[Análisis] Chasing the Unseen

Fecha de Lanzamiento
07/03/2024
Distribuidora
Strange Shift Studio
Plataformas
PC
Versión Analizada
Steam
Una de las experiencias más originales que jamás he podido disfrutar en el sector del videojuego es la de escalar colosos de gran tamaño en el legendario Shadow of the Colossus. Lanzado originalmente en PS2 en el año 2005 (o 2006 si nos ceñimos al lanzamiento europeo), el Team ICO consiguió experimentar con la escala como ningún otro estudio había logrado hasta el momento, haciendo sentir al jugador como un pequeño insecto que realizaba una serie de tareas hercúleas dignas de los grandes héroes de las leyendas y mitos clásicos. Hacer sentir así al jugador no solo conlleva realizar grandes enemigos y escenarios, si no configurar un diseño de niveles que imponga numerosas situaciones de desventaja en las que el jugador comprenda que no todo se logra con la fuerza bruta, si no con el ingenio. Si bien desde el ya lejano año de 2005 se han lanzado un buen puñado de títulos que han jugueteado con la escala (siendo posiblemente la serie Xenoblade Chronicles el mejor ejemplo de esto), pocos han sido los que la han abordado desde el ámbito de la acción y de las plataformas.

Recientemente hubo un juego que destacó en todo el mundo por su planteamiento y su uso de la escala, si bien su calidad dista mucho de la vista en los juegos anteriormente citados. Este no es otro más que Only Up!, una suerte de demo técnica realizada por SCKR Games que ponía a los jugadores en la piel de un joven chico destinado a escalar un sinfín de obstáculos colocados por todo el cielo. A pesar de que el juego es entretenido por su planteamiento, es innegable que peca de tener una calidad nula en cuanto a diseño de niveles, movilidad y dirección artística se refiere, presentando elementos dispares que no tienen nada que ver entre sí. No se puede negar que la idea de hacer un juego de escalada que evoque la idea de ser una mota de polvo frente a la inmensidad del espacio es interesante, y quizá esto fue lo que motivó a Strange Shift Studio a realizar el título del que hoy vengo a hablaros, que no es otro más que Chasing the Unseen. Lanzado de forma exclusiva en PC, este nuevo juego de plataformas con un toque de misterio busca presentar una de las experiencias sensoriales más interesantes del año, incorporando elementos dignos de las historias más conocidas de H.P. Lovecraft en la que es, sin duda, una propuesta única en su especie. ¿Queréis saber qué tal está el juego, y si merece o no la pena darle una oportunidad? ¡Pues dentro análisis!

 

Caminante no hay camino, se hace camino al andar (o en este caso, al escalar)

Chasing the Unseen nos traslada a un misterioso universo en el que las leyes de la física y la lógica no parecen tener hueco. Elementos tan dispares como grandes llanuras, imponentes árboles y seres que habitan más allá de los límites de la comprensión campan a sus anchas en el infinito vacío, y nuestro protagonista, una suerte de joven monje budista, recorre estos senderos sin mayor guía que la de su propia razón. Así, el título de Strange Shift Studio se presenta en sociedad como una curiosa aventura introspectiva centrada más en la experiencia sensorial que en la narrativa convencional, sacrificando cualquier clase de historia clásica que pudiera presentarse para dar un mayor foco a la configuración de un escenario único, valiente y cargado de simbolismo. A pesar de que en un primer momento podría parecer que los elementos que vamos encontrando en nuestra peregrinación están ahí de forma aleatoria, esto dista mucho de la realidad. Todo lo representado en este título está ahí por un motivo, y ese es el de crear una aventura intimista. Su enfoque, similar al de juegos como Journey, es el de apostar más por el camino que por el destino, y es fácil extraer del juego que, al final, lo que verdaderamente interesa de un viaje es todo aquello que ocurre mientras alcanzamos la meta.

