[Análisis] Monster Hunter World: Iceborne

0 Flares 0 Flares ×

Ya está aquí Monster Hunter World: Iceborne, la esperada expansión de Monster Hunter: World. El nuevo mundo se nos ha quedado corto y desde Capcom, nos traen esta inmensa expansión con nuevos monstruos, lugares, herramientas, armas… si os gustó Monster Hunter: World esto es más y mejor.

 

Monster Hunter World: Iceborne perpetúa una práctica que pocos juegos han decidido seguir y se une a colosos como The Ringed City, The Witcher 3: Blood and Wine o Torna The Golden Country en el Olimpo de las expansiones. Expansiones reales, con un contenido brutal digno de cualquier juego base y que incluso se atreven a salir en formato físico. Contenidos que ilusionan y que te invitan a volver a un mundo que ya amabas.

Adéntrate con nosotros en el Arrollo de Escarcha, un nuevo páramo habitado por las bestias más increíbles, feroces y brutales que puedas imaginar. Prepara tus armas, cazador, y que la estrella azul te guíe, ha llegado el invierno. Dentro análisis.

 

Un nuevo misterio. Análisis de la historia

Justo como pasaba en Monster Hunter: World la historia no queda completamente difuminada entre cacerías. Iceborne presenta una historia directa y genuina, con un claro hilo argumental. En este sentido, tanto la experiencia del juego base como la de la expansión son más parecidas a los RPG tradicionales (obviamente sin la estructura de mundo abierto), con unas misiones principales y decenas de misiones secundarias, lo que, a título personal, agradezco sobremanera.

Esta vez, acompañados de nuestra inseparable encargada, desentrañaremos un misterio del Nuevo Mundo, una migración de Legiana, que abandonarán sus nidos acompañados por un misterioso canto. La estructura de la historia de Monster Hunter World: Iceborne se asemeja en gran medida a la del juego base, pero dando mucha más profundidad a personajes que hasta ahora eran totalmente tangentes.

Además, en Iceborne nos enfrentaremos a una nueva, gigantesca y glacial incógnita; Velkhana, un dragón anciano que amenaza a todo el Nuevo Mundo. Este poderoso dragón parece estar directamente relacionado con un cambio en el ecosistema, lo que sacará de su letargo a decenas de nuevas bestias que ponen en peligro el equilibrio del mundo.

 

Cuenta con mi espada. Análisis de la jugabilidad

Jugablemente Monster Hunter World: Iceborne es más Monster Hunter: World, solo que con un buen puñado de jugosas novedades. Comenzando por las «menos significativas», como era obvio, y tratándose de una expansión, se han añadido una buena cantidad de armas y armaduras nuevas al juego, todas ellas más poderosas que las que ya habíamos podido ver.

Este punto merece recalcarse, sobre todo si estáis leyendo este análisis mientras jugáis a Monster Hunter: World: cualquier armadura de la expansión supera, con creces, a las mejores armaduras del juego base, por lo que no necesitáis mataros a farmear para obtener un buen equipamiento para afrontar la nueva dificultad de Iceborne.

Un arma noble para tiempos más civilizados

También hay un gran abanico de nuevas armas, muchas de las cuales podréis crear sin necesidad de mejorarlas desde cero. Esto quiere decir que los árboles de mejora de armas no solo se han expandido, sino que además han nacido nuevas ramificaciones y armas base, por lo que el catálogo es mucho mayor. Así, será fácil para alguien recién llegado al Rango Maestro equiparse como es debido.

A su vez, cada uno de los tipos de armas ha recibido nuevos movimientos y ataques, haciendo del combate algo más fluido y divertido si cabe. Por ejemplo; con la espada larga podremos enfundar nuestra katana tras completar una rotación de golpes de ira, y después desenfundarla realizando varios ataques definitivos diferentes. Todo esto da a los cazadores nuevas maneras de enfrentarse a las criaturas del Nuevo Mundo.

Aunque, sin duda, la estrella del arsenal es la Garra Retractil, que acompañará a la Eslinga como el mejor complemento para los cazadores. La Garra se equipará de manera pasiva, y podremos accionarla apuntando a los monstruos con nuestra Eslinga y pulsando el botón círculo (B en Xbox). Al acertar un lanzamiento en el cuerpo de un monstruo nos montaremos sobre él, pudiendo realizar a continuación multitud de acciones, como atacar, debilitar esa parte del cuerpo o concentrar en un disparo toda la munición de la Eslinga.

