[Retroanálisis] Star Wars: El Poder de la Fuerza II

0 Flares 0 Flares ×

Como ya es costumbre, nos encontramos analizando videojuegos de la saga más estelar de la historia. Todo esto, con motivo de la llegada de Battlefront II. En este caso, Star Wars: El Poder de la Fuerza II. Starkiller se embarca en su segunda aventura con la promesa de mejorar los aspectos que impidieron al original convertirse en el videojuego épico que aspiraba ser. ¿Lo habrá conseguido? Descúbrelo: que la fuerza te acompañe.

Star Wars: El Poder de la Fuerza II rompe la norma habitual de los videojuegos, donde las las secuelas mejoran aspectos negativos de los originales (como en el caso de Star Wars Battlefront II, de la old gen), y de hecho no logra ni alcanzar el nivel de su predecesor. Al contrario: empeora.

Cuando hablamos de empeoramiento, no hablamos del apartado gráfico. La superioridad en ese campo es evidente, sin embargo bajo este bellísimo envoltorio oculta un juego por demás vacío. Es divertido, pero logra ser demasiado repetitivo y corto como para no ofrecer multijugador.

Starkiller

En Star Wars: El Poder de la Fuerza II volvemos a encarnar a Starkiller, el protagonista de la primera entrega. En la primera parte había dos finales y en la secuela se opta por uno de ellos para seguir la historia, aunque no describiremos en qué consistía ninguno de los dos para evitar spoilers.

La narrativa del videojuego vuelve a estar apoyada por en cinemáticas, lo que vuelve a demostrar que es un videojuego basado en el argumento. La historia del juego ya era el principal punto fuerte de la primera aventura, y vuelve a gozar de enorme importancia en la secuela aunque no resulta tan bien lograda.

En esta segunda parte, vuelven a existir finales alternativos, y uno de ellos enlaza directamente con los sucesos de la siguiente película de la que este videojuego llena el vacío, y esto es un gran punto a favor. Sin embargo por lo demás se trata de una misión de rescate, y no acaba de ser suficiente para crear empatía con el protagonista o la misión embarcada. El guión cumple, pero no toma las bases de su predecesor, y no logra cerrar excelentemente el plato fuerte de la anterior edición.

La campaña individual, entonces, no es tan interesante como en el original, y eso es un problema ya que es la única oferta jugable del título. Las poco más de seis-siete horas en las que podremos superarla no son apasionantes, las impresiones de los primeros minutos son tremendamente poderosas, pero la experiencia repetitiva termina aburriendo.

Jugabilidad

El problema principal de la segunda parte deriva en que podemos superar la campaña únicamente apretando los botones sin particular interés en lo que estamos haciendo, estemos en la dificultad que estamos. La única diferencia entre ellos será cómo esquivar los movimientos de los oponentes, puesto que por lo que respecta a nuestras acciones ofensivas no tenemos que preocuparnos. Todo ello provoca una sensación de tedio, que va acrecentándose conforme avanzamos en la campaña.

La progresión del personaje vuelve a Star Wars: El Poder de la Fuerza II, con puntos de experiencia y desbloqueos. Sin embargo el descomunal poderío que acumula el protagonista desde el comienzo hace que pierda sentido. Sin embargo, es entendible la decisión debido a que es una segunda entrega, y no podría haber perdido su fuerza sin más.

La pobre IA del oponente junto a sus escasas habilidades acaban convirtiendo los combates más en una obligación, que en un reto. A final de cuentas lo más entretenido viene a ser arrasar a los soldados imperiales con los poderes de la fuerza, ya sea haciéndoles volar en dirección contraria o dirigiendo su trayectoria. Es divertido, pero no plantea reto alguno.

La campaña y sus combates acaban quedando reducidos a machacar a decenas de tropas imperiales usando nuestra imaginación, o a plantar cara a enemigos algo más poderosos sólo con nuestro sable o sólo con nuestros poderes de la fuerza. Todo ello termina generando una sensación de aburrimiento que, o nos obstina a seguir únicamente para saber cómo termina la historia, o nos hace sacar el juego.

Gráfica y audio

Para no ser tan malos, y darle un ímpetu de positivismo, podemos decir que Star Wars: El Poder de la Fuerza II cuenta con valores de producción impresionantes, que lamentablemente no se trasladan a la jugabilidad que esperábamos a la campaña individual.

A nivel gráfico y tecnológico el título vuelve a dar una lección magistral sobre cómo trasladar a un videojuego un universo tan rico como el de Star Wars. Cada nivel del título logra transmitir desde el escenario, y llegado un momento de la aventura avanzaremos más para conocer qué depara la historia y a qué nuevo planeta iremos, que por el placer de aplastar oponentes.

Los diseños de personajes están muy cuidados, especialmente en Starkiller, recreado con todo lujo de detalles y unas animaciones buenas. Aunque, por el contrario, no se notan mejorías en los oponentes.

Los efectos visuales, por otro lado, son formidables, e incluso superan a los ya vistos en la primera entrega. Por si fuera poco debutan los efectos climatológicos con, por ejemplo, unas lluvias sensacionales.

En lo que respecta al audio, el videojuego aparece, al igual que la primera entrega, traducido y doblado a nuestro idioma, con un nivel aceptable de voces y con algunas elecciones de interpretes discutibles. Por lo que respecta a los efectos de audio y la banda sonora, vuelven a ser impecables (quedaría preguntarse… ¿cuándo un juego de Star Wars falló en ese aspecto?).

Conclusiones

Contra todo pronóstico, Star Wars: El Poder de la Fuerza involuciona en su segunda entrega. Logra mejorar en el apartado gráfico, pero no mucho más. Resulta más un juego para aliviar tensiones de la vida, masacrando enemigos, pero no logra compenetrar con la historia de igual manera que el anterior. A pesar de esto, la narrativa vuelve a ser destacable, pero también queda opacada por la repetitiva y corta jugabilidad. Una oportunidad perdida para llegar a los eslabones más altos de la galaxia.

  • 7.5/10
    Puntuación Final - 7.5/10
7.5/10

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X