[Análisis] GRIP: Combat Racing

0 Flares 0 Flares ×

Con GRIP: Combat Racing, Caged Element y Wired Production quieren demostrar que el frenetismo y la velocidad aún no han muerto, que aún queda lugar para propuestas ambiciosas. Con el espíritu del mítico Rollcage como bandera, el título pretende introducirnos en carreras disparatadas en las que la gravedad es lo menos importante.

¿Seguir el plan o crear uno propio?

Con GRIP: Combat Racing tenemos dos formas de hacer las cosas. La primera forma es aprender todas las mecánicas del juego gracias al Modo Campaña y la segunda….bueno, la segunda es ir a lo loco y darle a buscar una carrera, ya iremos aprendiendo por el camino.

Ambos modos son igual de válidos, pues después de todo lo más importante es divertirse, pero en ese título te recomendamos encarecidamente la primera opción. El Modo Campaña no tiene historia alguna, consta de un conjunto de fases con tres torneos cada una.

Los torneos no serán carreras comunes y corrientes, cada uno de ellos tendrá sus propias reglas y limitaciones, creando así un ambiente dinámico en el cual iniciarnos con el juego. Además de esto, la dificultad del juego va escalando según la fase en la que nos encontremos. Y creednos, la dificultad no sólo radica en los tiempos de reacción o triquiñuelas de otros competidores, también lo está en la cantidad de curvas y caídas de los circuitos.

 

Muchas cosas por hacer

Sea que hayamos optado por seguir el método recomendado e ir aprendiendo poco a poco, o por dejar que el juego nos de muchos golpes y aprender en base a ello, una cosa es segura, no nos quedaremos cortos de opciones para aplicar todo lo aprendido y poner a prueba nuestra habilidad.

En primer lugar tenemos los Tres modos principales para un jugador, los cuales a su vez se dividirán en otros modos.

Correr

Carrera clásica: Es el modo en el que competiremos contra otros conductores manejados por la IA, es el modo más clásico y básico en todo juego de coches que se precie. Aquí encontraremos armas, bonus y  boost de velocidad.

Carrera definitiva: Veréis, lo que pasa con carrera definitiva es lo siguiente. Contiene todos los elementos de carrera clásica, PERO con una gran diferencia. Aquí también cuenta el daño que hagamos al rival. Así que si nos limitamos a terminar la carrera pero omitimos las estrategias y el daño, nos sucederá que pese a terminar primeros, el sistema determinará que merecemos una cuarta o quinta posición (y sí, nos ha sucedido).

Carrera de eliminación: Bueno, al que madruga Dios le ayuda, así es como podemos resumir este modo. Una carrera en un circuito de distancia media en el que cada 30 segundos desaparece el peor posicionado. En este modo dará igual si nos mantenemos todo el camino en primera posición.

Contrarreloj: Sinceramente es el modo más flojo de todos. Tendremos que superar nuestra mejor marca y esto se puede convertir en un bucle infinito. Sólo recomendamos este modo para la gente que sea muy exigente consigo misma y desee perfeccionar su técnica sin enemigos que le molesten.

Velocidad Infernal: Contrario al modo anterior, este es de los mejores. Aquí encontraremos un modo donde no importan ni las armas ni las estrategias, sólo la velocidad. El único boost que encontraremos será el de velocidad. La única pega es que podemos llegar a alcanzar cotas de velocidad demasiado altas, lo cual nos hará perder el control del coche si no tenemos suficiente pericia.

Arena 

La arena es el modo en el que descargaremos más adrenalina, contrario al modo anterior, aquí se premia la destrucción y sembrar el caos entre nuestros enemigos. Tenemos tres formas de hacerlo y son las siguientes:

Partida a Muerte: Un versus en toda regla, no es un Battle Royale, pero en este modo prima la destrucción y la eliminación del enemigo a cualquier precio. Si nuestro coche llega a un porcentaje de daño máximo, la competencia terminará y se hará el recuento de puntos obtenidos.