También se han añadido nuevos niveles, armas y artilugios para nuestros compañeros Felynes, así como la posibilidad de montar monstruos para desplazarnos rápidamente por los escenarios.

Y hablando de Rango Maestro…

Una de las características más aclamadas y solicitadas por los fans era el famoso Rango G, la dificultad definitiva de cualquier experiencia Monster Hunter. Para muchos supuso una decepción no encontrar este modo en Monster Hunter: World y desde Capcom han sabido oír nuestras súplicas, y nos traen de vuelta la experiencia más desafiante de la saga.

En el juego base podíamos elegir, tras avanzar en la historia, entre misiones de Rango Bajo y Rango Alto. Sin embargo, al terminar Monster Hunter: World, y siempre que hayamos adquirido Iceborne, se nos dará la opción de comenzar una nueva historia, desbloqueando automáticamente el Rango Maestro.

En Rango Maestro los monstruos serán aún más peligrosos, más duros y desarrollarán nuevos ataques, por lo que tendremos un desafío a la altura de los más exigentes.

A su vez, los monstruos curtidos seguirán presentes, por lo que tendremos a monstruos de Rango Maestro curtidos listos para ser cazados. Todo un reto.

Un nuevo ecosistema merece una fauna a la altura, y esta vez tenemos esto y mucho más

Pero como siempre en la franquicia, los verdaderos protagonistas del juego son los monstruos que lo pueblan. En total, en Monster Hunter World: Iceborne se han añadido más de 20 nuevos monstruos grandes, además de varias especies de monstruos pequeños. Entre estos monstruos encontramos nuevas especies como el Beotodus, un Wyvern nadador capaz de moverse bajo la nieve, o el Banbaro, una mole lanuda con unos grandes cuernos.  También veremos subespecies de los monstruos que ya podíamos encontrar en el juego base y que ahora serán más poderosos que nunca. Estas variantes no solo cambiarán su aspecto, fortalezas y debilidades, sino que presentarán nuevos comportamientos, movimientos y ataques nunca antes vistos.

Por otro lado, y para alegría de los nostálgicos, volveremos a enfrentarnos a seres como Glavenus, Yian Garuga o Nargacuga (un ejemplo entre muchos otros), monstruos ya famosos y queridos en la franquicia.

La fría belleza del Arroyo de Plata, nuevo escenario de Monster Hunter World: Iceborne

Pero tan importantes como las armas o los monstruos es el escenario que los acompaña. El Arroyo de Escarcha se presenta como la zona más grande nunca vista en la saga, siendo hábitat de numerosas bestias y animales que darán vida a todo un ecosistema nuevo. Este nuevo mapeado es, en su gran mayoría, un escenario helado, representando con total fidelidad un bosque helado, un glaciar o una tundra, sin olvidarnos de grandes cavernas congeladas o zonas con termas y géiseres.

Y un nuevo continente necesita una nueva base, por lo que pronto estableceremos el poblado de Seliana. En Seliana tendremos a nuestra disposición todas las comodidades de que disponíamos en Astera, como la forja, el intendente o la cantina, todo ello poblado con nuevos y carismáticos personajes.

También se ha aprovechado para dotar a Seliana de algunas nuevas y útiles características, como las fuentes termales o la industria de vapor, con la que podremos obtener, sacrificando combustibles, materiales y premios con un sencillo minijuego.

Sin embargo, no voy a ocultar mi ligera decepción por que el Arrollo de Escarcha sea el único escenario de cacería añadido, y habría enloquecido si hubieran decidido crear uno o dos escenarios extra. Sentimientos que, tras jugar unas cuantas horas, sin duda olvidarás, pues como podéis ver, Iceborne tiene contenido más que de sobra.

Un hogar al que volver

Además, en Seliana también dispondremos de un nuevo hogar y una sala de espera, dos lugares con más contenido que nunca. En cuanto a nuestra casa, podremos personalizarla con multitud de opciones de decoración, algo nunca antes visto en la saga. Mediante compras, o en su mayoría, mediante misiones secundarias, podremos desbloquear nuevo mobiliario, decoraciones y objetos con los que hacer de nuestra vivienda un lugar único y personal.

Por su parte, la sala de espera multijugador estará más viva que nunca, pudiendo disfrutar de actividades y minijuegos nuevos, así como de una zona de termas en la que poder bañarnos en compañía. Estos «onsen» casan a la perfección con la temática de compañerismo implícita en la saga, y seguro que muchos pasarán bastantes horas en compañía de sus amigos y compañeros únicamente disfrutando del lugar.

