[Análisis] Senran Kagura: Peach Ball

0 Flares 0 Flares ×

La conocida franquicia Senran Kagura vuelve a la carga con una nueva entrega, pero esta vez con un nuevo spin-off donde nos ofrecen un alocado pinball con el tono picantón tan típico de la franquicia.

El videojuego es conocido como Senran Kagura: Peach Ball, y nos llega a Europa el 9 de julio de 2019 de la mano de Marvelous y Honey∞Parade Games en Nintendo Switch tras su paso por territorio japonés, donde salió a la venta el pasado mes de diciembre del año pasado.

 

Historia

La historia empieza con Haruka que, tras un experimento fallido ha acabado por convertir a sus compañeras: Asuka, Yumi, Yomi, Ryona y Murasaki en animales; causando con ello diferentes estragos a su alrededor. Pero Haruka encuentra una solución para enmendar este problema que ella misma ha causado, y es la utilización de una mística “Peach Ball” que permitirá devolver a sus amigas shinobi a su estado habitual.

La historia está dividida en cinco partes, cada una protagonizada por una de las cinco personajes que componen el videojuego, y cada una de estas está dividida a su vez en cinco rondas. Entre cada ronda, tienen lugar una suerte diálogos tan divertidos como absurdos con esa carga erótica tan típica de la franquicia.

 

Jugabilidad

Senran Kagura: Peach Ball nos ofrece algo más que un título de pinball, es cierto que la mecánica principal es esa, pero va un poco más allá dándole una gran importancia al cuerpo de las las protagonistas, puesto que estás se convierten en un elemento más de la mesa; de hecho, podemos decir que es el más importante.

Las reglas del pinball son sencillas, pero en está ocasión la gran mayoría de puntos se nos otorgan al pegarle a la chica en cuestión con la bola; premiándonos más o menos dependiendo de la zona en la que le peguemos. La finalidad del juego está clara, conseguir la mejor puntuación al finalizar la partida, y para esto resulta clave ir cumpliendo con los diferentes retos o misiones que nos proponen y que podemos ver en el lado derecho de la pantalla, que van desde conseguir una cantidad de puntos concreta pegándole a un elemento determinado de la mesa, usar un objeto o noquear a la shinobi en cuestión.

Al alcanzar una cantidad de puntuación concreta, se activa una suerte de evento dentro de la partida bajo el nombre de “Sexy Challenge”, dichos eventos son bastante peculiares y con una carga sensual muy evidente. Estos, van desde pegarle con dos bolas a una especie de carrito de helado para que acabe cayendo encima del escote de la chica, o a una suerte de bombillo que va inflando una gran pelota con la chica encima hasta que termina por explotar, y la waifu se precipita al suelo; terminando siempre en posiciones de lo más sugerente.

 

Para finalizar la partida, tiene lugar un tercer evento conocido como Super Sexy Challenge que viene a ser algo similar a los anteriormente mencionados “Sexy Challenge», pero con diferentes minijuegos con un tono sexual todavía más marcado si cabe. Un colofón a la partida donde podemos sumar una gran cantidad de puntos y donde la chica siempre acaba completamente desnuda.

 

Modos de juego

En cuanto a modos de juego, Senran Kagura: Peach Ball nos ofrece el anteriormente mentado modo historia, un modo libre que nos permite jugar con las opciones que prefiramos. Por otro lado, está el “dressing room”, que nos ofrece la posibilidad de cambiar la ropa de las chicas, intimar con ellas, o crear una escena haciéndolas posar de la manera que nosotros queramos. El apartado tienda que nos permite comprar diferentes ítems como ropa, cortes de pelo, accesorios, fondos, música e incluso diferentes tipos de bolas.

En cuanto al modo “dressing room”, decir que es bastante completo, las opciones de personalización que nos ofrece son bastante variadas, y a la hora de posar existen una amplia variedad de modificaciones que van desde la posición de la chica, el fondo de la imagen, etc. Sobre los objetos que podemos comprar, existen también bastantes opciones, muchos artículos que, para poder adquirirlos todos, habrá que invertir una gran cantidad de horas para conseguir el dinero necesario.

 

Gráficos y sonido

En cuanto al apartado gráfico, Senran Kagura: Peach Ball se muestra bastante robusto. Es cierto que es un videojuego con temática anime, pero las protagonistas del mismo están perfectamente recreadas y con ciertos detalles en sus animaciones que, pese a que algunos podrían resultarles un tanto gratuitos, no es menos cierto que son santo y seña de una saga que lleva ofreciendo este tonto desenfadado y calenturiento durante mucho tiempo.

No puede quedar sin comentar que el videojuego nos llega completamente sin censura, es decir, tenemos el producto tal cuál llegó a territorio japonés el diciembre pasado, un hecho que es de agradecer, y más ahora que ciertas compañías están optando por estás prácticas que atentan contra la libertad creativa de los creadores.

Podemos decir sin lugar a dudas que Senran Kagura: Peach Ball tiene un apartado artístico notable tanto en cuanto al diseño de sus personajes como las mesas donde tienen lugar las partidas. Es un auténtico lujo tanto en modo TV como en modo portátil.

En cuanto al apartado sonoro, el título nos ofrece unos efectos de sonido muy bien recreados donde abundan los gritos agudos, y una serie de melodías que cumplen perfectamente su papel y nos acompañan durante nuestras sesiones de juego.

 

Conclusión

Senran Kagura: Peach Ball es un juego peculiar, Honey∞Parade Games y Marvelous nos ofrecen un título de pinball muy divertido y con el tono picantón tan característico de la saga. Es cierto que no deja de ser un videojuego de nicho, pero no es menos acertado decir que se muestra muy cuidado en casi todos de sus apartados.

La historia es bastante simple y no cuenta nada demasiado interesante, pero el punto fuerte de la obra es lo divertido de su propuesta y la cantidad de momentos calenturientos que nos aguardan entre partidas. Además del pinball, el título esconde mucho más contenido, como ese mencionado “dressing room”, que nos permite cambiar la ropa y la apariencia de las chicas, o incluso intimar con ellas. No es el punto fuerte de la propuesta ni pretende, pero es un complemento más para los amantes de este tipo de videojuegos con una carga un tanto más sexual. Estéticamente se muestra convincente en todos sus apartados; destacando todavía más cuando hablamos de diseño de personajes y sus animaciones, las cuales en su mayoría son bastante naturales y convincentes.

En definitiva, Senran Kagura: Peach Ball es una propuesta diferente a lo que abunda en nuestro territorio, un videojuego divertido que no oculta su intención de resultar picantón o sugerente y que encantará a los amantes de este tipo de propuestas.

Análisis - Senran Kagura: Peach Ball

Distribuidora: Marvelous Entertainment

Sinopsis: ¡Senran Kagura se ha transformado en un atractivo juego de pinball en el Nintendo Switch! Haz rebotar tu bola a lo largo de las curvas de un parque temático loco, ¡protagonizada por una chica ninja que cree que es un animal!

  • 7/10
    Historia - 7/10
  • 7.5/10
    Jugabilidad - 7.5/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 7/10
    Sonido - 7/10
7.4/10

Balder93

Aficionado a los videojuegos desde muy pequeño. Fan de Dragon Ball y reciente descubridor de otros animes. Todo a lo que se juegue con mando, me interesa. "Las sombras son el enemigo de la humanidad, no hay duda alguna"

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X