Análisis Ride 4 Carátula
Fecha de Lanzamiento
08/10/2020
Distribuidora
Milestone
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One y PC
Versión Analizada
Xbox One X
Pese a que la fuerza de las licencias de MotoGP o MXGP en ocasiones puede llegar a generar dudas entre el público más profano, el buque insignia de Milestone, desde el humilde punto de vista que este que os escribe, se asienta sobre las dos ruedas de la saga Ride, franquicia que ve como las ideas que van llegando a los diferentes juegos desarrollados por el estudio italiano alcanzan su madurez. La anterior entrega, en la que dimos rienda suelta a nuestra pasión por las motos a finales de 2018, se colocaría al frente de la clasificación de juegos bajo la dirección de carrera milanesa, y tras una evolución quizá no muy significativa pero sí loable, dos entregas de la mencionada franquicia oficial del mundial de motociclismo mediante, el rugir del motor de Ride 4 bajo el carenado presagia el último esfuerzo del estudio lombardo por ofrecer un buen paso por la última curva de una generación que ya dibuja su meta en el horizonte.

 

Un carné para manejarlas a todas

Tratándose de un juego de velocidad pura y dura, vais a perdonar que no demos muchos rodeos a la hora de recorrer los Modos de Juego de los que hace gala Ride 4, a lo que ayuda que la oferta, todo sea dicho, no requiera de grandes párrafos para describirla. Esto no tiene que ser negativo, y de hecho no lo es, presentándonos la primera de las grandes modificaciones que ha recibido esta entrega: un completamente remozado modo Trayectoria con un número de eventos que quita el hipo, y no sólo por el número, ojo, es que se le ha dado un lavado de cara que bien merece ser elogiado.

Así, partiendo de la base clara del avance por escenarios de la anterior entrega, los eventos se han dividido en diferentes ligas y categorías, a los que podremos acceder una vez consigamos la experiencia necesaria, con una suerte de “carnés de acceso” por puntos que bien recuerdan a los ya tan lejanos gloriosos tiempos de Gran Turismo antes de convertirse en polvo del que sólo los más fanáticos consiguen sacar algo de provecho. Engordando nuestro ego en forma de buenos resultados, también podremos adquirir nuevas motos con las que profundizar aún más en la campaña, pero siempre cuidando que el jugador no se estanque, al no tener que completar con victorias todos los eventos para avanzar, lo que hace que nuestro crecimiento como pilotos venga más dado por los kilómetros sobre las ruedas que por el tachar de una lista carreras en las que hay que ganar sí o sí como si de la lista de la compra se tratase.

 

Si no queremos meternos en la harina del modo principal podremos acceder a carreras personalizadas o contrarreloj, así como a un modo multijugador online bastante justo en opciones y donde no hemos encontrado las suficientes partidas antes de la publicación del análisis para ofrecer una opinión válida de rendimiento general.

La oferta de modos, como indicamos antes, no es que sea excelsa, es evidente, pero el Modo Trayectoria, todos los circuitos (pese a que se ha apuntado más hacia el “circuito cerrado”) y motos con los que cuenta el juego y los diferentes elementos de personalización que ya estaban y otros que se han incluído (ahora podremos personalizar monos y cascos) hacen que tengamos ante nosotros el homenaje a las 2 ruedas más cuidado que la generación ha visto hasta la fecha, al menos en cuanto a lo que a contenido se refiere. Y por si fuera poco, Ride 4 también hace las veces de primera línea de parrilla para las nuevas consolas que están por llegar, al disponer en un futuro de una actualización para dar el salto a la next-gen.

Análisis Ride 4 Personalización

 

IAsignatura pendiente

Aunque a veces duela que nos digan ciertas cosas, a Milestone ha llegado la hora de “tirarle de las orejas” con su cacareado Neural AI. Ojalá el estudio lo tenga en cuenta en una actualización de las que ha prometido más allá de DLCs, pero los rivales, pese a hacerlo en menor medida que en anteriores títulos de la compañía, siguen siendo bastante kamikazes a la hora de provocar accidentes. Por suerte, se ha corregido el que parezca que los pilotos de la CPU cabalguen elefantes inamovibles y también irán al suelo tras estas maniobras de sospechosa deportividad.

