[Análisis] HyperX Pulsefire Surge

¿Cuántas veces os hemos hablado ya sobre ratones? Creo que ya he perdido la cuenta, pero eh, son sin duda alguna el periférico más necesario de un ordenador junto al teclado. Hoy le toca el turno al nuevo producto de HyperX, una marca que nunca me ha decepcionado con sus periféricos de juego, cada vez que he hecho una reseña he terminado por enamorarme y recomendarles a mis amigos. Sin más dilación quiero contaros mis impresiones de su nuevo ratón, el Pulsefire Surge.

 

HyperX es la división de productos de alto rendimiento de Kingston Technology, sí, habéis leído bien, seguro que al leer Kingston rápidamente habéis pensado en las tarjetas de memoria SD o micro SD que todos hemos visto en cualquier tienda informática, y no es para menos ya que son el mayor fabricante de memoria independiente del mundo. HyperX se formó en 2002 y con el tiempo ha conseguido aumentar el negocio expandiéndose más allá de las unidades de memoria para fabricar auriculares, alfombrillas, ratones o teclados. Asimismo HyperX se compromete a ofrecer productos fiables con los mejores niveles de rendimiento, y no es para menos ya que actualmente patrocina a 20 equipos de gaming en todo el mundo y es el principal patrocinador de los eventos Intel Extreme Masters y Dreamhack. Los productos de HyperX están diseñados para cumplir con las necesidades más exigentes de los gamers profesionales, ofrecerles una ventaja decisiva y ayudarles a estar siempre en su mejor momento.

Especificaciones técnicas

Ergonómico: Simétrico
Sensor: Pixart PMW3389
Resolución: Hasta 16 000 ppp
Preajustes PPP: 800/1600/3200 ppp
Velocidad: 450 ips
Aceleración: 50 G
Botones: 6
Teclas de botones izquierdos/derechos: Omron
Durabilidad de botones izquierdos/derechos: 50 millones de clics
Retroiluminado: RGB (16 777 216 colores)
Efectos de luz: Iluminación RGB por LED y cuatro niveles de brillo
Memoria integrada: Tres perfiles
Tipo de conexión: USB 2.0
Velocidad de sondeo: 1000 Hz
Formato de datos USB: 16 bits/eje
Coeficiente dinámico de fricción: 0,13 µ2
Coeficiente estático de fricción: 0,20 µ2
Tipo de cable: Trenzado
Peso (sin cable): 100g
Peso (con cable): 130g
Dimensiones:

Longitud: 120,24 mm

Altura: 40,70 mm

Ancho: 62,85 mm

Longitud del cable: 1,8 m

Características

  • El anillo de luz proporciona efectos RGB dinámicos de 360°
  •  Sensor Pixart 3389 con ajustes de PPP nativos de hasta 16 000
  •  Teclas fiables Omron para 50 millones de clics
  •  Fácil personalización gracias al software HyperX NGenuity
  •  Memoria integrada para almacenar las personalizaciones
  •  Partes traseras grandes para lograr un fácil deslizamiento

Unboxing

La caja de cartón viene decorada con los colores habituales de la marca, y externamente todo está predispuesto de la misma forma que en el embalaje de su hermano mayor, el Pulsefire FPS. Por lo tanto, en la parte central tenemos una imagen del ratón iluminado, en la cual se destaca su denominación, así como sus efectos luminosos RGB. En el lateral izquierdo encontramos otra imagen del Pulsefire Surge, y en el derecho algunas de sus características junto a los requisitos mínimos del sistema. Para terminar, en la parte trasera volvemos a ver el ratón, en esta ocasión mediante una vista aérea. La información que acompaña a esta imagen, hace referencia a la fácil programación de los parámetros de iluminación, botones y rendimiento del sensor. Dentro de esa misma hay información sobre la garantía de 2 años que ofrece la marca.

 

Ratón HyperX Pulsefire Surge

Realmente aprecio el enfoque de HyperX para el diseño de hardware. En lugar de adoptar el enfoque pomposo que muchos fabricantes de accesorios para PC utilizan con sus teclados y ratones, esta marca tiende a quedarse con una estética elegante y reservada que, no nos equivoquemos con esto, ya que el rendimiento interno demuestra que simpleza exterior no va reñido con ser un producto de una magnífica calidad. El Pulsefire Surge es un excelente ejemplo de este tipo de diseños.

