[Análisis] It Takes Two

[Análisis] It Takes Two

Fecha de Lanzamiento
26/03/2021
Distribuidora
Electronic Arts
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión Analizada
Origin
El polémico creador Joseph Fares, fundador de Hazelight Studios, nos trae su nuevo producto amparado por la gigante Electronic Arts, un nuevo juego completamente cooperativo, como ya ocurría con su anterior obra A Way Out. Sin embargo, no podría tener una temática más distinta a la de su anterior proyecto. Mientras que en A Way Out nos presentaba una premisa seria y realista sobre dos presos que colaboran para escapar de la cárcel, en It Takes Two tendremos una aventura de plataformas y fantasía, en la que siendo dos muñecos avanzaremos por diferentes escenarios relacionados con las vidas de nuestros protagonistas.

 

Las lágrimas de Rose

La historia de este juego empieza con una niña, de nombre Rose, que cae en la tristeza al recibir la noticia de que sus padres, May y Cody, se van a separar. Presa de la tristeza e inconsciente de lo que provocará, se escaquea para llegar al cobertizo donde tiene escondido dos juguetes basados en sus padres y el libro del amor. Allí, con sus lágrimas, provocará una reacción que hará que sus padres se vean envueltos en una aventura de magnitudes fantásticas, en las que tomarán el control de los juguetes de Rose. El libro del amor, Dr. Hakim, les explicará lo que ocurre mientras ellos entran en pánico. Decidirán obviar al cansino del Dr. Hakim e intentar llegar hasta Rose para que les ayude.

La mágica aventura de May y Cody nos llevará por distintas zonas relacionadas con su vida cotidiana, como su trastero, su jardín o el cuarto de su hija, aunque con muchos elementos fantasiosos de por medio. La distribución de las zonas y su detallismo es enfermizo, además de presentar tanto diferentes situaciones como reacciones de nuestros protagonistas. May y Cody están en constante evolución durante todo el juego, tanto personal como en su relación, que comienza rota y con discusiones por cada mínima discrepancia… lo típico en parejas a punto de separarse. Eso sí… algunas veces parece que estáis manejando a un par de psicópatas.

Durante nuestro camino conoceremos a bastantes personajes basados en objetos o seres cercanos (o no tan cercanos) a la vida cotidiana de Cody y May. Interactuaremos, por ejemplo, con su antigua aspiradora, los juguetes de Rose o los habitantes del árbol de su jardín. Todo esto envuelto en un ambiente sano y desenfadado, siguiendo una línea cómica bastante marcada, normalmente, para todos los públicos, aunque toque también temas que sólo jugadores de cierta edad puedan comprender. La mayoría de los escenarios os impresionarán por la cantidad y la calidad de los detalles. Los encontraréis repletos de entidades, con las cuales podréis interactuar de una forma u otra.

 

Cambio de mecánicas constante

La principal y más notoria característica es que estamos ante un juego cooperativo a pantalla partida, ya sea de manera local u online. Eso puede suponer una barrera para algunos jugadores, pero de verdad, buscad a alguien con quien jugar It Takes Two, ya que no os arrepentiréis. Por lo demás, nos encontramos ante un juego de plataformas 3D de dificultad liviana en el que la cooperación es imperativa durante toda la aventura.

Como ya he comentado, cada escenario se basa en lugares cercanos o relacionados con la vida cotidiana de los protagonistas. Además de esto, cada zona implementará mecánicas únicas de cada una de ellas. No quiero revelar demasiados detalles, porque es una de las cosas que más me ha impresionado del juego. Aún así, algunas incluso cambiarán totalmente el género y la jugabilidad del juego, mientras que otras se basarán en la cooperación de ambos jugadores. Cada puzle y cada mecánica está diseñado para que los jugadores interactúen irremediablemente entre ellos.

Durante el juego, nos iremos encontrando diversos minijuegos, algunos bastante escondidos por los diversos escenarios. Serán ideales para pasar un buen rato con tu compañero de partida. La mayoría de ellos son muy divertidos e incluso os recordarán a juegos populares presentes en la niñez de cualquiera. Desde el juego popular de las sillas, hasta unas carreritas al Scalextric, pasando por el aplasta topos. Risas y competición amistosa garantizadas.

 

La banda sonora potencia los momentos más emocionales

El juego luce de una manera espectacular gracias a que aprovecha la potencia de Unreal Engine en todos los sentidos. Nos presentarán unos preciosos escenarios poblados de fondos muy cuidados y objetos con los que podremos interactuar. Su estilo gráfico os recordará al de las películas de Pixar. El manejo de la iluminación y las sombras os dejará bastante satisfecho.

El diseño de sonido tampoco os dejará insatisfechos, ya que ha sido creado con un mimo bestial. Por poneros un ejemplo, el sonido de los pasos sonará diferente dependiendo de la superficie que recorramos. Cada acción tiene un sonido que encajará perfectamente con ella. Aparte, su banda sonora original es muy especial, con un tema concreto para cada zona y otros tantos hechos para algunos momentos más emocionales dentro de la historia.

A la hora de la optimización, mencionar que los FPS son estables, aunque he notado algunas cosas raras al terminar las escenas, supongo que por el hecho de que usa estas para cargar los entornos. Más allá de eso, no hay caídas de frames y no he podido apreciar ningún error reseñable.

 

Uno de los juegos del año

En definitiva, It Takes Two es un plataformas 3D obligatoriamente cooperativo lleno de magia. Aunque la historia es bastante llevadera y considero que sus personajes están bastante logrados, considero que no es lo más importante. Esto no es algo malo, pues simplemente está eclipsado por la inmensa calidad jugable que presenta. Un plataformas 3D en el que apreciaremos cambios totales a cada tramo que completamos, llegando incluso a cambiar de género, todo pensado para jugarlo colaborando con tu compañero de partida. El diseño de sonido y musical es bestial, amplificando sensaciones de todo tipo y marcando el ritmo de escenas con mucha acción. It Takes Two es uno de los llamados a ser juegos de este año, sin ninguna duda.

9.1
Impresincidible
">
Sinopsis
It Takes Two es un juego de plaformas 3D completamente cooperativo. Cada una de las múltiples mecánicas que nos sorprenderán por su calidad y número están integradas para ser totalmente disfrutables jugando de forma cooperativa. Su diseño tanto visual como sonoro es exquisito. Uno de los juegos del año.
Pros
Juego pensado punto por punto para ser jugado de forma cooperativa
Base de plataformas 3D, con muchas mecánicas diferentes para cada nivel
Diseño visual y sonoro exquisitos
Minijuegos interesantes para divertirnos jugando con amigos
Contras
Al cargarse los escenarios durante las escenas, a veces puede haber en éstas bajones de FPS
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X