Análisis Ride 4 Rivales

Sigue siendo reseñable en lo positivo, eso sí, el que las diferentes motocicletas que podremos usar se diferencien de forma tan notoria a los mandos, algo que permite, sin lugar a dudas, el mimo en la recreación de las mismas, en especial las de la marca Yamaha, estrellas sin lugar a dudas de este Ride 4 (“con permiso de Harley, chaval”).

Como decíamos antes, el que podamos profundizar en el modo principal del juego irá ligado a la experiencia adquirida en nuestras horas al manillar, para lo que se ha dotado al juego, como ya ocurriría en Ride 3, de innumerables opciones de configuración de dificultad y de reglajes de los ciclomotores. Esta experiencia jugable nos llevará al mayor reto de todos, y que se estrena también en esta entrega: las carreras de resistencia, cúspide de desafío del juego y donde tendremos que llegar bien preparados, lo que por fortuna Ride 4 consigue al ir desarrollando su curva de dificultad con sencilla robustez.

 

Una foto para el recuerdo

Cubrir las noticias que iban llegando a la redacción de Ride 4 llamaba la atención a la vista, no cabe duda. En aquellas imágenes, se veía una evolución gráfica que, pese a que MotoGP 20 no se ve mal en absoluto, parecía tratarse de otro motor. Sin embargo, desde ya puedo decir que aquellas imágenes no se ajustan a la realidad del juego que nos ocupa, no al menos en su variante en movimiento. ¿Quiere decir esto que el juego se ve mal? En absoluto, pero nos han vendido algo que no es, como cuando se vendían viviendas gracias a fotos y catálogos.

Y no hay nada como explicarse para que se nos entienda: en la versión para Xbox One X que hemos analizado, volvemos a encontrarnos con los modos Calidad y Rendimiento que ya habíamos visto en la entrega de este año de las carreras protagonizadas por los Márquez, Rossi y compañía. En el primero de ellos, el modo Calidad, el juego alcanza una resolución 4k que luce realmente bien pero (y aquí está el gran pero de esta variante) sufre de gravísimos tirones de frames, algo sorprendente si tenemos en cuenta que el nombrado MotoGP 20 no los sufría.

Análisis Ride 4 Casco

En el caso de la versión Rendimiento perderemos resolución y calidad general de detalle pero sí encontraremos una tasa de frames razonablemente estable, empleando para ello trucos como la reducción de fotogramas en sectores más lejanos de la pantalla, la verdad sea dicha, algo que resalta en mayor medida en carreras nocturnas. Y ya que hablamos de la noche, hay que resaltar como positivos los acertados cambios de ciclo día noche y climatológicos, la iluminación y la buena sensación de velocidad (en este modo de gráficos más modestos), sobretodo con la cámara dentro del casco, una de nuestras favoritas.

En cuanto al apartado sonoro, de nuevo destaca la diferenciación entre las cilindradas y los tipos de motocicleta, en un apartado continuísta, con melodías que no dañan la experiencia pese a no destacar en gran medida.

 

Conclusiones

Ride 4 viene a recoger todo lo sembrado por Milestone durante la generación, en una última vuelta donde se ha optimizado con acierto un Modo Trayectoria que resulta colosal, se ha mantenido la capacidad de resultar divertido a todo tipo de jugadores y se han incorporado ciertos componentes técnicos, como las variables climatológicas, que consigue hacer recomendable este notable homenaje a las dos ruedas. Pese a ello, el equipo italiano debe revisar sus errores en la IA y controlar las caídas de framerate, elementos que afean una photo-finish con la que el título podría haber ocupado un puesto más alto en el cajón.

7.2
Recomendado
">
Sinopsis
Prepárate para romper los límites entre el juego y la realidad. RIDE 4 lleva el desafío a un nuevo nivel de realismo: cientos de motocicletas, pistas y equipamiento reproducidos hasta el más mínimo detalle, con la tecnología más avanzada.
Pros
Modo Trayectoria inmenso
Contenido y fidelidad
Ciclos día/noche y meteorología
Contras
La IA sigue provocando accidentes
Caídas de frames alarmantes
Modo online justito
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X