[Análisis] The Dark Pictures: Man of Medan

0 Flares 0 Flares ×

Probablemente la mayoría ya conozcáis a Supermassive Games, sobre todo si sois poseedores de una PlayStation 4, ya que siempre se han especializado en trabajar en juegos de miedo para la máquina de Sony, así como otros productos asociados como PS VR o el cada vez más desaparecido conjunto de juegos sociales PlayLink. Con su último título, The Dark Pictures: Man of Medan, el primero de la antología de terror The Dark Pictures Anthology, la compañía expande su impronta también a Xbox One y PC, consiguiendo así que más jugadores puedan disfrutar de sus creaciones.

 

Terror adolescente en el mar

Man of Medan traslada su historia directamente al mar, más concretamente, se desarrolla entre lo que parece un barco de la marina estadounidense al que tras unos sucesos poco alentadores se pierde la pista en el mar, y un pequeño barco recreativo capitaneado por una muchacha llamada Fliss, que se encargará de llevar a cuatro amigos a mar abierto mientras disfrutan del alcohol, la fiesta y algo de submarinismo en pos de hallar unos restos de la Segunda Guerra Mundial por la zona.

Por supuesto, y para sorpresa de nadie, el destino querrá que nuestros protagonistas terminen por toparse con el gran barco fantasma ya mencionado, subiendo a bordo de este. Más pronto que tarde, se darán cuenta de que, entre cadáveres y espíritus, allí sucede algo muy extraño y es imperativo intentar dar con una salida y huir. La pregunta es… ¿Lo conseguirán? ¿Se salvarán todos o puede que ninguno? Bueno, eso únicamente depende de vuestras elecciones como jugador.

Al igual que en Until Dawn, donde contábamos con la figura de un misterioso psicoanalista que acostumbraba a hacer acto de presencia al final de cada acto para valorar cómo habían ido las cosas, aquí se vuelve a utilizar este mismo recurso, y es que El Conservador tiene básicamente la misma función que su compañero, aunque en determinados momentos nos ofrecerá alguna que otra pista críptica, siendo libres de aceptarlas o no.

Siendo este un videojuego de terror, ¿cumple en este sentido? Bueno, Man of Medan lo hace bien en este sentido. Al igual que en Until Dawn, los movimientos de cámara son constantes, ofreciendo diferentes ángulos a cada rato, creando una atmósfera de desconcierto y tensión constante. Otra cosa que hace de forma recurrente es tirar del susto fácil en forma de jump scares, por lo que espero que tengáis el corazón en plena forma para evitar posibles disgustos…

Compartiendo responsabilidades

Aunque existe la opción de jugar en solitario manejando a todos los personajes y su más que posible nefasto devenir, Man of Medan tiene un componente social y está pensado para utilizarlo, haciéndonos así participe de una historia de terror colectiva. Se puede jugar en línea con un amigo, o al más puro estilo Intenciones Ocultas, con otros amigos de forma local, el multijugador de sofá de toda la vida. Si decidimos hacer uso de esta última opción, solamente necesitaremos de un mando de PlayStation 4 que iremos pasando entre los presentes, que previamente habrán escogido que personajes van a manejar.

El sistema de decisiones es nuevamente la salsa del título de Supermassive, y es que, al contrario que en otros juegos donde pueden estar meramente de adoro, ya que la historia va a conducirnos siempre al mismo punto independientemente de nuestras decisiones, en Man of Medan una mala decisión puede costarnos la vida de cualquiera de los jóvenes, hasta el punto incluso de que nadie sobreviva a esta macabra historia.

La cantidad de elecciones tienen un peso real en el avance de la historia, hasta el punto de que, si algún personaje muere de forma prematura por una mala decisión, perderemos todo el contenido relacionado con ese personaje si hubiese seguido vivo. Esto hace que, aunque Man of Medan vaya a aportarnos unas 6-7 horas más o menos de entretenimiento, su valor rejugable se dispare exponencialmente, ya que es bastante posible que en nuestro primer intento perdamos a algún personaje y, por ende, no vayamos a poder disfrutar de sus andaduras hasta el final.

Igualmente, las decisiones influyen en los rasgos de los personajes y sus relaciones con el resto del grupo, aunque no queda demasiado claro que esto tenga un efecto real sobre la trama de la historia. A la hora de decantarnos por una u otra elección, es interesante saber que de las tres que suelen ofrecerse, una de ellas es la de no decir nada, que, en ocasiones, puede resultar la más sabia de las decisiones.

