[Análisis] Arc of Alchemist

Idea Factory, junto con su subsidiaria Compile Heart, es una compañía de videojuegos bastante conocida por sagas como Neptunia o Mary Skelter. La verdad es que donde verdaderamente suelen lucir es en las visual novels pero de vez en cuando hacen sus incursiones en los JRPG, como pasa en esta ocasión con Arc of Alchemist.

Historia

Nos encontramos en un mundo post-apocalíptico donde conseguir recursos es altamente difícil, ya que casi todos los escenarios están desérticos y llenos de monstruos. En este mundo encontramos a Quinn, la líder de un grupo enviado a conseguir el Gran Poder, que se dice puede salvar a la humanidad de su destino.

La historia dura unas 15 horas, así que tampoco podemos esperar una profundidad exagerada. Se nota que los personajes tienen una historia bastante extensa detrás que se ha formado antes de tu llegada al juego, pero existe la mayoría en la mente del creador porque apenas la vemos expandida durante el juego, que tiene bastantes más diálogos sin sentido que exploración de la historia.

No puedo contar mucho más porque, lo dicho, es un JRPG de 15 horas donde todo se cuenta rápido y un poquito mal, por lo que cualquier cosa extra que diga podría llevar a spoilers.

Jugabilidad

Antes de nada, voy a comentar que la jugabilidad del juego no es que sea mala en sí, pero difícilmente lo puedes comprobar ya que va tan mal el juego, que no te deja disfrutarla. Para dar una oportunidad a la compañía, he esperado un tiempo prudencial para hacer este análisis, ya que esperaba un parche o algo que ayudase, pero no ha sido el caso, aún así no pierdo la esperanza.

Este título tiene dos aspectos importantes en su jugabilidad. El primero de ellos son los combates. Nos encontramos en un mundo abierto donde podremos ir por donde queramos y nos dejen, pero tenemos que tener en cuenta que hay muchos enemigos en el camino. Cuando nos acercamos a estos enemigos entramos en una batalla tipo action-RPG con tres personajes de nuestra elección del que manejamos solo a uno, los otros dos serán IA a las podremos decirle, entre comillas, lo que deben hacer, poniendo de antemano la misma desde nuestra base. Estas órdenes no son muy rebuscadas: curar, hacer lo que quieran, atacar al más fuerte o débil, etc.

Es buena idea hacer un balance en el equipo y supervisar que unidades son mejores y cuales peores, ya que llevar malas unidades puede hacerte perder tan rápido, como ganar si llevas buenas. Hay que tener en cuenta que los picos de dificultad del juego a veces son de risa, y puedes pasar de que tus compañeros no te dejen tocar a los enemigos de lo rápido que los matan a un jefe que de un movimiento mate a todo tu equipo, y si, todos en el mismo espacio del mapa.

En los combates tendremos ataques normales con nuestra arma, habilidades y orbes. Estos últimos hay que conseguirlos y equiparlos para que los podamos usar, solo tenemos la posibilidad de llevar dos de ellos, y tendremos desde hechizos a creación de objetos como bloques.

Es en los combates cuando más difícil es jugar, tengamos en cuenta que hablo de la versión de Switch, ya que los frames se van de viaje y es casi imposible controlar las acciones y la cámara, ha llegado a frustrarme muchísimo y yo no soy una persona exigente en el aspecto frames, pero es que muchas veces se me hacía imposible seguir jugando.

El otro aspecto importante de la jugabilidad llega cuando nos vamos a nuestra base. La cual tendremos que ir construyendo y que nos sirve, entre otras cosas, para mejorar a nuestras unidades.

Tendremos cuatro opciones en la base. La primera es la que nos deja cambiar a los aliados, su equipo, sus habilidades, etc; que es la de planear. También es aquí puedo podemos poner que tácticas usará la IA en el combate, que comenté anteriormente.

Otra opción es la de expandir, donde, simplemente, pagaremos por hacer más grande nuestra base y poder construir más edificios para nuestro favor.

Una de las más importantes es la de invertir, podremos pagar por diversos tipos de edificios que nos darán unos beneficios u otros. Algunos de los beneficios son materiales o subida de estadísticas, por lo que hay que pensar bien que ir construyendo.

Y realmente eso es toda la jugabilidad, creo que se podría haber explotado bastante mejor, las batallas son muy anodinas y los picos de dificultas antes comentados pueden hacerte perder la paciencia, por no decir que el aspecto de construir tu base tampoco ayuda a hacer una experiencia de juego más amena. Es cierto que en la base podremos ver algunos diálogos entre personajes, pero os aseguro que no van a profundizar mucho en la historia, como deberían hacer.

Gráficos y sonido

En cuanto a los gráficos. En Arc of Alchemist nos da la sensación de haber viajado al pasado, a un juego de PS2-PS3 bastante regulero gráficamente. Esto no sería tanto un problema si se compensase con la jugabilidad pero tampoco es el caso.

Las texturas son inexistentes, las localizaciones siempre iguales y los monstruos repetitivos, tanto en diseño como en tácticas. Pero a parte de esto, el mundo está prácticamente vacío, no nos encontramos con casi nada, más que con algunos efectos malillos cuando hay algún evento, u objetos.

Lo único que se salva, en mi opinión, es el diseño de los personajes. la estética chibi es muy mona y da a cada personaje la personalidad que no le han querido dar en la historia, pudiendo elegir entre 11 personajes muy variopintos y bien diseñados. Eso si, no esperéis ver a ningún otro personaje en todo el juego, ni siquiera hay NPCs a los que aferrarse.

En cuanto al sonido, la música es bastante decente, empezando por la música introductoria de la artista Matsushita: Beyond.

 

En general encontramos una OST bastante variada y llena de ritmos distintos, que no se ajusta nada a lo triste de su historia, puesto que es superior a esta por goleada.

También hay que nombre lo excelentemente doblado japonés que está el juego, donde los actores han puesto todo lo que han podido para dejarnos ver como son sus personajes, ya que el creador del juego no lo iba a hacer.

Conclusión

Si queréis, por alguna razón, jugar a Arc of Alchemist, no lo hagáis en Switch, por lo menos hasta que le hagan un parche en condiciones. Tengo entendido que en PS4 va algo mejor y no hay tantas caídas de frames.

En general, yo no lo recomiendo, aunque le pongan el parche para los frames, la historia es anodina, los personajes muy clichés y todo en general está muy descuidado, y es una pena porque el juego antes de salir pintaba muy bien y creo que podría haberse aprovechado mucho mejor de lo que ha sido.

 

Análisis - Arc of Alchemist

Distribuidora: Idea Factory

Version analizada: Nintendo Switch

Sinopsis: Dicen que hubo un tiempo en el que este mundo fue conocido como El Planeta del Agua. Para poder compensar la falta de recursos, la humanidad ha desarrollado la alquimia. Sin embargo, el suministro se vio mermado por la gran demanda. Para conseguir recursos, y mantener a los que aman a salvo, se han librado muchas guerras. Y así, todos los recursos cercanos fueron consumidas, y los seres amados perecieron. La humanidad estaba acabada… Al igual que las dunas de arena apiladas por el incansable viento, la desesperación creció en los corazones de los supervivientes. Pronto, la humanidad estaría al borde de la extinción, y su destino estaría sellado. Entonces, un día, las personas recordaron una vieja leyenda que pasó entre generaciones.

  • 3/10
    Historia - 3/10
  • 2/10
    Jugabilidad - 2/10
  • 3/10
    Gráficos - 3/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
3.5/10
Share This
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X