[Análisis] Worms W.M.D

0 Flares 0 Flares ×

Cuando se trata de ofrecer un gran sistema de combate en 2D en un juego, la longeva franquicia Worms acostumbra a apuntar a lo más alto. No solo el juego logra implementar un sistema de combate bidimensional basado en artillería que depende del momento y la posición estratégica de los enemigos en el campo de batalla, también mezcla una buena cantidad de humor con sus armas y artilugios locos que resultan extremadamente divertidos de usar en la batalla.

¡Los gusanos más famosos pelean ahora en Nintendo Switch!

Worms W.M.D es la última entrada de la serie que intenta volver a las raíces de esta. También trata de aportar un valor de repetición al juego con la posibilidad de jugar en modo multijugador en cooperativo local o en partidas en línea sin clasificación/clasificatorias. Básicamente, si eres fan de los Worms 2D de la vieja escuela, que también ofrecían controles torpes, pero formaban parte de su encanto, este juego va a ser el complemento perfecto para ti y te ofrece la bondad ilimitada de Worms sobre la marcha. También se adapta bien a la gran pantalla con imágenes 2D animadas y muy nítidas. El mapa se puede acercar y alejar libremente y además tenemos la capacidad de controlar la cámara con el stick analógico para poder obtener la mejor visión de la acción en el campo de batalla.

Si jugaste alguno de los últimos juegos de Worms, puedes reconocer los cambios implementados aquí. La jugabilidad está mucho más enfocada a lo visto en los títulos antiguos, con algunos ajustes y algunas armas nuevas que ofrecen una versión alternativa del diseño de armas clásico. Las dos adiciones principales esta vez son la capacidad de entrar en un edificio para protegernos y la habilidad de introducirnos y controlar vehículos como helicópteros, tanques y mechas.

Worms W.M.D ofrece una campaña corta que presenta un conjunto de objetivos que deben cumplirse. Hay un objetivo opcional para realizar si estás preparado para la tarea, y también puedes encontrar pósters dispersados en cada nivel para desbloquear desafiantes peleas contra jefes menores. La mayoría de las veces, tendrás que eliminar al equipo enemigo, aunque también hay una variedad de objetivos para llevar a cabo. Si eres un perfeccionista, también puedes disfrutar del tutorial que enseña algunos de los conceptos básicos de las armas y también tiene su propio sistema de clasificación.

La jugabilidad está basada en parte en la suerte y en parte en las habilidades. Esto se debe a que siempre hay ciertos momentos impredecibles durante cada combate que pueden alterar el curso de la batalla. Durante las misiones de campaña, tendrás un conjunto de armas preasignadas que puedes usar en la batalla, pero también puedes crear tus propias armas recogiendo piezas de cajas o desarmando tus armas para crear una diferente.

Las armas requieren ataques cronometrados para poder causar el mayor daño al oponente. Esto precisa de habilidad y experiencia y puede demostrar ser mortal desde el principio, ya que un error propio puede matar o dañar a nuestro personaje. Los vehículos añadidos son bastante letales si puedes obtenerlos a través de las cajas caídas de suministros. Se controlan de la misma manera torpe que cabría esperar de un gusano, pero ofrecen una potencia de fuego ilimitada durante un tiempo determinado. Tus gusanos tienen una salud limitada durante una batalla, aunque es posible recuperarla o aumentarla buscando kits médicos en cada nivel.

Siguiendo con el apartado jugable, las partidas están completamente basadas en turnos y funcionas en paralelo con el enemigo. Tendrás un solo turno con uno de tus personajes seguido de tu oponente. Se siente un poco lento al principio mientras esperas el turno de tu personaje para poder realizar algún daño al enemigo antes de que hagan lo mismo contigo, pero también es muy satisfactorio si logras colocar al oponente en tu trampa cuidadosamente orquestada. Si logras matar a varios enemigos, puedes presenciar cómo se desarrolla el ataque en una repetición.

Además de la campaña y los desafíos que puedes realizar, también tienes el modo multijugador para hacerle frente. El título presenta un modo de clasificación junto con un modo multijugador local. También puedes buscar partidas rápidamente sin tener que preocuparte por la clasificación.

Worms W.M.D es fácilmente mi entrega favorita en la serie. Es un juego fantástico y con la naturaleza impredecible de algunas de las batallas, puedes pasar horas aprendiendo y ajustando tu estrategia y dominando cada una de las armas. La nueva mecánica de construcción puede ser un salvavidas si estás rodeado de enemigos, aunque yo acostumbraba a estar principalmente en el lado del bando que llevaba la delantera ofensiva del combate, así que no confiaba demasiado en él.

Conclusión

Worms W.M.D presenta un combate estratégico por turnos con el humor tradicional y una nutrida cantidad de armas dentro de la franquicia. Es una experiencia agradable en Nintendo Switch con su corta campaña basada en misiones y desafíos que ofrecen una buena cantidad de diversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X