[Análisis] Tangledeep

0 Flares 0 Flares ×

Tangledeep, el encantador reencuentro con los clásicos roleros de los 16bits que apareciera en Steam hace ya un año, llega a Nintendo Switch con la misma fórmula y mecánicas adaptadas a los controles de la consola híbrida de la compañía japonesa, tratando de hacernos recordar aquellas exigentes aventuras por medio de un viaje a lo desconocido acompañando a nuestra habilidosa heroína. Comprobamos de primera mano (y por vez primera en mi caso al no haber jugado a la versión de compatibles) como luce el trabajo Impact Gameworks en su nueva plataforma y os lo contamos, ¿qué os parece? Si es que estamos de un generoso…

 

La verdad está ahí arriba

Los habitantes de la ciudad donde dará comienzo nuestra aventura saben de la existencia de un mundo idílico sobre ellos pero no se atreven a aventurarse a conocerlo al estar separado de su discreto hogar por Tangledeep, un laberinto lleno de monstruos y otros peligros. En ese punto es donde entramos nosotros, en el papel de la heroína protagonista, que tratará por todos los medios de que su pueblo conozca el cielo más allá del suburbio en el que viven.

Esta premisa sirve como rampa de salida a un juego de rol por turnos donde, generación procedimental mediante, recorreremos los diferentes niveles que conforman Tangledeep, enfrentándonos a enemigos y jefes finales, así como adquiriendo habilidades y equipamiento que nos faciliten la tarea de llegar a la cima. Estas fases se constituyen como las mazmorras típicas de los dungeon crawler, variando en este caso que en lugar de descender, como es habitual, nosotros ascenderemos, subiendo a la par que nuestros avances la dificultad de estos niveles, como no podría ser de otra forma.

Durante nuestra aventura, también podremos hablar con NPCs para llevar a cabo tareas paralelas que, además de proporcionarnos mejoras y objetos para potenciarnos, nos ayudan a profundizar en el lore. Estos NPC estarán presentes tanto en el lugar de nuestra partida, Riverstone, como en algunos de los niveles del laberinto.

Riverstone funciona como el Nexo de Demon’s Souls o como las ciudades clave de los capítulos de otros RPG como Diablo, es decir, como un punto de partida, descanso y en el que hacer acopio de habilidades y provisiones, a la que podremos volver desde los niveles del laberinto a través de portales. En ella también tendremos acceso a misiones de los NPCs antes mencionados, a nuestra caja fuerte, a mercadillos, a una granja de cría de los monstruos que capturemos, al huerto mágico… y en ella apareceremos si somos derrotados.

Tangledeep Dificultad

Y hablando de nuestra derrota, el juego nos plantea 3 distintos niveles de dificultad en base a ella, siendo recomendable usar la básica, nombrada Heroico, dado que es en la que se desarrolla el concepto original del juego. En este modo, al morir perderemos nuestro progreso personal (nivel y habilidades) pero no se verá afectado nuestro progreso en Riverstone ni las pertenencias que tuviéramos almacenadas. Además de esta, existe una más fácil, llamada Aventura, donde únicamente perderemos la mitad de nuestro progreso personal, y la más “chunga”, Hardcore, donde al morir perderemos absolutamente cualquier progreso, un reto para los más valientes.

Para terminar de redondear las diferentes tareas, tras nuestra primera incursión en Tangledeep, tendremos acceso a un portal en el poblado que nos llevará a las mazmorras del Sueño. Estas zonas especiales nos reportarán grandes recompensas si somos capaces de superar los diferentes niveles que las forman, así como al boss que nos estará esperando con ganas de pelea.

Un roguelike con sabor añejo

La jugabilidad de Tangledeep va íntimamente relacionada con su apariencia, recordándonos también a la vista en los títulos de la generación de los 16bits. De esta manera, veremos como cualquiera de las zonas por las que nos movamos está dividida en cuadrículas por las que podemos desplazarnos, moviéndose también, a la par que nosotros, los diferentes enemigos que pueblan los niveles.

Tangledeep NPC

Nuestro éxito se basa en parte en esta circunstancia, ya que tendremos que tener en cuenta las superficies sobre las que caminamos (o como modifican éstas nuestro caminar, mejor dicho), o aprovechar los recovecos de los escenarios, así como emplear con cautela las habilidades que vamos aprendiendo. Esta fórmula, no demasiado innovadora, nos coloca frente a una curva de aprendizaje básica pero bien resuelta (no exenta de injusticias).

