[Análisis] Dusk Diver 2

Fecha de Lanzamiento
30/08/2022
Distribuidora
PQube
Plataformas
PlayStation 5, PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
PlayStation 4
Es sorprendente la rapidez con la que la industria del videojuego chino (y de la zona este de asia) está avanzando, consiguiendo en algunos ejemplos alcanzar a los grandes títulos triple A de la industria mundial con solo unos pocos años de avance a sus espaldas. Lo que hasta hace poco era una economía y cultura fuertemente protegidas y cerradas a pasado a ser una auténtica potencia mundial que se refleja en todos y cada uno de los aspectos de nuestro día a día. Cada vez es más común ver cintas chinas de alto presupuesto, o consumir productos provenientes de allí. Con los videojuegos pasa algo similar, teniendo cada vez más y más ejemplos interesantes. Quizá el que más rápido se pueda venir a la cabeza de cualquiera es Genshin Impact, el fenómeno mundial que, gracias a una maravillosa labor de estudio de mercado, consiguió ofrecer un título que respondía a la mayoría de jugadores actuales. Sin embargo, este juego presenta el que, a mi parecer, es el mayor problema del videojuego chino: la «inspiración» que, en algunos casos, parece rozar el plagio. Genshin no deja de ser una amalgama de elementos que, en mayor o menor medida, hemos visto en otros juegos. Animaciones de NieR Automata, estilo artístico y mundo abierto de Breath of the Wild… Son cosas que, indudablemente, llaman la atención, y muchos son los juegos que pecan de esa falta de originalidad. Por este preciso motivo me interesa ver cómo se desarrolla la industria del videojuego chino, pues si bien hay mucho potencial les falta un impulso de original.

Por estos motivos me interesaba bastante el juego del que hoy vengo a hablaros, Dusk Diver 2. Y es que si bien el primer título no dejó a nadie indiferente debido a su simpleza y su política anti-innovación, esta secuela se planteaba como un título más ambicioso y rompedor. Tras el desarrollo se encuentra Wanin International, equipo taiwanés aún joven que busca, con el apoyo de la editorial PQube, hacer de su franquicia Dusk Diver una de renombre y prestigio. Es indudable que hay potencial, desde luego, pero… ¿Ha salido tan bien como debería? ¿O, al igual que su predecesor, ha sido un intento fallido de conseguir un hueco dentro del género del RPG de acción? Salgamos de dudas en el análisis completo, que podéis leer a continuación.

 

Bienvenidos a Taipei, amigos

La historia de Dusk Diver 2 continúa lo narrado en la historia anterior, presentando así a la joven Yang Yumo, una chica dotada de habilidades especiales que, junto al resto de sus compañeros, deberá poner fin a los problemas que surgen de la enigmática Youshanding en forma de Bestias del Caos. Los problemas no acaban para los protectores de Taipei, y la llegada del misterioso Dark Diver y del grupo Elysium pondrán patas arriba la situación en la enorme ciudad asiática. El destino de la ciudad, y por consiguiente del mundo, pende de un hilo, y todo dependerá de los trabajadores de la tienda Patrona, quienes deberán canalizar su poder para poner fin a todas las amenazas que se ciernen sobre ellos. A decir verdad, el problema de esta historia es lo convulsa que acaba siendo, debido principalmente a la introducción constante de personajes y conceptos que no terminan de encajar bien, ya sea por ser algo rebuscados o por no estar bien explicados. Es algo similar a lo que ocurría en su día con Iron Man 2, en donde se abrían muchas líneas argumentales que, si bien cohesionaban en el último tercio de la cinta, acababan generando una sensación de fatiga y descontrol. Dusk Diver 2 cuenta con planteamientos interesantes, pero colapsa por culpa de su propia ambición. Las ideas que se plantean en el juego son, sobre el papel, interesantes, y lo cierto es que su casting de personajes está bien trabajado y convence, pero la trama no me ha terminado de encajar. Además, es una historia fuertemente pensada para los jugadores del primer título, pues nos encontramos ante una secuela directa que no pierde el tiempo en dar explicaciones sobre lo ocurrido previamente o sobre las motivaciones de cualquier personaje. El título da por hecho que el jugador ya conoce este mundo, lo que en mi opinión es un error.

Eso sí, si venís de la primera entrega creo que encontraréis una trama algo más interesante y atractiva, ya que consigue dar un mayor desarrollo a los personajes conocidos, y presenta un buen elenco de nuevos personajes que, en su mayoría, funcionan muy bien. No estamos ante un plantel de personajes revolucionario, pero sí ante uno que acaba funcionando mejor incluso que el de la primera entrega. ¿Qué es lo que más me ha gustado en lo referente a la narrativa? Sus diálogos, que casan siempre con los personajes… A pesar de que su pobre traducción impida que nos enteremos bien de lo que estos cuentan. Y es que sí, Dusk Diver 2 llega a nuestro país traducido al español… Pero con un trabajo realmente pobre. Faltas de ortografía, localizaciones erróneas, problemas de edición… Más de una vez mientras jugaba he tenido que buscar las frases en inglés para poder enterarme de su significado, lo que dice mucho del más que mejorable trabajo presentado en este juego.

