[Análisis] Remothered: Tormented Fathers

0 Flares 0 Flares ×

Los juegos de terror. Ese género que tantos ansiamos disfrutar, pero que pocas son las posibilidades reales que se nos brindan de ello. Al igual que en el cine, cada vez cuesta más innovar en lo referente a hacer pasar miedo, ya sea con jumpscares puntuales o logrando llegar al punto del terror psicológico adherido a la mente del jugador, haciéndole pensarse dos veces hasta el darle al pause por miedo a la que pueda saltar en pantalla, o incluso traspasándola y creándole miedo durante un tiempo en la vida real. Echo de menos las historias que te causan esas sensaciones, pero a la vez entiendo que, estando tan explotado todo, cada vez sea más difícil el crearlas.

Dentro del mundo de los videojuegos, últimamente hemos podido disfrutar de algunos como Blair Witch Layers of Fear 2ambos con análisis en nuestra web que podréis leer haciendo clic en ellos, que dentro de lo que cabe no han estado nada mal, pero claro, tampoco podemos ponernos a comparar con los clásicos Resident Evil (con el reciente remake de Resident Evil 2 incluido) o The Evil Within, sagas referentes en el género y que se recomendarían como primera opción a aquellos que deseen iniciarse en las experiencias de terror a través de un mando.

Otro de los juegos que en su momento recibió una buena crítica es Remothered: Tormented Fathers, que tuvo su salida para PC, PlayStation 4 y Xbox One allá por el verano del año pasado, y recientemente ha hecho lo propio en Nintendo Switch, que es la plataforma en la cual lo hemos podido analizar. El juego tiene naturaleza indie, creado por el estudio Stormind Games (siendo este su único juego, aunque ahora están trabajando en la secuela Remothered: Broken Porcelain) y distribuido por Darril Arts. ¿Qué nos ofrecerá este título? ¿Valdrá la pena como juego de terror?

 

No debería haber entrado, doctora

En Remothered: Tormented Fathers nos ponemos en la piel de Rosemary Reed, doctora de Richard Felton hasta que este abandona repentinamente el tratamiento sin dar explicaciones, y esta decide ir a su mansión con la intención de conocer la razón de su marcha. Todo a través de cinemáticas, vemos como Richard se muestra reacio a hablar pero tampoco muestra actitudes demasiado preocupantes… hasta que preguntamos por su hija, quien ha desaparecido. En ese mismo instante, Richard le dice a su enfermera particular que nos saque de ahí, y nos advierte de que no volvamos a visitarle.

Y bien, le hacemos caso, fin del juego. Fácil, ¿no? Obviamente no, como en la mayoría de historias de terror, la protagonista debe envalentonarse y cometer un crimen como es el allanamiento de morada con tal de averiguar el verdadero motivo por el cual su paciente, el señor Felton, ha tomado la decisión de largarse. Aquí comienza la parte en la que ya jugamos, siendo que desde el principio tendremos a Richard persiguiéndonos, y no precisamente para invitarnos a una taza de té.

Deberemos escapar de él al igual que buscar la manera de salir de la mansión mientras investigamos, y por suerte para nosotros no será demasiado complicado el saber si lo tenemos cerca o lejos, ya que en esa enorme mansión donde podrían vivir dos familias Richard vive solo, y cuando se mueve se dedica a hablar con los cuadros, lo que nos ayudará a situarlo por la intensidad de su voz, pero igual que nosotros nos enteramos de su posición a través del sonido, él hará lo mismo, por lo que cada ruido le acercará más a nosotros, haciéndonos tener muchísimo cuidado y pasarnos el juego prácticamente entero en modo sigilo, ya que a Rosemary no se le ocurre otra cosa que colarse en una mansión con suelo de madera llevando tacones, pero la justificaremos diciendo que le ha salido vena sevillana y el cuerpo le pedía hacerlo así.

Eso sí, obviamente también podremos crear distracciones, activando objetos o lanzándolos para que retumbe el sonido y aprovechar el momento para alejarnos de nuestro persecutor lo máximo posible. Y hablando de objetos, creo que el uso y almacenamiento de está muy bien regulado, pues en lo referente a las armas, solo podremos cargar una a la vez, nada de guardarse otras en los bolsillos para lo que pueda pasar después, obligándonos así a ser conscientes y cuidadosos a la hora de utilizarlas, porque nos quedaremos indefensos hasta tener la suerte de toparnos con otra. El uso de estas se resuelve con QTE, a mi gusto personal es la mejor opción ya que es lo más cercano a la realidad que pueden ofrecernos, y aumenta el nivel de tensión al que puedes estar sometido, y eso es ideal en un juego de terror.

