[Análisis] Ozone Neon X20

0 Flares 0 Flares ×

Hace apenas un par de semanas nos hacíamos eco del anuncio del nuevo ratón de Ozone, el Neon X20, que acaba de salir al mercado. Gracias a la marca, ya hemos podido ponerle encima nuestras manos para probar esta nueva apuesta que se suma a su pujante catálogo, y que está claramente enfocado a un público amante del gaming, entre otras cosas, gracias a sus nueve botones programables. Asimismo, su económico precio lo sitúan en una gama baja/media muy apta para aquellos que no desean realizar un gran desembolso en un ratón profesional de 100€ o más, pero no por ello sacrifica su potencial dentro de este rango económico. ¿Queréis saber más? ¡Pues no dejéis de leer todavía!

Características

  • Exigente y poderoso: El Neon X20 llega a Ozone, fruto de la evolución de una gama sujeta a constante examen por parte de los verdaderos expertos en videojuegos. Conjuga un avanzado sensor óptico (Pixart PMW3325) con un diseño ambidiestro y versátil que alberga las más altas prestaciones para convertirse en el mejor aliado del competitivo.
  • Precisión, velocidad y control: Equipado con una avanzada tecnología y materiales de alta calidad, Neon X20 tiene como prioridad ceñirse al rigor de todos tus movimientos, garantizándote velocidad y control en cada jugada gracias a su sensor óptico, que ofrece una tasa de refresco de hasta 1000Hz y que alcanza una sensibilidad de hasta 10.000 DPI por software. Además, podrás moverte on the fly entre 6 niveles de DPI, adjudicando el valor que desees a cada nivel, para que puedas adaptar diferentes estrategias a cada juego.
  • Ergonomía en un diseño ambidiestro: Un ratón que se adapta a todo tipo de juegos gracias a su diseño ergonómico y ambidiestro recubierto con textura rubber que te ofrece un confort y un tacto suave durante largas sesiones de juego y que, además, se acomoda perfectamente tanto a usuarios zurdos como diestros. Además, el Neon X20 está fabricado exclusivamente con materiales premium y posee un cable trenzado que te garantiza mayor resistencia al paso del tiempo.
  • Ilumina tus movimientos: Crea diferentes efectos de iluminación gracias a los 16.8 millones de colores que te ofrece su iluminación RGB Spectra, desde la que podrás personalizar incluso la velocidad e intensidad de cada uno de ellos para hacer de tus sesiones gaming una auténtica experiencia de juego.
  • Personaliza tu táctica: Neon X20 cuenta con 9 botones configurables con los que podrás crear macros y atajos de teclado y asignarlos desde su potente software. Saca el máximo rendimiento a tu ratón y personalízalo para cada momento.

Especificaciones Técnicas

  • Sensor: Óptico · PixArt PMW 3325
  • Diseño: Ambidiestro
  • LED: RGB · 16.8 millones de colores
  • Botones Principales: Switches Huano
  • Botones Programables: 9
  • DPI (max.): 10000
  • DPI ajustable On-The-Fly: 500 / 1500 / 2000 / 3000 / 4000 / 5000 DPI
  • Tasa de respuesta: 125 – 500 – 1000 Hz
  • Compatible con: Windows XP / 7 / 8 / 10
  • Conector: USB chapado en oro
  • Peso: 121 gr
  • Tamaño: 128 x 66 x 37 mm

Unboxing

El Neon X20 viene embalado en una caja de cartón blando decorada en los colores de la marca (negro y rojo), junto al ya más que habitual blanco para todo lo escrito en la caja. La parte central dispone de una imagen de vista superior del ratón, que permite ir viendo algunos elementos como sus botones superiores (se intuyen los dos de ambos laterales), la rueda y la iluminación RGB Spectra.

La parte trasera vuelve a mostrar el producto acompañado de información en varios idiomas diferentes, así como una pequeña cuadrícula con las especificaciones técnicas de las que hace gala el Neon X20.

 

Una vez abierta la caja, el ratón Neon X20 nos espera encajado dentro de un cartón rojo y un plástico protector. No hay mucho más que destacar en el interior de esta pequeña caja, salvo la aparición de un pequeño manual de instalación con algunos datos básicos.

 

Neon X20

Estéticamente siempre agradezco que los productos sean sobrios, que no hagan grandes alardes, soy amigo de los colores clásicos y monótonos como el negro o el gris, y el Neon X20 lo tiene bastante claro. Es un ratón muy simple, sin necesidad de demasiada pompa, siendo la simpleza su mayor virtud, y ojo, esto no debe asociarse a una mala crítica, al contrario, igual que hay mercado para ratones o teclados pomposos que apuestan por entrar por los ojos con diseños estrambóticos y mezclas de colores exageradas, otros apuestan por un corte más clásico, algo que particularmente aprecio.

