[Análisis] The Escapists 2

0 Flares 0 Flares ×

El The Escapists original fue un juego rompedor dentro del mundillo indie. Presentaba unas ideas que, a pesar de ser simples, ocultaban un juego con una gran profundidad, en el que era clave aprenderse las rutinas, combinaciones de objetos y diversos conceptos para poder escapar de las distintas cárceles que presentaba el título. Ahora, 3 años después de su lanzamiento y con una buena base de seguidores, llega The Escapists 2, una obra dispuesta a superar a su predecesor ofreciendo nuevas cárceles, modos de juego y demás novedades que no dejarán indiferente a nadie. Pero nos hacemos la misma pregunta que con cada secuela: ¿ofrece suficiente contenido como para diferenciarse del original y, por lo tanto, superarlo, o por el contrario solo supondrá una edición mejorada del original? 

HISTORIA

La historia es casi inexistente a lo largo del juego. De hecho, donde más se muestra una historia es en la introducción, donde en todo momento se nos muestra todo lo que debemos hacer. La falta de historia no llega a suponer un problema, ya que realmente el núcleo del juego reside en elaborar una estrategia para escapar de las cárceles. De hecho, el juego nos permite personalizar el nombre y aspecto de todos los personajes (tanto criminales como policías) que aparecen en cada cárcel, lo que demuestra que realmente la historia no es nada importante, ni los secundarios. En este juego prima la estrategia y la diversión. Y es algo que se agradece.

Además de un modo individual, que es la piedra angular del juego, existe también un modo multijugador, tanto local como online. Sinceramente, estos modos pueden ser divertidos si se juegan con alguien que conozca el juego, ya que si juegas con alguien novato, todo se convierte en un caos. Por eso este modo no está mal, pero no llega al nivel del modo individual. Además, he notado cierta falta de profundidad en el multijugador, lo que le puede restar puntos. En definitiva, no es un mal modo, pero no iguala al modo individual en cuanto a diversión.

JUGABILIDAD

La jugabilidad de este juego es fácil de captar, y llega a ser realmente cómoda y gratificante. A pesar de que es un juego realmente único, su jugabilidad es comparable a juegos del género de estrategia y simulación. También cuenta con ciertos toques de rol que le sienta bastante bien. Sin embargo, el juego cuenta con un problema, y es el hecho de que al tratarse de un “mundo abierto” (estamos entre rejas, nunca hay que olvidar ese detalle), cuesta saber que hay que hacer, y encontrar ciertos objetos. En cuanto el jugador sabe como jugar bien, es un juego muy gratificante, pero el problema reside justamente en eso, en llegar a aprender como jugar bien. Es por eso que quizás para muchos las primeras horas de juego puedan resultar difíciles, pero creedme, conforme sigáis jugando la experiencia será mucho mejor.

En la versión que yo he jugado, la de Playstation 4, los controles suelen responder de buena manera, aunque hay ciertas ocasiones en las que esto no ocurre, en concreto cuando hay que cavar una parte de la tierra o hay que cortar alguna reja. No se si esto ocurrirá en el resto de versiones, pero aún así ha sido un problema puntual, pues solo me ha ocurrido un par de veces.

GRÁFICOS Y SONIDO

Los gráficos siguen la estela de su predecesor, manteniendo un aspecto cercano a los 16-32 bits que le sienta realmente bien. No supone una gran revolución gráfica con respecto a su predecesor, y no le hace falta realmente. El problema viene de la repetición de diseños, especialmente de personajes. Más de una vez te verás en el problema de estar buscando a un personaje y confundirlo con otro. Sinceramente, habría estado bien una mayor personalización de los personajes. Quitando el conformismo y la repetición de diseños, la presentación del título es notable.

En cuanto al sonido, es el apartado más flojo del título. Las composiciones son buenas, aunque realmente no son nada memorables y no hay una gran variedad de estas. No es un apartado en el que destaque, aunque tampoco es un apartado en el que fracase. Simplemente es uno menos pulido, que habría estado bien mejorar.

CONCLUSIÓN

The Escapists 2 supone el regreso a las cárceles, a planear estrategias y a conseguir huir de maneras impresionantes. El juego en sí supone un desafío que los amantes de la simulación y la estrategia amarán, y aquellos novatos en este tipos de juegos disfrutaran en cuanto le pillen el truco. Gracias a las nuevas cárceles móviles, el modo multijugador y demás mejoras, esta entrega consigue ponerse a la altura de su predecesor, alzándose como un juego bastante entretenido a pesar de sus fallos. En definitiva, nunca fue tan adictivo y entretenido escapar de una cárcel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This