[Análisis] Timelie

[Análisis] Timelie

Fecha de Lanzamiento
15/12/2021
DISTRIBUIDORA
Zordix
PLATAFORMAS
Nintendo Switch y PC
VERSIÓN ANALIZADA
Nintendo Switch
En los últimos años se han lanzado un buen puñado de juegos de factura independiente muy innovadores y atractivos, aunque incluso siendo así, es difícil no señalar que la competencia es mucho más dura que hace varios años. Un juego como Timelie, creado por los desarrolladores independientes de Urnique Studio, cuya base es Tailandia, podría haber llamado la atención de muchos jugadores si se hubiese lanzado al mercado en otro momento, pero ahora no tiene nada especial que aportar. El control del tiempo ha tenido durante mucho tiempo un lugar especial entre los videojuegos y ha sido utilizado muchas veces por diferentes creadores de diferentes formas en sus juegos, algunos ejemplos recientes podrían ser Control, Ghostrunner o Deathloop. En esta ocasión, Timelie ha intentado apoyarse en la jugabilidad clásica de las obras que se cimientan sobre este género, pero el caso, es que no ha sido capaz de destacar en este sentido, dando como resultado un juego de puzles que podría ser capaz de atraer a los jugadores durante unas horas, pero que queda muy lejos de codearse con los mejores. En cualquier caso, no desea adelantarme demasiado, os cuento más a continuación.

 

Una niña, un gato y muchos robots

Timelie está protagonizada por una pequeña muchacha anónima que se despierta en un laboratorio abandonado lleno de luces de neón que se está derrumbando lentamente. Curiosamente, la chica parece estar dotada de la capacidad de manipular el tiempo, pudiendo utilizarlo a su antojo para reconstruir puentes o lidiar con situaciones peliagudas. Para escapar, tiene que recolectar cuatro tótems que ayudan a alimentar un misterioso reloj. Pero obviamente esto no será fácil, ya que hay un grupo de despiadados robots de seguridad patrullando por todo el laboratorio, programados para vigilar todos los pasillos y acabar con cualquiera que entre dentro de su rango de visión. Después de un encuentro sorpresa, la niña también se topa con un gato, que rápidamente se convierte en su único compañero durante toda su aventura. Ambos dependen el uno del otro para sobrevivir mientras intentan descubrir una salida.

El peso de la historia en la obra de Urnique Studio es mínima, por lo que no esperéis que os ofrezca gran cosa, ya que lo poco que hay se cuenta a través de escenas abstractas con una cinematografía, aunque posiblemente esta sea la intención de los desarrolladores, dejar que sean nuestras acciones las que hablen. Sea como fuere, imagino que muchos jugadores querrán más explicaciones para cuando terminen la campaña e incluso pueden frustrarse como resultado. De cualquier manera, no se puede negar que es algo único, para bien o para mal.

 

Controla el tiempo entre ensayo y error

Timelie se basa en más de una docena de niveles isométricos por los que los jugadores tienen que navegar de forma segura apuntando en una suerte de cuadrícula para que la joven en cuestión se desplace. Como muchos otros títulos del género, lograrás tener éxito desbloqueando una combinación de puertas sin ser detectado por los enemigos, con el fin de poder avanzar hacia la siguiente sala con su correspondiente rompecabezas por resolver. Obviamente, si la visión de estos robots se cruza en nuestro camino, estos seres metálicos cargarán contra nosotros para noquearnos de un solo golpe, lo que parará el desarrollo del nivel y nos obligará a retroceder el tiempo para volver a intentar buscar una solución. Siendo realistas, la muerte es inevitable y, a fin de cuentas, al ser una propuesta de ensayo y error, es una parte más del juego. Los jugadores planean todos sus movimientos yendo hacia adelante y hacia atrás en el tiempo. Desde estudiar patrones de guardia hasta probar diferentes rutas de fuga, este sistema funciona muy bien debido a lo simple que es.

Es posible avanzar y rebobinar el juego en tiempo real. La mejor parte es que el juego recuerda todos tus movimientos hasta que comienzas uno nuevo. Aunque alguno pueda sentir que está haciendo trampas, la progresión del juego demuestra rápidamente que los jugadores están equivocados y los empuja a utilizar todas las ventajas que ofrece la manipulación temporal. Aquí es donde Timelie brilla al animar a los jugadores a experimentar con la resolución de acertijos. Es muy refrescante poder rehacer un pequeño error mientras sincronizas correctamente tus movimientos para sortear a los guardias.