La temática y el sistema de decisiones de Until Dawn no es lo único que está presente aquí de esa primera obra del estudio. Si en uno existían los Tótem de Presagio diseminados por los escenarios que servían para alertarnos sobre posibles escenarios futuros que podían favorecernos o dañarnos de alguna forma, aquí los augurios llegan en forma de cuadros, que muestran un porvenir que puede o no darse, pero ayuda a que estemos alerta constantemente y comprobándolos cada cierto tiempo por lo que pudiera pasar.

Otro de esos vestigios llegados directamente del juego protagonizado por Samantha, Josh y compañía, son los Quick Time Events, que sirven, entre otras cosas, para evitar que Man of Medan se convierta en una mera película de terror. Estos aparecen con cierta frecuencia y pasan con celeridad, por lo que, si tenéis al mando con vosotros, no os relajéis, ya que fallar uno de estos puede derivar en problemas que os dificulten las cosas o, en el peor de los casos, la muerte de algún personaje.

Una mecánica que vuelve, pero con cambios, es la de mantener la calma controlando la respiración. Esta infame acción estaba asociada en Until Dawn a dejar el mando totalmente quieto, ya que un ligero movimiento alertaría de nuestra presencia, algo complicado si sostienes el controlador entre tus manos, por lo que muchas veces optaba por dejarlo sobre una superficie plana y esperar. En Man of Medan aparece una especie de electrocardiograma con los latidos del corazón, y hay que pulsar el botón en los momentos oportunos para mantener la serenidad y no acabar mal.

Además de los ya mentados cuadros premonitorios, que son una excusa más que digna para intentar mirar por cada recoveco posible, hay un buen surtido de coleccionables, unos 50 que nos ayudarán a saber un poco más de la historia de Man of Medan.

Quizás, el mayor obstáculo para Man of Medan, sea la de sentar sus bases jugables en lo ya visto en Until Dawn, sin ofrecer realmente ningún tipo de novedad, al menos en cuanto a mecánicas. La mayor diferencia con respecto a su hermano está en el componente multijugador, que, aunque interesante, ya era algo que estaba presente en Intenciones Ocultas, aunque de una forma diferente. No me malinterpretéis, el multijugador es un añadido fantástico y muy disfrutable, pero es complicado maquillar ese sentimiento constante ligado a la falta de originalidad en la obra

 

Una puesta en escena no exenta de problemas

En lo visual, igual que ya pasara con Until Dawn, es donde este oscuro título más brilla. La utilización del Unreal Engine 4 y los 4K HD en mente, deja unos resultados gráficos fantásticos, que son patentes desde el primer minuto, notándose en el resultado general y en especial, en los personajes, las caras y expresiones, el grado de detalle es realmente bueno. Los escenarios y el trabajo de iluminación son también reseñables. Todo esto, sumado a una interesante utilización del sonido, dejan una presentación general muy destacable.

Desafortunadamente, en lo técnico Man of Medan no está exento de trabas. Los tartamudeos son frecuentes, algunos más serios que otros, dejando un buen surtido de tirones. Asimismo, las texturas tardaban algo más de la cuenta en cargar. Finalmente, al pasar ya los créditos y ver el contenido final, tuve que salir al menú principal de la consola porque el juego se quedó en negro y decidió no mostrarme un vídeo final post-créditos. Añadiré que la versión del análisis es la de PS4, jugado en todo momento en una PS4 Pro.

 

Conclusión

Man of Medan es un buen título de terror narrativo que adolece de basar la totalidad de sus cimientos en Until Dawn, sacrificando así la originalidad al mínimo. La puesta en escena está a un nivel muy alto, no obstante, hay varios problemas técnicos que consiguen lastrar levemente la experiencia.

The Dark Pictures Anthology surge como una serie de títulos, por lo que, si Supermassive Games mantiene todo lo bueno presente en Man of Medan y decide innovar un poco más en la fórmula que hereda de su antigua obra, supondría una mejora sustancial en aquellos juegos que están por llegar en esta saga.

 

Análisis - The Dark Pictures: Man of Medan

Distribuidora: Bandai Namco

Sinopsis: En Man of Medan, cinco amigos se embarcan en una excusión para bucear que se tornará en algo siniestro... Únete a un espeluznante viaje en un barco fantasma. Vive esta aterradora historia junto a un amigo en línea o sobrevive con hasta cinco jugadores locales. Todos los personajes pueden vivir o morir. Tus elecciones determinarán su destino. ¿A quién salvarás? No. Juegues. A. Solas.

  • 6/10
    Historia - 6/10
  • 6/10
    Jugabilidad - 6/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 8/10
    Sonido - 8/10
7.0/10

Kalas

Veterano en esto de escribir sobre videojuegos, pero un día me cansé y decidí fundar mi propia web. No soy amante de las marcas, sino de los buenos juegos, aunque Nintendo ha estado muy presente en mi infancia. Sobrevivo en mi lucha por convertirme en un especialista en Asia Oriental.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X