Sin embargo, puedo llegar a entender perfectamente que su enfoque hace que no sea apto para todos los tipos de jugadores. A fin de cuentas, puede llegar a sentirse algo tedioso el estar recorriendo durante varias horas grandes páramos vacíos en los que solo podemos avanzar, rechazando cualquier elemento narrativo que pudiera añadir algo más de contexto o aportar una mayor construcción de mundo. La falta de narrativa en el título puede ser vista tanto como algo positivo como algo negativo, si bien he de considerarlo como esto último debido a que lo convierte en un juego apto para un tipo de jugador muy específico. Aunque no haya diálogos y la cantidad de texto esté realmente limitada, es de agradecer que el título de Strange Shift Studio aterrice en nuestro territorio haciendo gala de un buen trabajo de traducción al español.

 

Recorriendo el hilo de la vida

A diferencia de las peliagudas experiencias de escalada que se presentan día a día a través de redes sociales y que buscan torturar al jugador con mecánicas precisas al milímetro y con niveles plagados de trampas y falsos caminos, en Chasing the Unseen encontramos una propuesta jugable mucho más cercana a lo visto en títulos triple A tan populares y aclamados como el antes citado Shadow of the Colossus o The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Así, controlaremos a nuestro personaje desde una perspectiva en tercera persona mientras realizamos con él acciones tan sencillas como correr, saltar, agarrarse a ciertas superficies y escalar. Para ello solo necesitaremos un par de botones, presentando así un esquema de control realmente sencillo e inequívocamente intuitivo. Su ágil movilidad solo se ve empañada por un sistema de estamina algo defectuoso, pues esta se agota realmente rápido y obliga al jugador a estar constantemente sufriendo tiempos muertos que rompen el ritmo y pueden llegar a frustrar enormemente durante las secciones de escalada. Algo que tampoco termina de cuajar del todo es su diseño de niveles, resultando irregular al presentar enormes secciones carentes de interés en las que no tendremos que hacer nada más que avanzar. Esto no sería malo si se combinaran con elementos para interactuar o cualquier otra cosa que introdujera algo más de dinamismo en el título, pero lo cierto es que el título peca de tener demasiados tiempos muertos… Lo que cuaja bien con el tono de la obra, pero empaña su calidad general. Es decir, entiendo perfectamente la decisión de hacer así al juego, pero no por ello estoy de acuerdo en que esa sea la dirección más adecuada. Lo que sí que me ha gustado más han sido sus «batallas» contra las criaturas gigantes, pues ofrecen un buen puñado de desafíos en los que tendremos que hacer frente a jefazos imponentes en los que la solución no siempre es la más lógica o evidente.

En lo visual destacan sus imponentes escenarios y su maravillosa dirección de arte, ofreciendo un estilo surrealista plagado de una gama de colores apagada y consistente en la que encontramos elementos dispares que, curiosamente, encajan a la perfección dentro del contexto del juego. El diseño artístico de este título podría ser catalogado como irreal, algo que difícilmente puede encontrarse en cualquier otro título. A esto hay que sumarle su excelente manejo de las animaciones y su buen trabajo de texturizado, presentando un título que aunque dista de ser una superproducción sigue viéndose realmente bien. Mención especial para el diseño sonoro, que encaja a la perfección con el universo en el que se ambienta el título. Eso sí, su banda sonora resulta poco memorable.

 

Conclusión: Peregrinaje en miniatura

Chasing the Unseen es una experiencia completamente atípica y memorable, que toma prestadas ideas algo mainstream para construir una aventura desigual e introspectiva. No es un videojuego perfecto ni mucho menos, y quizá los jugadores más convencionales quedarán algo descontentos con su falta de narrativa o de acción, pero es innegable que se trata de una experiencia a la que merece la pena darle una oportunidad.

7.8
Recomendado
">
Sinopsis
Librado a su suerte en un mundo surrealista, un joven debe encontrar aquello que está buscando. Asume el papel de ese joven y comienza tu viaje por estos entornos sobrenaturales.
Pros
Como experiencia sensorial resulta fascinante, presentando escenarios únicos y situaciones muy especiales
Buen esquema de control, sencillo de utilizar y muy bien planteado
Buenos enfrentamientos contra las criaturas gigantes
Maravillosa dirección artística
Contras
Peca de no contar una historia al uso, lo que puede echar para atrás a los jugadores más conservadores
La estamina se agota muy rápido, estando constantemente sufriendo tiempos muertos para recargarla
Se presentan demasiados tiempos muertos, estando los escenarios demasiado vacíos