En lo refente a la exploración, nos encontraremos con un laberinto enorme y enrevesado como es la mansión, en la cual encontraremos varios puzles que deberemos tener en nuestra cabeza, quedarnos con todos los detalles, ya que no tomaremos apuntes de las cosas, y cada objeto puede ser clave en alguna que otra situación. Considero que tanto el aspecto jugable como la historia que poco a poco iremos descubriendo a medida que nos adentramos en la mansión. Sobretodo, hay que tener cuidado, porque hay pocos puntos de guardado, lo que nos obligará a andar con pies de plomo (metafóricamente, si los tacones ya hacen mucho ruido, imaginaos eso) y asegurándonos de ir escondiéndonos cada vez que sospechemos, más vale perder unos minutos en asegurarnos de estar solos que perderlos repitiendo el camino, que vaya, en total no estaremos más de cinco o seis horas, por lo que no nos va de eso.

 

El único problema no será sobrevivir al señor Felton

A pesar de la gran cantidad de problemas que nos encontraremos mientras investigamos el caso de Richard Felton y su mansión, el mayor problema no será ese… sino el tener que soportar unos gráficos que decepcionan a niveles insospechados. Cuando salió el primer tráiler, antes de yo verlo, ya leí por Twitter quejas acerca de esto, pero pensé que no sería para tanto puesto que se tiende a exagerar mucho en estos casos, pero me veo obligado a darle la razón a todos aquellos que se quejaban. Los gráficos son un drama. Las cinemáticas están bien, la calidad visual en ellas es más que aceptable, pero cuando empezamos a controlar al personaje, os prometo que me han dado ganas más de una vez de dejar de jugar, porque teniendo en cuenta cómo se veía en sus anteriores versiones, me parece insultante para aquellos que quieran jugarlo en Switch.

El esfuerzo en hacer que se vea bien el juego es mínimo por no decir inexistente, ya no es el hecho de que haya dientes de sierra, que a pesar de haberlos es algo que medianamente puedo pasar por alto si se cuida todo lo demás, pero es que hay momentos en los que lo visto en pantalla es tan poco nítido que no se pueden ni diferenciar los dientes de sierra, y cuando sí podemos, veréis que no es que se note «un poco», sino que es algo exagerado. Un buen diseño de personajes y escenarios se ve lastradísimo por un desastre visual que va a entorpecer muchísimo nuestra experiencia de juego, haciendo que a ratos nos arrepintamos de haber gastado nuestro dinero en él.

 

Por suerte, la banda sonora no supone la misma desgracia que el apartado gráfico, puesto que esta sí que logra acompañar la sensación de tensión y miedo interno que el juego quiere conseguir, ofreciéndonos piezas tétricas y que están muy bien reguladas en lo que a su intensidad se refiere según la situación lo requiera. Además, nos encontramos con un buen doblaje a la lengua de Shakespeare, que como todo tiene sus altibajos, pero dentro de lo que cabe es un apartado bastante bueno.

 

Conclusión

Remothered: Tormented Fathers en sí es un buen juego de terror, lo recomendaría a todo el mundo, pero no para Nintendo Switch. A pesar de que su historia, su apartado jugable y su banda sonora sean entre buenas y notables, un horrible apartado gráfico hace que comprar su versión de Switch sea tirar el dinero, por lo que si disponéis de otra plataforma y tenéis ganas de disfrutar de este título, de verdad, invertid en esa versión.

 

Análisis - Remothered: Tormented Fathers

Distribuidora: Darril Arts

Sinopsis: Remothered: Tormented Fathers es un videojuego survival horror puro de Darril Arts, dirigido por Chris Darril, y desarrollado por Stormind Games. La historia es densa y cuenta con abundantes giros argumentales, pero es conmovedora a la vez. La psicología juega un papel fundamental en el juego: los héroes y los enemigos distan de lo normal, y la línea entre el bien y el mal se vuelve borrosa. El nivel narrativo se asemeja al de una película, donde el jugador se verá identificado con el personaje. La música, compuesta por Nobuko Toda y Luca Balboni, intensifica la atmósfera aterradora del juego. Rosemary Reed, una fascinante mujer de 35 años, llega a la casa de un notario retirado, el Dr. Felton, quien se ve afectado por una misteriosa enfermedad. La mujer es recibida por la Sra. Gloria, la enfermera que cuida al anciano. Cuando Rosemary revela su verdadera identidad e intenciones, el terror da comienzo. Las investigaciones de Rosemary la llevarán a creer que la desaparición de la hija del hombre, Celeste, esconde en realidad una terrible masacre. El Dr. Felton y su esposa, Arianna, podrían ser los únicos en saber la verdad, incluido el secreto tras la identidad real de Celeste, y una secta fanática de monjas de clausura vestidas de rojo.

  • 8/10
    Historia - 8/10
  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 3/10
    Gráficos - 3/10
  • 6/10
    Sonido - 6/10
6.0/10

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X