Lo primero en lo que me fijé al sacar el ratón de su caja, es en su tamaño, pequeñito en comparación con el FPS, sobre todo en el ancho. Aunque es liviano, es curioso que siendo de menor tamaño que su hermano, pese ligeramente un poco más. Al final su tamaño se traduce en un diseño ergonómico y cómodo que no es demasiado complejo, pero se siente agradable a la par que duradero. Aunque el Pulsefire FPS y el Pulsefire Surge comparten un nombre similar, son ratones muy diferentes tanto por dentro como por fuera. En lo que respecta a los conceptos básicos, el Pulsefire Surge es ideal por su tamaño, para personas con manos más pequeñas, mientras que el FPS es mejor para aquellos que tienen la palma de la mano más grande.

El cuerpo de Pulsefire Surge RGB es bastante tradicional. Tiene bordes lisos y redondeados y un chasis en gran parte negro. En esta ocasión los laterales no tienen un recubrimiento de goma, pero tienen un material con un tacto ligeramente rugoso diferente a la parte superior del ratón, que también nos ofrece un buen agarre.

Tiene un par de botones adicionales ubicados en el lateral izquierdo al igual que el FPS, algo que personalmente agradezco, ya que no soy muy fan de esos ratones que tienen 13 teclas programables ni nada por el estilo. Francamente, no me gustan los ratones así, tengo un teclado por una razón, puedo usar eso, muchas gracias. El ratón se desliza estupendamente por la alfombrilla.

El cableado trenzado por el que optó HyperX para el Pulsefire Surge, en lugar del cable recubierto de plástico que la mayoría de los ratones tienen, es agradable y suave, y esto no solo hace que el cable sea más resistente, sino que también evita que se enrede. Es comparativamente mucho más suave que el cableado utilizado en el Pulsefire FPS.

Hablando de funcionalidad, es aquí donde el Pulsefire Surge realmente sobresale. Gracias a su sensor de infrarrojos Pixart 3389, admite el seguimiento de movimientos de hasta 16.000 DPI. En términos prácticos, esto nos permite configurar el Surge para que capte hasta el más mínimo movimiento. El movimiento del cursor se siente preciso y receptivo en todos los ajustes DPI, y una vez que hayamos encontrado nuestra sensibilidad preferida, la capacidad de deslizar el cursor por la pantalla sin sobrepasar o disparar su objetivo es sumamente satisfactorio.

El software: HyperX NGenuity

El Pulsefire Surge cuenta con un software propio llamado HyperX NGenuity, mediante el cual podemos personalizar completamente todos los efectos de iluminación RGB en el ratón. La iluminación gira alrededor del mouse y el propio logo de la marca. Usando el software, se pueden cargar tres opciones predeterminadas diferentes en el Surge (Wave, Cycle y Solid) y luego usar los botones en el lateral del ratón para ir alternándolos.

 

Lo increíble de esto es que se podemos añadir diferentes perfiles y el programa nos ofrece algunas opciones de colores relacionadas con juegos como Destiny 2, Overwatch o PUBG entre otros. Es una característica realmente agradable, ya que podemos adaptar los colores al tipo de juego que estemos jugando. Asimismo, hay una opción de personalización más profunda que nos permite elegir si queremos iluminación sólida o en ondas, y los colores que queremos (entre una tremenda gama de colores) para casi cada centímetro de la zona que se ilumina en el ratón, así como el propio logo. El Pulsefire FPS pecaba no de contar con la posibilidad de cambiar su estático color rojo, y como podemos ver, con este nuevo ratón han solucionado dicha carencia.

El efecto de iluminación RGB de 360 ​​grados que ofrece este producto, tiene que ser una de las implementaciones más limpias de iluminación RGB que he visto hasta ahora en un ratón. Los colores son vívidos y brillantes sin ser dominantes y es súper fácil de personalizarlos con su software.

Además de lo dicho, el HyperX NGenuity nos permite trastear con los tres niveles de sensibilidad del ratón (800,1.600 y 3.200), aunque esto podemos cambiarlo pulsando directamente en el botón central que está al lado de la rueda de desplazamiento. Por supuesto, hay un apartado de macros donde podemos asignarlos a las diferentes botones del ratón, y contamos además con una biblioteca de macros para poder guardar nuestras configuraciones.

Conclusión

El Pulsefire Surge es un fantástico ratón, cómodo, receptivo y con una iluminación hipnótica y tremendamente personalizable, que justifica con creces su precio. Ya sea que estemos jugando a un shooter y necesitemos disparar en la cabeza a larga distancia, haciendo pequeños ajustes a un dibujo digital o simplemente haciendo clic en nuestro trabajo diario, el Surge garantiza que cada movimiento microscópico sea suave y preciso. Si estás buscando un nuevo ratón para usar en tus largas sesiones de juego, el último de HyperX debería ser uno de los primeros en entrar a consideración en tu lista.

X