Roba el Alijo: El modo Captura la Bandera reinventado para ser jugado con coches. Tendremos un botín y nuestro deber será protegerlo mientras intentamos hacernos con el del enemigo. El peligro no está en obtener el botín enemigo, eso es sencillo. Las cosas se complican cuando intentamos volver a nuestra base. Tenemos que decir que  este modo aparece bloqueado, no sabemos si se debe a que se activará más adelante o si es una limitación el juego de forma anticipada y será exclusiva del online.

Bomba de Relojería: En este modo tendremos a un coche enemigo con una bomba acoplada pisándonos los talones ¿Recordáis cuando un enemigo en Crash Team Racing chocaba con una TNT y al explotar se llevaba a todos los que tenía cerca? Pues es algo así.

 

Carkour

Carkour: Bien, el último de los modos para un jugador que hemos podido probar. Este modo recuerda mucho a los servidores de ‘surf’ con los que cuentan juegos como CSGO o TF2. Tendremos a nuestra disposición muchos mapas cada uno con sus particularidades y sus desafíos. Es uno de los modos más divertidos que se pueden encontrar, pero requiere mucha paciencia.

Si ya erais fan del ‘surf’ en los juegos anteriormente mencionados, esto os va a encantar.

Música a juego con la velocidad

Y perdonad que utilicemos un término tan poco profesional, pero es la mejor manera de describir la banda sonora con la que cuenta GRIP: Combat Racing. En colaboración con Hospital Records, tenemos 22 canciones llenas de adrenalina y velocidad. Eso sí, puede que el género al cual pertenecen estos temas no sea de tu agrado. Pero eso no quita que le sienten muy bien al juego.

Personalmente, nos ha gustado. Aunque tampoco habrían venido mal algunos temas vocales un poco más conocidos.

Cumple a nivel gráfico

El juego cuenta con un apartado técnico destacable, no es perfecto y en ocasiones nos encontraremos con algún pequeño bajón de frames en circunstancias muy puntuales, pero no es nada que no pueda solucionarse de cara al lanzamiento. Competiremos en circuitos futuristas si la acción se desarrolla en ciudades o urbes, pero si se desarrolla en campo abierto gozaremos de campos nevados o desiertos. Además, los coches pueden ser modificados para resultar más atractivos a nivel visual. Todas estas modificaciones se desbloquearán jugando.

Conclusiones

GRIP: Combat Racing es un título ambicioso. Uno que en gran medida cumple lo que promete, pero tiene algunos fallos que merecen ser mencionados. El más grave para nosotros es el poco control que tendremos sobre el coche a altas velocidades. Por culpa de esto se logra que el título pase de ser uno de conducción arcade a uno de conducción técnica. La física en algunas curvas también es demasiado cruel con el jugador, logrando que en los primeros intentos nos demos de cara contra el vacío. Finalmente, el minimapa es confuso y no se entiende como es que no se ha optado por uno más sencillo.

Pero no vamos a centrarnos en lo malo, pese  a sus errores, GRIP: Combat Racing cuenta con una buena cantidad de contenido que disfrutar, con un modo para un jugador, un modo online y un modo a pantalla dividida. Pensando así en todas las posibilidades para ser disfrutado.

Podréis encontrar GRIP: Combat Racing disponible en formato físico o en formato digital a través de la Nintendo eShop de Nintendo Switch a un precio de 39,99€. Alternativamente, también lo podréis encontrar PlayStation 4, Xbox One y PC. Sólo las versiones de Switch y PlayStation 4 pueden conseguirse en formato físico.

Análisis - GRIP: Combat Racing

Distribuidora: Wired Productions

Sinopsis: GRIP es un juego que combina carreras de alto octanaje y combates con armamento pesado donde irás armado hasta los dientes y competirás a una velocidad atroz.

  • 8.5/10
    Jugabilidad - 8.5/10
  • 9/10
    Sonido - 9/10
  • 7.5/10
    Gráficos - 7.5/10
8.3/10

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X