 

Ruidos en la noche y nostalgia en el corazón. Análisis del apartado artístico

En el apartado visual, una vez más Monster Hunter World: Iceborne nos deja con la boca abierta. Los efectos de iluminación y los gráficos son absolutamente soberbios y las partículas se ven tan espectaculares como en el juego base. Los ataques y efectos producidos por los monstruos o por nosotros mismos son un espectáculo digno de ver.

La dirección artística vuelve a ser soberbia, brillando no solo los diseños de armas y armaduras, sino los modelados de los imponentes y bellos monstruos que encontraremos. Todo el Arroyo de Escarcha es una oda a la representación de escenarios, que se desarrolla no sin ciertos problemas de funcionamiento. Los tiempos de carga son muchísimo más altos que en el juego base, sobretodo al cambiar entre los distintos pueblos o al cargar partida. Esto se compensa con la falta de cargas internas una vez en una misión, pero no deja de ser un punto en el que el juego podría mejorar. A su vez, el título presenta ligeros y aislados problemas de popping, sobretodo en alguna vegetación o detalles lejanos.

Un canto sobre el hielo

El apartado musical y sonoro destaca, una vez más, en Iceborne. Los ruidos de los animales y los sonidos ambiente se funden con el escenario para recrear, de manera fiel, lugares vivos y que respiran. Podemos oír el murmullo de las ojas, el zumbido de los bichos o las lejanas pisadas de algo gigantesco. Todo esto aumenta la sensación de que el escenario es un personaje más, y que nosotros, como cazadores, somos parte de su ciclo.

Los temas musicales también destacan por su adecuación al momento, siendo reseñables las melodías que acompañan a algunos de los monstruos más emblemáticos, que son personales y transforman las batallas en los momentos más épicos de nuestras cacerías. Composiciones como Seliana Day o Nargacuga Battle son claros ejemplos de como la banda sonora puede realzar los momentos más cotidianos o convertir una batalla a muerte en algo realmente tenso.

Y para gozo de los nostálgicos, algunos de los temas más emblemáticos de la franquicia, olvidados en Monster Hunter: World volverán en Iceborne. Serán momentos puntuales, pero conseguirán arrancar de la cara de los fanáticos una amplia sonrisa cómplice.

Conclusión

Monster Hunter World: Iceborne coge la fórmula que ya usara su antecesor para hacer avanzar a la cacería al siguiente nivel, transformando la experiencia en algo divertido, desafiante y a la vez precioso de experimentar. Si os gustó Monster Hunter: World, Iceborne sin duda os encantará, y si no habéis probado el juego base ahora es el momento, dada la decisión de Capcom de incluir la expansión en un pack junto a la experiencia «principal».

Añadidos como la Garra Retractil, las monturas y las nuevas armas y armaduras, pero sobre todo el nuevo escenario y los nuevos monstruos hacen de Monster Hunter World: Iceborne una expansión con todas las letras, una de las que hacen historia y deberían ser el fiel reflejo en el que todas las desarrolladoras se miraran. Expansiones como esta son el camino a seguir.

Mención especial requiere el tratamiento de lujo que Capcom está dando a la saga, pues antes del lanzamiento de Iceborne la expansión ya había confirmado que se seguirá actualizando con más contenido de manera totalmente gratuita. Cazadores, es nuestro momento, que la estrella azul nos guíe a todos.

Análisis - Monster Hunter World: Iceborne

Distribuidora: Koch Media

Sinopsis: Un nuevo misterio sacude el Nuevo Mundo; los Legiana han comenzado a migrar a un nuevo y helado continente y entre ellos suena un melancólico canto. A su vez, un poderoso dragón anciano ha despertado y amenaza el equilibrio de todo el ecosistema. Es nuestro deber, como cazador de la comisión de investigación, desentrañar el misterio y, por supuesto, dar caza a aquello que amenaza el mundo.

  • 8/10
    Historia - 8/10
  • 9.4/10
    Jugabilidad - 9.4/10
  • 9.4/10
    Gráficos - 9.4/10
  • 9.4/10
    Sonido - 9.4/10
9.0/10

David Hress

Mi nombre es David, soy Ingeniero de la Edificación y Arquitecto Técnico de profesión y jugón y freak de corazón. Mi tag es Hress y yo tampoco se como se pronuncia, por encima de todo me gusta el Rol y el "chinofarmeo". Me ponen bastante burro Geralt de Rivia y Sephiroth y mi novia no lo entiende.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X