde está a la venta, no obstante, os recomendamos mirar también la GS333 (os dejé una breve comparativa más arriba de las dos), puesto que ofrece subwoofer y su precio es muy similar al de la GS331, por lo que puede que os interese más. Finalmente y en base a todo lo expuesto en este texto, otorgamos a la Sonicblast GS331 nuestros tres galardones.

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X