El Neon X20 está recubierto con una textura rubber que lo hace muy suave al tacto. El problema que tiene esta elección es que, aún ganando en comodidad al posar la mano, a los cinco minutos de uso o menos ya pueden apreciarse fácilmente las marcas de los dedos en el ratón. Asimismo, el tamaño del producto es idóneo para su uso tanto si somos diestros como si somos zurdos.

 

Este ratón se compone de nueve botones. En la parte central se ubican los dos habituales, con la correspondiente rueda de desplazamiento entre ambos, y justo tras esta, la ya bien conocida pareja de botones que ayuda a subir o bajar los niveles de DPI. En el lateral izquierdo hay otros dos botones que hacen las veces de retroceder y avanzar, mientras que los del lateral derecho suben o bajan el volumen de nuestro ordenador.

Los botones principales disponen de switches Huano, una versión más económica de los Omron, que ofrecen una vida útil de hasta 10 millones de clics. Igualmente, debéis saber que los nueve botones que forman parte del Neon X 20 son totalmente personalizables, por lo que, gracias a un simple programa de la marca fácilmente descargable desde su web, podremos configurarlos a nuestro gusto.

Hablando ahora de la velocidad y la precisión en los movimientos que ofrece este ratón, hay que destacar su sensor óptico Pixart PMW 3325, que permite alcanzar hasta un máximo de 10.000 DPI con una tasa de respuesta de hasta 1.000 HZ. Por supuesto, gracias al software asociado al Neon X20, se puede personalizar el nivel de DPI entre los seis por defecto, o variarlo nosotros mismos hasta alcanzar el que más cómodo nos sea para cada situación.

 

La iluminación RGB Spectra, que está presente en el logo de la marca, así como en una elegante curvatura blanca que está en la parte intermedia del ratón y que abarca de un lado a otro, ofrece hasta 16,8 millones de colores diferentes.

 

Software

Ozone ha creado un programa bastante sencillo e intuitivo en cuanto a funcionamiento, enfocado a mejorar nuestra experiencia con el Neon X20. Se puede encontrar y descargar en la web del producto.

Aunque es algo parco en opciones y todo debe editarse desde una única pantalla principal, esta simpleza facilita su utilización.

Entre sus posibilidades, está la elección de si utilizamos mano derecha o izquierda, adecuando así los botones a cada persona. Igualmente, se pueden editar los nueve botones para darles diferentes funciones, así como utilizar un editor de macros. Como no podría ser de otra forma, hay varios perfiles para guardar nuestras configuraciones.

 

Por otro lado, hay varios menús desplegables para configurar el nivel del DPI, desde los seis perfiles ya predefinidos a cualquier personalización entre los 200 y 10.000; así como el color asociado al nivel (cuando se ilumina el logo de la marca). Ya que hablamos de iluminación, desde este software se puede meter mano a los diferentes efectos que ofrece el Neon X20, así como la dirección y velocidad de esta.

Por último, no hay que olvidarse de los parámetros del ratón, pudiendo configurar su sensibilidad, la velocidad de scrolling (es decir, de la rueda) y la del doble clic. El Polling Rate se puede variar también desde los 125 Hz a los 1.000 Hz.

 

Conclusión

El Ozone Neon X20 me ha sorprendido gratamente. Este ratón tiene claro cuál es su público y dónde está enfocado, además de saber lo que debe ofrecer dentro de su ajustado rango de precio (30€). El ratón es sobrio, ergonómico y no demasiado grande, permitiendo que puedas usarlo cómodamente independientemente de la mano que utilices. A esto, hay que sumarle el acabado rubber, que hace que el ratón sea suave al tacto, algo en principio positivo, siempre y cuando no te importe que el ratón parezca estar constantemente sucio.

 

El sensor Pixart PMW 3325 funciona bastante bien, la iluminación es buena y a título personal, me agrada que no sea ni demasiado llamativa ni escasa, creo que es un acierto iluminar esa fina línea curva del ratón y el logo (sin contar sus múltiples colores y opciones). Por último, destacaría también sus nueve botones programables (además bien colocados para evitar que sean una molestia, no como otros que llenan todo un lateral con botones haciendo que muchas veces los pulses sin querer) y su software, que, aunque algo básico es bastante intuitivo.

Si queréis saber más sobre el Ozone Neon X20, os invitamos a visitar su página en la web de Ozone.

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

No Responses

  1. Pingback: [Análisis] Ozone Ekho X40 - GaminGuardian febrero 27, 2019

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X