[Análisis] Crash Bandicoot 4: It’s About Time

[Análisis] Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Fecha de Lanzamiento
12/03/2021
DISTRIBUIDORA
Activision
PLATAFORMAS
PlayStation 5, Xbox Series X, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch
Versión analizada
PlayStation 5
El pasado año ya analizamos en esta casa la cuarta venida de Crist… digo, del marsupial más popular de la era de PlayStation One, Crash Bandicoot, que volvía a gozar de una nueva oportunidad para entrar en las casas de los fans, aunque en esta ocasión, no de la mano de su creador original, Naughty Dog, sino que lo haría gracias a Activision o, más concretamente, su filial Toys for Bob, que tres años antes había trabajado en Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, el primer paso para volver a poner sobre el tablero actual a la popular mascota.

Como mi antiguo compañero Lykøs ya realizó un fantástico trabajo a la hora de hablar de forma detallada de todo lo que Crash Bandicoot 4: It’s About Time ofrecía a los usuarios, mi intención no es la de volver sobre sus pasos y repasar todo nuevamente, ya que sería contraproducente. Así pues, quisiera centrarme en destacar qué es lo que aporta el juego en la nueva generación de consolas, puesto que desde hace unos pocos días los jugadores de PlayStation 5, Xbox Series X/S y Nintendo Switch han comenzado también a gozar de la presencia de la cuarta entrega de Crash. Aclarado esto, ¿comenzamos?

 

Mejoras en la nueva generación

Crash Bandicoot 4: It’s About Time ya se veía y funcionaba perfectamente en PlayStation 4 y Xbox One, por lo que no sorprenderá a nadie en exceso que se vea genial en la nueva generación de máquinas. La versiones de PlayStation 5 y Xbox One Series X alcanzan una resolución de 4K que agregando una mayor nitidez al mundo del juego. Más importante todavía es el aumento en la tasa de frames, puesto que ambas consiguen situarse en los 60 cuadros por segundo con fluidez. Recordemos que, en el caso de PlayStation 4 y Xbox One, las frames solían posicionarse entre los 30-40, mientras que las versiones de PlayStation 4 Pro y Xbox One X lograban los 60fps con alguna caída ocasional. Esto significa que el juego no solo funciona con suavidad, sino que también se ve mejor que nunca. Pese a todo, la actualización gráfica next-gen no es alucinante, pero no por demérito de esta, sino por el meritorio resultado visual que el juego ya presentaba de por sí, gracias a su nuevo estilo artístico y la utilización de un motor que fue desarrollado exclusivamente para esta cuarta entrega.

Otro punto que mejora y que puede llegar a ser una razón de peso para más de uno, es la agilización de los tiempos de carga en PlayStation 5 y Xbox Series X. En el caso de PlayStation 5 (la versión utilizada para redactar este texto), los tiempos de carga se reducen fácilmente a más de la mitad en comparación con PlayStation 4, por lo que a la hora de cambiar entre niveles o volver al mapa central todo es mucho más rápido (pasar de 30-40 segundos a solamente 10-15 no es ninguna tontería). Lo único que sigue siendo algo más lento es el inicio del juego por la imposibilidad de omitir los créditos.

¿Qué más añade Crash Bandicoot 4: It’s About Time a la nueva generación de consolas? Bueno, en el tema de sonido hay una clara mejoría con la inclusión del audio 3D. Esto agrega una nueva capa de inmersión a la hora de jugar, especialmente si dispones de un buen televisor o unos auriculares que te permitan disfrutar de esta opción en su máximo esplendor. Por supuesto, tengo claro que este añadido no va a suponer un factor fundamental a la hora de adquirir el título en las nuevas máquinas, pero definitivamente es algo que merece la pena mencionar y que, junto al resto de añadidos, contribuye a ofrecer una experiencia mejor en todos los sentidos.

La versión de PlayStation 5 también añade algunas características adicionales que no se encuentran en las otras plataformas, principalmente en el uso del DualSense y, por supuesto, el Modo Actividades. Así pues, el juego de Activision utiliza la retroalimentación háptica y los gatillos adaptativos del nuevo mando de PlayStation, permitiendo sentir el zumbido del láser de alteración del ADN de Neo Cortex o la succión del cañón de vacío de DingoDile, por dar algunos ejemplos. No es el culmen del aprovechamiento del DualSense, claro está, pero cualquier trabajo en este aspecto ya supone un avance si se compara con el DualShock 4. En cuanto al tema de Actividad, proporciona un desglose fácilmente accesible del progreso a lo largo del juego, pudiendo así cambiar de forma directa y rápida a cualquier desafío desde el menú inicial.

Por último, para los poseedores de la versión de PlayStation 4 y Xbox One, sabed que la actualización de Crash Bandicoot 4: It’s About Time a las consolas de nueva generación es gratuita si ya tenéis el juego, un dato que se agradece en esta turbulenta época intergeneracional en la que unas compañías deciden volver a cobrarte y otras, preocupándose un poco más por el usuario y su bolsillo, apuestan por actualizar sin coste alguno.

 

Conclusión

Si bien en esencia estamos ante el mismo Crash Bandicoot 4: It’s About Time del año pasado, las mejoras en la resolución y la tasa de frames, así como, importante, los tiempos de carga, hacen que la nueva generación sea la forma definitiva de disfrutar de la vuelta de Crash Bandicoot. Si todavía no habías podido disfrutarlo, PlayStation 5 y Xbox Series X te van a brindar la mejor opción, y si por el contrario, ya te habías hecho con él, ahora tienes una excusa para darle una segunda vuelta gracias a la actualización gratuita que Activision pone a disposición de los usuarios.

8
RECOMENDADO
">
Sinopsis
¡Ya era hora de que llegara un juego nuevo de Crash Bandicoot! Crash se lanza de lleno con tus a una aventura temporal que se cae a pedazos que ahora podrás disfrutar en 4K sin coste adicional. Neo Cortex y N. Tropy han vuelto a las andadas y esta vez no planean darle la tabarra al universo, ¡su objetivo es el multiverso entero! Crash y Coco tendrán que reunir cuatro máscaras cuánticas y trastocar las leyes de la realidad para salvar el mundo.
Pros
Jugar a 4K y 60fps estables
Una reducción muy importante en los tiempos de carga
Otras mejoras en la calidad del audio y el uso del DualSense
Contras
Su dificultad puede llegar a frustrar a los más novatos en el género
X