[Análisis] Katamari Damacy Reroll (Switch)

0 Flares 0 Flares ×

Japón ha sido, es, y será, la cuna de algunos de los productos audiovisuales más bizarros y curiosos del mundo, destacando obras tales como BoBoBo o Gintama en el ámbito del manga/anime en las que el humor absurdo y las situaciones estrafalarias son la clave de su éxito. Y Bandai Namco no podía quedarse atrás, ya que en el año 2004 lanzó en exclusiva para PS2 uno de los juegos más originales y extraños que se había visto hasta entonces: Katamari Damacy, en el que había que crear estrellas a base de pegar objetos a una bola que tenemos que llevar rodando. A pesar de que esta idea sea… rara cuanto menos, consiguió dar pie a una saga más o menos exitosa en Japón y de nicho en el resto del mundo. Y es ahora, en pleno 2018, cuando Bandai Namco lanza para Switch y PC una versión renovada de la primera entrega de la saga, lo cual nos hace preguntarnos lo mismo que con cualquier remaster: ¿merece la pena hacerse con este, habiendo o no jugado al original? Veámoslo.

La historia de Katamari Damacy Reroll no sufre ningún tipo de cambio con respecto a la entrega original, y esta sigue siendo tan curiosa como siempre. En Katamari Damacy controlamos al príncipe, hijo del Rey del Universo, quien le manda recorrer junto a su Katamari (una especie de esfera a la que queda pegado cualquier objeto, siempre que tenga el tamaño suficiente, y que está conectada al príncipe) toda la tierra recogiendo objetos con los que crear estrellas, para así demostrar su valía y restaurar el cielo nocturno cuyas estrellas fueron destruidas por accidente por el propio Rey del Universo. Como podéis ver, la historia es muy original y única, y está plagada de humor negro (los diálogos del Rey del Universo con su hijo no tienen desperdicio) y ciertas ideas bastante interesantes para analizar. A pesar de su aparente simpleza, oculta una buena historia que no dejará indiferente a nadie.

Como podréis intuir, su jugabilidad es tan bizarra como su propia historia. El juego está estructurado en una serie de niveles cerrados en los que debemos ir recogiendo objetos cotidianos con nuestro Katamari para ir haciéndolo más y más grande, hasta lograr el tamaño que el Rey del Universo nos ha pedido conseguir. Conforme avanzamos en la historia, nos pedirán lograr tamaños cada vez mayores, lo que da una sensación de progresión bastante satisfactoria una vez superamos los niveles. Y es que la progresión es una de las claves del título: el ir viendo cómo comenzamos con un Katamari enano, para a lo largo de unos cuantos minutos alcanzar varios metros de altura gracias a que hemos pegado a nuestro Katamari objetos tales como sillas, gatos o incluso pistolas. Hay una variedad enorme de objetos que pegar, y un buen número de niveles, lo que hace que en ningún momento el título se haga pesado o repetitivo. Pero a pesar de lo que pueda parecer, el juego no es para nada sencillo, pues al chocarnos con algún objeto mayor que nuestro Katamari se caerán algunos de los objetos que ya hayamos pegado, reduciendo así su tamaño. La dificultad radica, por tanto, en encontrar la ruta más adecuada para recolectar los objetos adecuados en orden, evitando así todos los posibles obstáculos.

En cuanto al esquema de control, este es uno de los aspectos negativos del título, ya que se hace bastante lioso y difícil controlar al personaje. Para mover al príncipe, es necesario desplazar ambos joystick hacia el lado al que se quiera avanzar, y para girar hacia la derecha o la izquierda, hay que desplazar hacia adelante el joystick derecho o izquierdo respectivamente, mientras que para girar 180 grados basta con pulsar ambos joysticks. Aunque es algo confuso y poco intuitivo, al final no es difícil acostumbrarse, pero más de una vez nos hará falta consultar la guía de movimientos para no perdernos al controlar al príncipe.

El apartado gráfico no ha sufrido mucho cambio con respecto al título original, más allá de algunas mejoras en la resolución del título. Sus diseños son muy poligonales y simplones, propios de la época en la que se lanzó originalmente, pero creo que el hecho de que haya texturas pixeladas en esta supuesta versión HD muestra que se podría haber trabajado bastante más este apartado. Aún así, y por irónico que pueda parecer, este estilo gráfico simplón le otorga al título una identidad propia, siendo otra de sus señas de identidad. Básicamente, creo que deberían haber retocado las texturas y modelos, y no simplemente añadir una resolución HD y ya.

La música del título es maravillosa y única, y es que creo que no había escuchado música similar en ningún otro juego antes. Esta se adapta bastante bien al desarrollo de la acción, con canciones que se quedarán en nuestras cabezas por mucho, mucho tiempo (si no me creéis, basta con escuchar el tema principal del juego). Uno de los mejores y más originales apartados del juego, sin lugar a dudas.

Pasando a las novedades de esta edición, he de decir que hay muy pocas y poco notables. Podemos encontrar así la posibilidad de usar el sensor de movimientos de los Joy-cons para controlar al príncipe, o la posibilidad de disfrutar de un modo cooperativo a pantalla partida, pero a pesar de que son añadidos que se agradecen, no son suficientes para justificar del todo el re-lanzamiento de un título que salió hace ya 14 años.

En definitiva, Katamari Damacy Reroll se trata de la versión remasterizada de uno de los títulos más únicos y con mayor personalidad de la sexta generación de consolas, que generó una saga de nicho y que regresa ahora para alcanzar un mayor público, pero se le echan en falta un mayor número de novedades jugables y un apartado gráfico más pulido. Sin lugar a dudas se trata de un gran juego, que divertirá a cualquiera que tenga ganas de rodar una enorme bola cual escarabajo pelotero, pero no creo que valga la pena para todos aquellos que en su día disfrutaron de este bizarro título. Eso sí, si jamás habéis jugado a esta saga, no os lo penséis dos veces: es hora de crear constelaciones.

 

Análisis - Katamari Damacy Reroll

Distribuidora: Bandai Namco

Sinopsis: ¡El imparable príncipe ha vuelto y está dispuesto a arrollarlo todo! Cuando el Gran Rey del Cosmos destruye por accidente todas las estrellas del cielo, te ordena a ti, su diminuto hijo, que vuelvas a encender las luces celestes. ¡Únete al Rey y al Príncipe del Cosmos en su alocada aventura para recuperar las estrellas! ¡Ahora en Full HD! ¡El popular juego de arrollar objetos vuelve con nuevos gráficos, cinemáticas totalmente renovadas y en Full HD!

  • 8/10
    Historia - 8/10
  • 6.5/10
    Jugabilidad - 6.5/10
  • 6.5/10
    Gráficos - 6.5/10
  • 9/10
    Sonido - 9/10
7.5/10

ToniJoestar

Futuro periodista andaluz con ganas de comerse el mundo. Me gusta el buen cine, los videojuegos, la música y la pizza.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X