[Análisis] ProtoCorgi

Fecha de Lanzamiento
15/06/2023
Distribuidora
Ravenscourt
Plataformas
Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Steam
Amantes de los animales, estáis de enhorabuena, pues el juego del que hoy vengo a hablaros no solo otorga el protagonismo a un simpático perrito, si no que, además, este cuenta con un arsenal enorme capaz de poner en peligro a todo un ejército espacial enemigo. Pero… ¿Sabéis qué es lo más curioso de todo esto? Que el perro ni siquiera es un ser vivo convencional, si no que se trata de un cíborg creado para ser amado y para proteger a la humanidad. Curiosamente, no es el primer animal robótico que encontramos en la industria del videojuego, pues a la cabeza se me vienen ejemplos tan variopintos como Rush, de la serie Mega Man, o Mack, uno de los protagonistas de Recore. Sin embargo, ninguno de estos tiene el poder y la simpatía del perrito que protagoniza el nuevo juego producido por Ravenscourt, que no es otro más que ProtoCorgi.

Inspirado en los clásicos juegos «matamarcianos» de acción y disparos con desplazamiento lateral, ProtoCorgi busca trasladarnos a una época más sencilla, en la que los juegos simplemente nos sumergían en mundos alocados donde era creíble que un perro robot salvara la galaxia disparando sus propios ladridos. El título ha sido desarrollado por Kemono Games, un estudio indie con sede en Chile conocido por… Bueno, aún no son muy conocidos puesto que este es su primer juego, pero que esto no os eche abajo: el estudio cuenta con mucho potencial, y el título ha estado en desarrollo durante un largo tiempo. ProtoCorgi tiene todas las papeletas para ser una agradable sorpresa que confirme el potencial tanto del género como del mismo estudio, pero… ¿Estará a la altura de las expectativas? ¡Veámoslo!

 

¿Quién es un buen chico espacial?

Lo primero es lo primero: ¿ProtoCorgi tiene una historia convencional? A fin de cuentas, el género de los «matamarcianos» no suele destacar, precisamente, por dar cabida a historias profundas o interesantes, apostando más por la jugabilidad que por la trama. Y aunque esta última idea se mantiene como una constante en este título, lo cierto es que sí, el juego tiene una historia al uso. Sin embargo, esta peca de ser excesivamente simple y poco interesante, siendo su único punto fuerte su protagonista. ¿Qué es lo que nos cuenta este juego? Simple y sencillo: Bullet, un simpático perro corgi robot, deberá aventurarse por el espacio para salvar a su creador, quien ha sido secuestrado por un misterioso ejército enemigo de alienígenas que pretenden conquistar la galaxia. No hay duda de que la historia se construye en torno a un sinfín de clichés, pero también hay que ser justos con el juego: su objetivo no es contar una historia, si no entretener y enganchar con un buen loop jugable.

En este sentido, el juego sí que funciona mucho mejor, presentando un modo campaña bastante variado en cuanto a diseño de niveles que, si bien puede superarse en muy poco tiempo, presenta un gran desafío repleto de secretos que nos llevará bastantes intentos para poder ser completado. Además, el título está pensado para que pueda ser disfrutado por todo el mundo, puesto que se plantean un buen número de niveles de dificultad para que nadie se sienta superado por los enemigos. Y es que, aunque el juego tenga el protagonista más adorable jamás visto en la industria, esto no quita que siga siendo realmente duro alcanzar el final de sus niveles… Tanto por su buen diseño, como por sus problemas técnicos y gráficos. Pero ya hablaremos de eso más adelante. Cabe destacar que el título llega con traducción al español, algo lógico teniendo en cuenta que es un videojuego chileno, pero no por ello menos bienvenido.

 

Dispara. Muere. Repite.

Como juego de disparos arcade, ProtoCorgi funciona a las mil maravillas. El control del personaje es bastante cómodo e intuitivo, siendo fácil de manejar y de dominar, además de que ofrece un buen puñado de opciones para hacer frente a los enemigos: podemos atacar con los ladridos, utilizar una metralleta o dar rienda suelta a las múltiples mejoras de las armas que van soltando los enemigos al ser derrotados. Quizá no es el juego con una mayor variedad de armas, pero tampoco se queda corto. El único problema que encuentro con su movilidad es que hay ciertas ocasiones en las que la hitbox nos jugará malas pasadas, chocando con ciertos elementos con los que no deberíamos chocar. Es fácil morir de esta forma, y considero que se debería haber perfeccionado esto algo más teniendo en cuenta que ciertos niveles exigen evitar obstáculos en décimas de segundos.

La variedad de enemigos del juego es más que decente, presentando un buen abanico de formaciones y de ataques que nos harán estar al filo del asiento esquivando y atacando. Quizá los enfrentamientos más espectaculares son los que nos llevan a luchar contra los jefes, enormes robots de todo tipo que no dudarán en aniquilarnos con rayos láser, golpes a la velocidad del rayo o a base de misiles. Estos presentan grandes desafíos que están a la altura del juego y sirven como un cierre perfecto a cada fase. Sin embargo, lo que más me ha gustado es la gran cantidad de elementos desbloqueables que encontramos y la posibilidad de crear nuestros niveles en un editor que, a pesar de ser algo simple, da mucho juego. Esto aumenta bastante la duración del título, permitiendo que podamos disfrutar de horas y horas de diversión.

 

Pixel art canino

Visualmente, ProtoCorgi engancha al presentar un estilo artístico algo «cartoony» y amigable que destaca en su brillante uso de colores vivos y en la presencia de diseños de personajes simples y agradables. Su diseño de escenarios es bastante variado, y triunfa al presentar entornos absolutamente creativos y brillantes. Sin embargo, el título fracasa en un aspecto bastante importante: es difícil distinguir qué elementos del escenario pueden chocar con nosotros y cuales no, así como cuesta ver a ciertos enemigos, haciendo que en más de una ocasión acabemos muriendo por cosas que no sabíamos que estaban ahí o que podían hacernos algo.

El rendimiento del juego es más que destacable, presentando una fluidez admirable que consigue mantener al jugador enganchado sin que la partida se resienta. No he encontrado ningún bug que rompa el juego o que fastidie ningún aspecto de las partidas, y su banda sonora musical es tan fresca y adictiva como su apartado jugable.

 

Conclusión: Nos vamos al espacio

ProtoCorgi es un «matamarcianos» algo convencional que engancha por su genial diseño de niveles, su jugabilidad y su buena dirección artística, si bien presenta ciertos problemas relacionados con la hitbox o con la visibilidad durante las partidas. Si os gustan los juegos de este género, seguro que os enganchará, y más aún teniendo en cuenta que su maravilloso creador de niveles os dará horas y horas de diversión.

7
Recomendado
">
Sinopsis
¡Prepárate para ladrarles a todos! Juega como Bullet, un cachorro de Clase C³ (Corgi de Combate Cósmico), cuya misión es salvar a su ama, una brillante científica secuestrada por una raza alienígena que pretende dominar la galaxia.
Pros
El juego presenta un diseño de niveles sólido, que impide que se sienta repetitivo o que agote al jugador
Buena variedad de objetos, armas y formas de enfrentar a los enemigos, lo que se suma a su genial movilidad
Gran apartado artístico y sonoro
Contras
Su historia es excesivamente simple, algo lógico pero igualmente desaprovechado
La hitbox presenta varios problemas, lo que nos dará problemas en determinadas maniobras
La visibilidad de ciertos objetos es difusa