[Análisis] Banner of the Maid

0 Flares 0 Flares ×

Fecha de Lanzamiento
14/02/2020
DISTRIBUIDORA
CE-Asia
PLATAFORMAS
PC
VERSIÓN ANALIZADA
Steam
Podría decirse que soy aficionado a los juegos de rol tácticos desde bien pequeño, concretamente, la entrada en mi casa de un Windows 98 a finales del siglo XX, supuso todo un descubrimiento para mi en ese ámbito, y es que, no todo iba a ser jugar a los Sims (que también). Imperium, Age of Empires y Age of Mythology, representan la Santísima Trinidad de este género para mí en aquellos años, y, comprenderéis que con semejantes exponente es fácil querer abrazar esta religión. Tristemente, estos títulos otrora tan habituales, han dejado paso a otros en los que, generalmente, se premia el sentido más táctico a costa de recortar prácticamente la gestión de recursos.

El juego que hoy nos compete, Banner of the Maid, está desarrollado por el estudio independiente chino Azure Flame Studio, y, por el momento, este es el único título que engrosa su lista. Asimismo, os informo de que, aunque ahora se le hayan añadido los subtítulos en inglés (algo indispensable para siquiera plantearnos su análisis, puesto que de chino andamos muy justitos), el título está disponible en Steam desde finales de mayo del pasado año.

 

Liberté, égalité, fraternité

La historia de Banner of the Maid nos traslada a la década de 1790, efectivamente como ya habréis podido suponer, al contexto de la Revolución Francesa. Ya sabéis, un intento por derrocar al sistema monárquico absolutista propio del Antiguo Régimen que funcionó bastante bien en ese sentido, culminando con Luis XVI perdiendo la cabeza en la guillotina y con el ascenso de Napoleón Bonaparte, para la desgracia de los aterrorizados reyes europeos que comenzaban a verle las orejas al lobo.

Nosotros, encarnamos el papel de Pauline Bonaparte, hermana del pujante general Napoleón. Es nuestro deber comandar a las tropas francesas hacia la victoria en cada batalla, mientras navegamos por las agitadas aguas políticas de la revolución, estableciendo conexiones con los diversos grupos (monárquicos, jacobinos, feuillants y malmaison) para ganarnos así su apoyo. Por supuesto, hay presentes un gran número de personajes históricos como: Maximilien Robespierre, Louis Charles Antoine Desaix, María Antonieta de Austria, Luis XVI, Joaquín Murat, y por supuesto, Napoleón Bonaparte.

La narrativa del juego es sólida y profundo, y es que, si sois aficionados al estudio de la historia, posiblemente disfrutéis bastante, ya que, salvando las licencias que se toma, la Revolución Francesa no deja de ser uno de los momentos de mayor interés para la historia de Europa, y posiblemente, del mundo en general, sirviendo incluso de punto de inflexión para el paso a la Edad Contemporánea al servir como base para la creación de las democracias modernas.

 

Pour la France!

En lo jugable, se presenta como una mezcla de estrategia por turnos y RPG, algo similar a Fire Emblem o, aprovechando su reciente relanzamiento, Langrisser I & II. Al igual que en la franquicia de Intelligent Systems existía un triángulo de armas, Banner of the Maid hace uso de un sistema similar de fortalezas y debilidades para cada una de las clases manejables, agregando así la capa estratégica necesaria para evitar que enviemos a nuestras tropas a empalar al enemigo a lo loco.

Cada combate es un mundo, y es que, hay una importante variedad en cada una de las misiones principales. La composición del ejército rival, el tamaño de este, el despliegue de refuerzos, y en ocasiones, las propias condiciones climatológicas pueden alterar la balanza. Las lluvias pueden crear fango en el escenario limitando la movilidad, además de crearle problemas a las unidades que usan armas de fuego como rifles o mosquetes.

Igualmente, y aunque dudo que a nadie le descubra Las Américas con esto, a los objetivos principales del tipo, derrota a todas las unidades evitando la muerte de Pauline (o cualquier otro personaje), se le suma un objetivo opcional que, si es posible sin comprometer la misión, se antoja aconsejable puesto que nos proveerá de con algunas recompensas. Por cierto, tened en cuenta que aquí la muerte no te priva del personaje, puesto que, si algún combatiente se vuelve prescindible irremediablemente, no os apenéis.

