[Análisis] Those Who Remain

Fecha de Lanzamiento
28/05/2020
DISTRIBUIDORA
Wired Productions
PLATAFORMAS
PlayStation 4, Xbox One y PC
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 4 Pro
Los que me conocéis ya sabéis que nunca digo que no a pasar unas cuantas horas pegado a la consola/ordenador disfrutando de la experiencia que ofrece un título de terror en cualquiera de sus vertientes. Por tanto, era cuestión de tiempo que Those Who Remain, lo nuevo de Camel 101 y Wired Productions llamase mi atención. Los desarrolladores independientes ya habían demostrado algo de experiencia en el género con Syndrome, un survival horror de ciencia ficción que ha pasado sin pena ni gloria entre el catálogo de títulos del género; por su parte, Wired ya ha distribuido unos cuantos títulos walking con misterio de por medio, como por ejemplo, Close to the Sun, que fue analizado por un servidor. No siendo grandes antecedentes, al menos dejaban entrever un bagaje por parte de las dos empresas implicadas que ofrecía un atisbo de esperanza al final del túnel. La cosa, es que al igual que en Those Who Remain, las sombras son mucho más numeras que las luces, y claro, sin lo segundo no puedes evitar que lo primero acabe contigo…

 

De paseo por Dormont

Those Who Remain es básicamente una aventura de terror que comienza cuando nuestro protagonista, Edward, que está dándose a la bebida para ahogar sus penas mientras mira las fotos de su familia, decide salir para coger el coche y conduce hasta llegar a un motel de una pequeña ciudad para romper con su amante con la que ha estado engañando a su esposa. A partir de ahí, el juego se sumerge en un tropo de pesadillas desarticuladas coloreadas por la conciencia culpable de Edward. Unas figuras humanoides negras acechan en las sombras por todas partes, por lo que es imperativo iluminar el camino por cualquier medio posible para evitar quedar atrapado en el abrazo mortal de estos seres. Edward viaja entre dos dimensiones a través de portales, y cada acción en cualquiera de las dos realidades afecta a la otra cuando regresa. ¿Todo esto es real o simplemente producto de una mente enfermiza que juega con Edward? Bueno…

Aunque a priori parece una experiencia narrativa de terror psicológica intrigante, e incluso hasta cierto punto inspirada en Twin Peaks, no es necesario invertir mucho tiempo de juego para caer en la cuenta de que la ciudad de Dormont y lo que esta nos depara, queda lejos de ser una experiencia decente y, peor todavía, terrorífica. Those Who Remain es excesivamente lineal y une la narración mediante diferentes secciones de la ciudad que visitamos al avanzar en nuestro indigesto periplo. Esto no es algo negativo per se, puesto que no es una rareza en el género, pero es todo una nebulosa constante, no hay realmente un motivo que nos incite a continuar, no hay una finalidad más que la de seguir adelante por el propio juego. No hay un asesino/monstruo persiguiéndote del que tienes que huir para terminar pasando por muchas situaciones complicadas, ni has entrado a una mansión llena de zombis de la que deseas huir buscando una salida/llave. Simplemente, avanzas…

 

Buscando la luz entre tanta oscuridad

En el título no hay combates de ninguna índole, es una especie de walking simulator de estética aterradora en el que habrá que explorar, resolver acertijos y, en ocasiones, utilizar un poco de sigilo. A cada nueva zona que visitemos, habrá que buscar determinados elementos dispersos por ese nivel para activar mecanismos, abrir puertas o acceder a rompecabezas, con afán de completar este lugar y pasar al siguiente. Los objetos que no eran interactuables anteriormente lo serán cuando el juego así lo indique. Debido a esto, habrá que explorar las mismas áreas una y otra vez para encontrar ítems útiles que de repente se han vuelto interactivos. No obstante, es sencillo ignorar interacciones importantes.

