[Análisis] Sakuna: Of Rice And Ruin

[Análisis] Sakuna: Of Rice And Ruin

Fecha de Lanzamiento
20/11/2020
Distribuidora
Marvelous Europe
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
El desarrollador japonés Edelweiss, el equipo de solo dos personas conocido entre otros por Fairy Bloom Fressia, nos trae un título lleno de cariño por el folclore japonés y la cosecha del arroz. Hablamos de Sakuna: Of Rice And Ruin, que con su estética desenfadada y su jugabilidad mixta entretendrá a todo tipo de jugadores por igual.

 

Una diosa malcriada

Comenzamos el juego presenciando una historia un tanto extraña, donde unos pueblerinos intentan llegar al reino de los dioses a través de un puente que, normalmente, estaría oculto a sus ojos, y se topan con un viejo enemigo de uno de ellos que quiere cesar sus intentos. En ese momento entra en escena nuestra protagonista, Sakuna, una diosa de la cosecha que tiene el favor de altas deidades gracias a sus padres, y que es caprichosa y consentida. Sakuna, sin querer, permite que los humanos entren en el dominio de los dioses y, por azares del destino, estos humanos queman parte de la cosecha que estaba dedicada como ofrenda a una deidad mayor, lo que hace que la exilien junto a los humanos hasta que consiga ser una diosa de la cosecha en condiciones.

Para esto, acaba buscando un hogar donde una vez vivieron sus padres, una pequeña isla llena de demonios que tendrá que purgar para poder dar una vida en condiciones a los humanos que cayeron con ella. Estos humanos intentarán ayudarle como pueden, y, además, un viejo guerrero amigo de sus padres se unirá para ayudarle también.

La historia es bastante entretenida, con un corte cómico la mayoría de las veces y llena de sentimientos e historias que iremos descubriendo mientras avanzamos.

 

Cosechar y purgar

La jugabilidad de Sakuna: Of Rice And Ruin se centra en dos cosas sobre todo. La primera, plantar y cosechar el arroz, pasando por todas las fases que pasa este tipo de cosecha en el mundo real, no he visto antes un simulador de agricultura tan leal al proceso real. Tendremos que pasar por plantar, una a una las semillas, teniendo cuidado con la separación entre ellas y demás, luego usar un fertilizante adecuado a la cosecha y esperar a que crezca, cosecharla cuando esté lista y ponerla a secar antes de meterla en el granero, teniendo cuidado de si llueve, pues esto hará que tarde más en secarse. Cuando esté lista, entraremos en el granero y tendremos que separar los granos de los tallos, y limpiarlos hasta que obtengamos la calidad de arroz deseada. Por último, tendremos que seleccionar algunas semillas para la siguiente cosecha. Como veis, es un proceso lento y minucioso, y cada cosecha marca el inicio y el fin y de una época en el juego, donde el tiempo es bastante importante.

La segunda parte de la jugabilidad está en purgar a los demonios que hay en la isla, para ello nos meteremos en una dinámica ARPG con plataformas, donde usaremos a Sakuna y sus poderes para librarnos de los demonios y conseguir recuperar ciertos tesoros que hay repartidos por la isla. En esta parte, también tendremos conceptos RPG, como la equipación de Sakuna, que, o bien encontraremos en los mapas, o bien tendremos a nuestros ayudantes humanos para crearlas con materiales que consigamos en nuestras aventuras, estas armas y equipaciones podrán mejorarse gracias a unos objetos místicos que se activarán cuando cumplamos ciertos requisitos. Los mapas contienen secretos y sitios difíciles de alcanzar, algunos solo podremos alcanzarlos cuando aprendamos ciertas habilidades con Sakuna, por lo que no merece la pena volverse locos.

Cada mapa tendrá unos objetivos necesarios para limpiarlos al 100%, por lo que es importante echarles un vistazo, ya que se nos irán abriendo nuevos mapas cuando completemos los anteriores.

El día y la noche tienen mucha importancia en este juego, durante el día, todo es más sencillo, debes aprovechar para explorar, conseguir materiales, encargarte de la cosecha, etc. Durante la noche, los demonios son mucho más poderosos y no es recomendable ir a explorar a no ser que tengas el nivel necesario para ello, además, Sakuna tiene que comer y descansar para estar al 100%, por lo que una cena con sus amigos humanos te ayudará a pasar la noche y empezar el día con tranquilidad y totalmente preparado.

En general, la mezcla de jugabilidades hace que este título pueda ser entretenido para todo tipo de jugadores, no se hace nada pesado al ir cambiando entre unas cosas y otras pero es cierto que en muchas ocasiones es un poco lento, puesto que los objetivos de mapa no siempre se consiguen fácilmente y nos vemos envueltos en días muy repetitivos hasta que los consigamos.

 

Luz y color

Sakuna: Of Rice And Ruin es un festival de color y luces, por lo menos durante el día. El diseño es precioso con un estilo anime que no termina de ser ni serio ni infantil, mezclando luces y sombras durante todo el juego para que sea un regalo visual para el jugador. Es cierto que los escenarios no son especialmente llamativos, pero las animaciones de batalla de Sakuna son increíbles, por lo que compensa bien una cosa con la otra. Los enemigos son bastante repetitivos, pero nos encontraremos con varias hornas de nuestro zapato en muchas ocasiones, por lo que tampoco nos vamos a aburrir.

Si hubiese que sacarle un pero al diseño, diría que las texturas no son su fuerte, ya que a veces, por lo menos en Switch, algunas se quedan a medio cargar.

Cada escenario del juego está acompañado con música tradicional japonesa que ayuda a meterse en el mundo de Sakuna, algo que vamos a disfrutar en cada ocasión que salgamos. Además, las voces de los personajes tienen muchas personalidad y profundidad, contando con un elenco que se nota profesional.

 

Conclusión

Sakuna: Of Rice And Ruin es un juego para jugadores pacientes, puesto que la cosecha es minuciosa y lleva su tiempo, además el avanzar puede ser un poco frustrante y estás condenado a dejar el juego a media si no lo abarcas con mentalidad abierta y tranquila, aunque también hay que comentar que se puede elegir la dificultad tanto del combate como de la cosecha, así que podemos tener un viaje más tranquilo en la menor dificultad de juego. Merece la pena darle una oportunidad a su jugabilidad, su diseño y sus personajes, que te transportarán al Japón de los dioses y los humanos, y al folclore de los dioses de la cosecha.

El juego nos llega en inglés con voces en japonés.

8.5
Recomendado
">
Sinopsis
Sakuna: Of Rice and Ruin mezcla la acción de desplazamiento lateral con la simulación del trabajo en una granja. Los jugadores asumirán el papel de Sakuna, una caprichosa deidad de la cosecha que es exiliada a una peligrosa isla junto a un grupo de humanos marginados. A medida que explora el bello, aunque peligroso entorno de la isla, Sakuna también encontrará un hogar en una aldea montañosa y deberá demostrar que es digna de su título de deidad cosechando el arroz y mejorando la vida de los humanos. Además de ofrecer una nueva mirada sobre la mitología japonesa y ser un homenaje a los juegos de acción, Sakuna: Of Rice and Ruin también es un canto al arroz y una entretenida simulación del arte de la agricultura.
Pros
Cosecha muy detalla y minuciosa
Jugabilidad mixta entretenida
Estética y sonido preciosos
Contras
Sistema de avance un poco frustrante
La falta de explicación en algunos puntos bloquea a veces
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X