Es en el gran sistema de clases del juego donde encontramos uno de sus mejores valores, ya que los árboles de habilidades están muy bien implementados, y la sensación de progreso que proporcionan nos mantendrán enganchados, queriendo profundizar (bueno, técnicamente sería lo contrario) en el laberinto de Tangledeep y llegar a las alturas para hacer lo propio con las diferentes habilidades, equipo y herramientas. Tendremos a nuestra disposición 12 clases en total, de las cuales solo estarán disponibles 9 al principio: Bandido, Invocadora de flores (mi predilección personal), Espadachín, Paladín, Ninja Budoka, Cazador, Hechicera, Forajido y Chamán. Las otras 3, que son Jugador, Lector de runas y Salvaje deben desbloquearse cumpliendo ciertos criterios, como completar misiones durante la aventura. El propio juego nos indicará cuánta experiencia en este tipo de juegos es recomendable para su utilización, resultando disfrutable entrenar cada una de ellas, al estar bien diferenciadas.

 

La magia de los 16Bits

El título homenajea a los clásicos de la era Super Nintendo sin ninguna intención de que no se note, permitiéndonos incluso colocar las famosas scanlines que le confieren un toque aún más retro. Aunque se puede apreciar fácilmente que no nos encontramos ante un título puntero, la capacidad del juego de generar espacios de forma aleatoria sin causar hastío es digna de mención, por lo que hay que romper una lanza en favor de la ambientación y diseño artístico de Tangledeep. La generación de escenarios funciona en la gran mayoría de casos de forma satisfactoria, y nuestro recorrido por ella es placentero debido sin duda a ello, recordándonos aventuras de otro tiempo.

Tangledeep Portal Dreams

El problema principal del juego en lo visual viene por lo desagradable y poco intuitivo que resulta moverse por los menús, muy sobrecargados y con una navegación farragosa, algo que no es demasiado compatible con un título de esta índole. Otro punto mejorable es la puesta es escena de los combates, donde en ocasiones no queda lo suficientemente claro que está pasando. Por suerte, en el HUD sí encontraremos la información deseada (salud, maná, habilidades), así como un registro de todas las habilidades y el equipamiento que llevamos encima con un rápido vistazo. También tendrmeos acceso a un log con todas las acciones que hemos llevado a cabo, así como la posibilidad de hacer aparecer el mapa sobre la acción al más puro estilo de la saga Diablo, y poder estar bien situados en todo momento.

Por otro lado, tenemos un apartado sonoro de notable alto, donde se engalana al juego con una mayúscula banda sonora, de una calidad sobresaliente, cuidada al detalle y que homenajea más que cualquier otra cosa presente en el título los juegos clásicos, opacada injustamente por unos efectos de sonido que deberían haberse tratado con más cuidado.

Para finalizar, y como podéis ver en las pantallas que acompañan al análisis, el título se presenta únicamente con textos en inglés, lo que complica un poco el comprender ciertas habilidades y efectos si no se tienen ciertas nociones básicas de dicho idioma.

Conclusiones

Tangledeep no esconde ni por su estética ni por su temática sus maravillosas influencias, como Secret of Mana, sin renunciar a las tendencias más modernas. Esta forma de crear aventuras, de forma semialeatoria, está en pleno auge y, en este caso, nos descubre un título que, aunque mejorable, tiene una magia especial y es capaz de hacernos disfrutar desde el primer momento que nos ponemos a los Joy-cons. Lamentablemente, lo alejan del sobresaliente unos farragosos menús y un sistema de combate un tanto desfasado, donde falta quizá un pelín de ambición.

En el lado bueno de las cosas, hay que apuntar sus correctos y característicos apartado artístico y ambientación, su increíble banda sonora y la capacidad de conectar con el jugador y engancharlo, merced a la personalización y adquisición de habilidades y la gestión de la muerte en los modos más exigentes. Por ello, nos encontramos ante una propuesta más que recomendable para los amantes del género (o de ellos), una propuesta agradable para los que no y de un recorrido casi obligatorio para los nostágicos de “super“.

Análisis - Tangledeep

Distribuidora: Impact Gameworks

Sinopsis: Entra en el mundo mágico de Tangledeep y explora sus mazmorras inspiradas en los juegos de rol clásicos de 16 bits, donde mejorar las diferentes clases de la protagonista para garantizar su victoria en combates rpg roguelike por turnos.

  • 7/10
    Historia - 7/10
  • 7.5/10
    Jugabilidad - 7.5/10
  • 6.5/10
    Gráficos - 6.5/10
  • 8.5/10
    Sonido - 8.5/10
7.4/10

SpartanFenix

Analista Técnico en desarrollo de aplicaciones Mainframe especializado en proyectos bancarios y entrenador de fútbol base, aunque a veces juego, leo y veo y me da tiempo a contar cosas. "No se puede cambiar el mundo sólo con palabras" - Lelouch vi Britannia.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X