Al ir liquidando enemigos ganaremos experiencia para subir de nivel y mejorar así las estadísticas, hasta aquí nada relevante, lo realmente importante, es que también desbloquareamos habilidades para personalizar a nuestros combatientes. Otra cosa asociada a la subida de nivel es la opción de promocionar a las unidades eligiendo entre un par de posibles ascensos.

Fuera del campo de batalla queda trabajo por hacer. Las diversas facciones compiten entre sí para hacerse con un poco más de poder cada día que pasa, y es ahí donde entramos nosotros, intentando construir una mejor relación con cada grupo, en base a las decisiones que tomemos en cada conversación. Igualmente, las misiones secundarias y desafíos ayudan a obtener apoyo político o económico, algo muy necesario para armar de la mejor forma posible a nuestro equipo.

La victoire est a nous!

Completarlo os puede llevar un número de horas complicado de delimitar, ya que hay desde un modo sencillo para aquellos que solamente buscan disfrutar de la historia, a uno en el que solamente puedes guardar una vez por combate y en el que la retirada, está penalizada. Yo, por mi parte, he optado por el modo normal. En cualquier caso, no hay demasiado margen de error, por lo que os aconsejo guardar en combate de vez en cuando y tener siempre presentes vuestras mejores opciones (en base a fortalezas y debilidades de clase). Además, es frecuente que el ejército enemigo suela recibir refuerzos, pudiendo complicarnos un poco más la existencia.

Su apartado artístico, es una de sus mejores virtudes, tanto dentro del campo de batalla como fuera de este. En la parte más visual novel, la conversacional, disfrutaremos de los detallados y hermosos diseños de personajes. Por otro lado, los escenarios son magníficas recreaciones en miniatura de los campos de batalla europeos de la época, que no escatiman en decorados en forma de árboles, casas y demás. En el fragor de los combates, los personajes gozan de un precioso estilo pixel art realmente pulido y unos sprites bastante simpaticones al atacar, que, posiblemente con el tiempo terminéis por desactivar una vez vistos, puesto que ahorra bastante tiempo. Lo único que denota algo más de simpleza, es la interfaz de usuario.

Banner of the Maid tiene una hermosa banda sonora instrumental que encaja bien dentro de su ámbito histórico. Es importante resaltar que  no hay un trabajo en cuanto a las voces se refiere dentro de la historia. Cada personaje tiene sus propias líneas de voz para atacar, subir nivel, retirarse y poco más. Por mi parte, echo en falta una opción para cambiar las voces al francés, ya que, siendo un juego histórico basado en la Revolución Francesa, habría sido lo propio. No obstante, únicamente están en chino. En cualquier caso y siendo un estudio independiente, entiendo que el mero hecho de traducir los subtítulos al inglés, habrá supuesto un esfuerzo importante, máximo teniendo en cuenta su ubicación.

 

Conclusión

La obra de Azure Flame Studio es uno de esos títulos que, pasando desapercibido para una aplastante mayoría de jugadores, será extremendamente disfrutable para aquellos amantes del rol táctico que se topen con él, puesto que es fácil ver el gran trabajo que los desarrolladores han hecho y, seguramente, sigan haciendo en el futuro.

 

Dicho esto, si bien es cierto que su gameplay no reinventa la rueda, añade un par de detalles de interés que sirven para dotarle de algo más de dinamismo. Si disfrutáis con los juegos tácticos por turnos, os gustan los personajes con estética anime y, como extra, la historia; no tengo dudas de que lo pasaréis bien con Banner of the Maid.

7.5
Recomendado
Sinopsis
Banner of the Maid es una mezcla de estrategia por turnos y JRPG. Ambientada en una Revolución Francesa alternativa con elementos de fantasía, como la joven oficial Pauline Bonaparte tendrás que liderar a tus tropas a la batalla y desempeñar un papel en el vórtice político de París.
Pros
Una interesante historia de ficción basada en la Revolución Francesa
Goza de una jugabilidad sencilla con algunos añadidos interesantes
Su apartado artístico y sonoro están a buen nivel
Contras
Se echa en falta un doblaje de voz al francés
La interfaz de usuario es bastante simplona en cuanto a diseño

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X