Los otros dos elementos principales del juego se centran en solventar los problemas que ocasiona la oscuridad y el cambiar de una realidad a otra diferente. El primero es simple pero muy efectivo. En la oscuridad se refugian una gran cantidad de presencias demoníacas, sombras de hombres y mujeres con ojos brillantes que sostienen todo tipo de armas, como horcas y hachas. Si entras en la oscuridad, serás asesinado al instante y nadie quiere que eso pase, ¿no? Entonces, para deshacerse de ellos, debe asegurarse de que el área por la que vas a pasar esté bien iluminada. Esto se puede hacer simplemente encendiendo el interruptor de la luz en una habitación, o buscando algunas llaves para encender los faros de un coche para despejar el camino. En cualquier caso, no siempre es todo tan fácil y hay otros acertijos que implican profundizar en otra versión de esta realidad.

Al atravesar estas puertas nos adentraremos en un mundo alternativo, uno similar pero extrañamente diferente. Aquí los objetos desafían la gravedad y algunas criaturas extrañas nos acechan por aquí y por allá. Sin embargo, esto es esencial para el desempeño de Those Who Remain, puesto que a medida que mueves un objeto o usas un dispositivo en este mundo, descubrirás que esto tiene un impacto directo en el mundo real.

A veces, una criatura conocida como Madre hace acto de presencia para dedicarse a acosar a Edward. No puedes huir o defenderte, por lo que si te atrapa, tocará volver irremediablemente al punto de control anterior. Puedes estar muy lejos, lo que significa que tienes que hacer todos los acertijos de nuevo para volver al camino correcto o en medio de una confrontación con el monstruo. Esto puede derivar en una cadena de muertes en las que poco puedes hacer nada más que esperar que, por una vez, el monstruo esté mirando hacia la otra dirección para que puedas alejarte de su campo de visión. Y es que, en este aspecto, si la criatura te detecta date por jodido, incluso aunque pase por tu cabeza la idea de salir a toda prisa para intentar volver a esconderte y retomar más adelante este punto, no te molestes, no va a servir de nada.

Más sombras que luces

En el aspecto visual hay una mezcla de sombras y luces, aunque más de lo primero que de lo segundo. En algunas cosas concretas hay un mayor nivel de detallismo, por ejemplo, la iluminación y la sensación que transmiten las sombras con su mirada fija en nosotros todo el rato, generando así una sensación de inquietud. Algunas escenas pesadillescas concretas, tampoco están mal; no obstante, hay bastantes problemas. Gráficamente es en general muy simple, además, la velocidad de fotogramas se mantiene constantemente en movimiento, algo que sorprende en base a la simplicidad de buena parte de los elementos y escenarios.

La banda sonora realiza un buen acompañamiento y las efectos sonoros están correctamente ejecutados para cumplir su función. Las composiciones resaltan los momentos de terror a la perfección a veces, y esto se ve reforzado por una actuación de voz sólida, en particular la del actor de voz que interpreta al personaje principal, Edward.

Conclusión

Those Who Remain es una obra bastante flojita dentro del género que se ve comprometida por diversos puntos débiles. Aunque podría parecer que tiene una premisa interesante, esa no tardará en diluirse rápidamente cual pastilla efervescente en un vaso de agua. Considerándome como lo hago un aficionado a los títulos de terror, en este no hay nada que te invite a pasarte el juego más allá de confiar en llevarte algún susto, que, pobre diablo, ten por seguro que tampoco vas a encontrarlo. Lo único salvable es la mecánica de la iluminación, que efectivamente, es ciertamente inteligente. Inclusive, cuando el juego decide darte la posibilidad de ser juez y verdugo mediante elecciones que puedan conducir a un final u otro, consigue decepcionar.

4.8
Insuficiente
">
Sinopsis
Cuando se va la luz, se avivan las ascuas de la oscuridad en la ciudad durmiente de Dormont. Enfréntate a horrores perturbadores, mantén la cordura y sobrevive a la noche en esta historia de thriller psicológico en primera persona.
Pros
Hay algunas mecánicas interesantes como la de la iluminación
La ambientación consigue cumplir en ocasiones
Contras
La historia pierde fuelle rápidamente hasta desinflarse completamente
El "sigilo" es tedioso y aburrido, restando al conjunto más de lo que suma
Rendimiento técnico muy irregular