[Impresiones] Beta Destiny 2

0 Flares 0 Flares ×

La beta de Destiny 2 ha concluido y es hora de desarrollar nuestras valoraciones tras haber estado probando el nuevo título de Bungie, que continua la saga de Activision con gran acierto en casi todos sus apartados.

Ya lo comentábamos en nuestro avance de hace 2 meses, la clave para lograr que Destiny 2 alcanzase un triunfo inmediato desde su lanzamiento era la unión entre preservación de sus mecánicas jugables, que eran exquisitas, puliendo asperezas y mejorando cualquier aspecto posible y sobre todo añadir una gran cantidad de contenido desde el primer día, punto donde el Destiny original flaqueaba gravemente. En esta beta como es lógico solo hemos podido observar lo primero, que muestra en profundidad como serán muchos de los aspectos finales del juego en septiembre.

Acción directa, diversión inmediata

Bungie sabe lo que se hace en términos jugables desde que lanzaron Halo: Combat Evolved allá por 2001, y eso no va a cambiar. Todo lo referente al control del personaje, sus habilidades, la disposición de los enemigos y la dificultad se trata con mucho esmero en cada título de la compañía. En Destiny 2 hemos podido comprobar que la fórmula sigue funcionando, y que incluso ha mejorado en algunos aspectos.

La base es la misma que en el Destiny original, elegimos una de las tres clases de Guardián que hay (Titán, Cazador o Hechicero) y nos adentramos en una epopeya galáctica donde se unen los géneros de First Person Shooter y MMORPG. En general al empezar el juego en la primera parte de la misión del modo historia que se nos ofrece da la sensación de estar en una continuación de Destiny, en un nuevo DLC, ya que los controles, habilidades, personalización y enemigos a los que nos enfrentamos son prácticamente los mismos, pero esa idea se va difuminando poco a poco al ir avanzando y descubrir algunos cambios. El primero que notaremos es que existe ahora una tercera habilidad a mayores del ataque cuerpo a cuerpo y la granada, y para ser un cambio aparentemente menor la verdad es que se agradece porque añade bastante personalidad extra a cada una de las clases, ya que estas habilidades son bastante distintas entre sí, pudiendo el guardián generar barreras protectoras, el hechicero generar auras de energía que aumentan el  daño o la salud y el cazador volver invisibles a los aliados, por poner algunos ejemplos.

 

Donde también se han hecho cambios es en las Súper Habilidades, los ataques o barreras definitivos de los guardianes. En esta Beta hemos podido ver 6 en total, que se corresponden a las dos subclases de cada guardián disponibles en la beta. Algunas son los mismas que en el primer título como la Bomba Nova del hechicero o el Arma Dorada del cazador, mientras que otros como el Escudo Centinela son completamente nuevos. Como nota aparte, durante la beta hemos podido comprobar  que la clase de Titán parece estar algo descompensada en este aspecto, pues su Súper con la subclase de arco, los Puños de Destrucción, es demasiado poderosa y puede darle la vuelta por completo a una partida en el modo multijugador.

El apartado del armamento sí que supone una revolución y un salto cualitativo de gran importancia. Ahora las divisiones de armas ya no se rigen por su tipo sino por si de verdad se merecen el calificativo de “principal”, “especial”, y “pesada”. Esto quiere decir que un fusil de pulsos puede ser un arma especial o una escopeta un arma pesada, dejando así de lado el concepto de lanzacohetes o ametralladoras pesadas como armas pesadas y rifles de francotirador, escopetas y rifles de fusión como especiales. Esto le da una enorme riqueza de posibilidades al jugador, pudiendo optar por multitud de combinaciones diferentes según el tipo de partida. Además, como ya adelantábamos en el avance, existe una nueva categoría: el subfusil, muy manejable y práctico en las cortas distancias.

Es muy significativo el peso que ha cobrado en Destiny 2 el disparo desde la cadera, que en el primer título no tenía mucho interés y sin embargo ahora resulta muy cómodo y preciso, como puede observarse en el segundo gameplay del modo historia que adjuntamos.

Un mundo sin luz

Bungie ha abordado y enfocado el apartado narrativo con otra perspectiva a raíz de las críticas sobre la historia de Destiny, y eso es algo que nos quieren  dejar claro desde el primer momento. El juego comienza con una secuencia cinemática (de las que sabemos que hay más de 50) en la que podemos reconocer a los aliados más importantes del primer Destiny. En ella, los rudos Cabal de la Legión Roja invadirán la Torre, el refugio de los guardianes y atacarán al Viajero; nuestro personaje aparecerá acercándose en su nave y al llegar y ver el desastre tomaremos su control. En esta misión llamada La bienvenida comenzaremos a avanzar por La Torre enfrentándonos a enemigos ya conocidos como los Legionarios, y a otros nuevos como los Incendiarios , teniendo incluso que resistir oleadas contra ellos. Más adelante saldremos de La Torre y subiremos a “Inmortal”, el buque insignia de los Cabal.  Nos abriremos paso luchando contra varios jefes del nivel y al terminar se nos mostrará una escena donde el líder de la Legión Roja, Ghaul, nos desposeerá de nuestra luz al fragmentar al Viajero.

 

A partir de aquí solo se tiene acceso al Asalto o al Crisol, junto con la zona social que estuvo disponible el domingo: La Granja 

De nuevo al asalto

La beta nos ofrece un asalto, La Espira Invertida, que cumple con las expectativas y se nota muy fresco y novedosos en su jugabilidad. Es espectacular tanto en su localización, que recuerda mucho a Venus como en su jefe final, Protheon, la Mente Modular. Los nuevos enemigos y sus diseños siguen destacando por su variedad. Pese a esto, el asalto no muestra diferencias significativas en comparación con el anterior juego, se habría agradecido un sistema de combate un poco más parecido al de las Incursiones, donde para acabar con el Jefe Final debes antes ir realizando “pruebas” o secuencias. tampoco sabemos nada del sistema de progresión, del loot, de las misiones secundarias y de los eventos aleatorios, aunque por lo visto no parecen que las bases vayan a cambiar.

El broche competitivo

La beta pone grandes esfuerzos en el Crisol, su variante multijugador. Nos muestran dos modos de juego y muchos cambios en los combates y sus mecánicas. Lo primero que más llama la atención antes de comenzar es que los combates son ahora de 4vs4. Por lo demás no hay grandes cambios notables a excepción de algún pequeño cambio en el HUD.

Conclusiones

Sin ser una secuela caracterizada por la innovación, lo cierto es que Destiny 2 se siente como un soplo de aire nuevo que pule imperfecciones del primer título, aunque tal vez sin arriesgarse demasiado a ello. De todo lo que ofrece nos quedamos con su vertiente PvE, donde ha mejorado muchas cosas con respecto al primer juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X