El modo de juego puede ser complejo a veces, ya que no es sencillo vigilar tanto a los personajes como a los guardias, pero sigue siendo impresionantemente intuitivo, lo que es un alivio bienvenido. Cada nivel te asigna la tarea de llegar a la salida y la parte del juego es simplemente para formular un plan y, una vez que lo logras, puedes ver todo en tiempo real. Por supuesto, huelga decir que conforme vayamos avanzando la complejidad de los acertijos irá in crescendo. Esto conduce a una frustrante cantidad de intentos hasta que logras tener éxito. Ser capaz de hacerlo de manera efectiva puede ser complicado, por lo que es bueno que haya un botón de rebobinado. Con estas complicaciones y la necesidad ocasional de rebobinar los niveles por completo, algunos acertijos pueden volverse tediosos y llevar mucho tiempo completarlos, dejando un margen de error muy bajo, por lo que si no sois aficionados a devanaros los sesos pensando en todas las posibles soluciones, puede que lo paséis mal.

A medida que vamos avanzando, el juego se vuelve más complicado e intenta agregar profundidad al gameplay añadiendo al gato como personaje extra. El felino tiene la capacidad de realizar diversas acciones para ayudarnos a avanzar, como pisar almohadillas de presión y desbloquear puertas. Igualmente, es capaz de maullar para distraer y alejar a los guardias de las puertas. Más adelante, la habilidad incluso se puede usar para hacer que los guardias abran cosas. El cambio de personaje también significa que tienes la tarea de acompañarlos con frecuencia, algo que si bien puede sonar fácil en papel, queda lejos de serlo. Irónicamente, el tiempo es esencial y hay una cantidad concreta para realizar todas nuestras acciones. Con todo esto, únicamente existen dos escenarios posibles para los jugadores; el primero, ser pacientes y aprender a ahorrar tiempo planificando los pasos para la niña y el gato simultáneamente; el segundo, caer en la frustración de la repetitividad y ser incapaz de dar con la solución, lo cual posiblemente desembocará en abandonar el juego. Insisto en este punto, pese a que pueda no parecerlo desde fuera, Timeline es un reto exigente.

 

Minimalismo por bandera

La simplicidad de Timelie es evidente en todas sus partes y la presentación no es una excepción, algo que no tiene que ser malo necesariamente, puesto que muchas veces menos es más. Los gráficos del juego cumplen con los estándares básicos, con un estilo de arte minimalista en 3D que deja ver unos escenarios que asemejan a los de un sueño, una realidad onírica envuelta en neones, metal y cristal. El diseño de niveles está cuidado al detalle y es lo que más sorprende, incluso si la configuración a veces parece ser la misma, con activos a menudo reciclados. En Nintendo Switch, el juego corre sin ningún tipo de problema, aunque como ya mencionaba, tampoco es que el despliegue gráfico sea lo que se dice «exigente» como para poner a prueba al hardware de la compañía nipona.

En cuanto al apartado sonoro, también es correcto, limitándose a ruidos y música, aparte del maullido de nuestro amigo felino, ya que nuestra protagonista no habla, limitándose a mostrar sus emociones mediante el movimiento corporal. La música de fondo es agradable y ayuda en la inmersión en ese pequeño y extraño mundo creado por el equipo de Urnique Studio.

 

Conclusión

Timelie es una experiencia corta pero desafiante, un muy interesante exponente del género de rompecabezas que permite a los jugadores literalmente tomarse su tiempo para encontrar soluciones, por lo que es importante que si decidís darle una oportunidad, tengáis claro que la paciencia será una virtud más que necesaria para disfrutarlo, ya que el ensayo y error es el pan de cada día en esta obra. Quizás, lo más negativo vaya en relación a su historia (o la práctica ausencia de esta), que sin duda necesitaría de un desarrollo mucho mayor para tener un mínimo de protagonismo.

7
Recomendado
">
Sinopsis
Percibe eventos del futuro para planear tu estrategia de fuga del pasado, acércate con sigilo a un enemigo y manipula el tiempo en esta historia de compañerismo: un gato misterioso y una niña con poderes precognitivos.
Pros
Una interesante mezcla de resolución de rompecabezas y manipulación del tiempo
Un desafío que gana en complejidad conforme avanzas
Contras
Su historia brilla por su ausencia
Hay que ser especialmente paciente para aguantar tanto ensayo y error
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X