 

Derrotando a las Bestias del Caos a base de piñazos

Dusk Diver 2 se plantea como un RPG de acción que toma nota de los hack ‘n’ slash más reconocidos de la industria, teniendo así un enfoque claro en su sistema de combate, pilar fundamental sobre el que se construye el juego. Así, el título se divide en dos secciones bien diferenciadas: por un lado estará la fase de exploración, en la que podremos movernos con una cierta libertad a través de los barrios de Taipei, pudiendo entrar a las tiendas, charlar con los ciudadanos, viajar en metro y realizar misiones secundarias (a pesar de que la calidad de estas deja mucho que desear, incidiendo reiteradamente en el cliché del recadero). La ciudad se ha ampliado enormemente con respecto a la entrega anterior, ofreciendo una ciudad que poco tiene que envidiar a otras vistas en títulos como Neo: The World Ends with You o Persona 5. Y es que precisamente de este último título parece tomar bastante nota el juego de Wanin, tanto en su planteamiento del mundo (con más estilo que sustancia) como en sus planos de cámara, si bien esto es algo que juega a su favor. Explorar tiene sus beneficios, ya que nos permitirá obtener ciertas recompensas y objetos que nos vendrán como anillo al dedo, por lo que nunca vendrá mal rondar las calles de la ciudad. Y lo cierto es que es un sistema que acaba funcionando bien, dada su simpleza y su simpático planteamiento, que permite que cualquiera se adentre en las calles de la ciudad con libertad. No es nada complejo, pero la verdad es que tampoco necesita serlo.

Donde sí que he echado una mayor complejidad es en su sosísimo sistema de combate, que parece obviar lo que ha hecho grande a otros juegos dentro del género al abandonar la fluidez y la creación de combos. El sistema de combate es lento y excesivamente repetitivo, llegando en ocasiones a parecer una versión algo más lenta del sistema de combate de un musou, que era lo que la primera entrega buscaba recrear. Aquí se abandona la lucha contra grupos enormes de enemigos para plantear luchas individuales con enemigos cuyas barras de vida son mucho más amplias. Las batallas exigen más tiempo, y esto hace que las costuras de su sistema de combate salgan a la luz, como sus repetitivos movimientos o su falta de habilidades. Y aunque podemos cambiar entre personajes, cada uno con su propio estilo de combate (lo que se agradece, por que no deja de ser un intento de aportar variedad), al final todos cuentan con un sistema de control similar, lo que a mi parecer es una auténtica oportunidad perdida. No termina de ser especialmente divertido luchar con estos personajes, y a esto no ayuda su tedioso diseño de niveles, que ofrece localizaciones poco interesantes en las que la interacción será nula, resultando así en localizaciones pasilleras en las que los puzles brillan por su ausencia. Al menos los jefes ofrecen desafíos interesantes, a pesar de que algunos se repitan en varios niveles.

 

Un apartado visual colorido

A nivel técnico y artístico el juego destaca principalmente por sus geniales diseños de personaje, que no caen en ningún momento en clichés y consiguen plantear personajes muy interesantes y visualmente atractivos. Los escenarios dentro de la ciudad están muy bien cuidados y cuentan con un nivel de detalle decente, a pesar de que en las zonas de combate el resultado sí que es algo más pobre. ¿Lo mejor del juego? El uso del color, muy vivo y creativo. ¿Y lo peor? Las animaciones de los personajes, demasiado insulsas y erráticas. A nivel técnico no he encontrado problema alguno, el juego se mueve bien y no presenta bugs o errores reseñables, lo que juega en favor del título.

Por último, pero no por ello menos importante, toca hablar del apartado sonoro del título. Y si bien considero que el título abusa en ciertas ocasiones de repetir en exceso algunos temas, lo cierto es que he disfrutado con la mayoría de estos, pues casan bien con el contexto y consiguen mantener al jugador interesado en lo que se muestra. Es decir, la música cumple con su trabajo. El doblaje en japonés no es tan bueno como podría esperar, y sorprendentemente me ha gustado mucho más el doblaje chino. En cuanto a los efectos sonoros, no tengo queja alguna ya que sea realizado un buen trabajo; Nada se siente fuera de lugar, y los sonidos están bien elegidos.

 

Conclusión: Una secuela que supera a su predecesor pero que sigue siendo floja

Dusk Diver 2 es un juego de rol y acción que, a pesar de que intenta triunfar, no puede impedir que el jugador se sienta algo frío. Es un juego que toma las mejores ideas de otros juegos, pero no consigue alcanzar su nivel de grandeza. Así, el sistema de combate es excesivamente lento y tosco, y el diseño de niveles es de lo más simple que he encontrado recientemente en el género. Si la historia valiera la pena otro gallo cantaría, pero no es así. Y a ver, tampoco es plan de ser muy duro con el título, ya que este tiene cosas que me han gustado bastante: Sus personajes funcionan muy bien, al igual que sus fases de exploración en la ciudad, y a nivel artístico y sonoro el juego gana puntos. Pero esto no es suficiente para satisfacer a la mayoría de jugadores. Por ello, recomiendo el juego tan solo a los jugadores que disfrutaron de la entrega anterior, pues encontrarán aquí un título mejor que les mostrará más acerca de sus personajes favoritos.

6
Aceptable
">
Sinopsis
Entra al bullicioso distrito de Ximending en Taiwán, un destino popular para gourmets y melómanos... ¡y para entes interdimensionales que quieren destruir el mundo! Un año después de salvar a la humanidad de la destrucción de su dimensión, Yumo y los Guardianes de Kunlun se enfrentan a nuevos enemigos en una secuela con más jugabilidad y acción que nunca.
Pros
Buen casting de personajes
Las secciones de exploración funcionan muy bien
Sus diseños de personajes son geniales
Buen trabajo a nivel sonoro
Contras
Historia algo recargada y no apta para nuevos jugadores
La traducción está muy poco trabajada
El sistema de combate y el diseño de niveles dejan mucho que desear