[Análisis] Warlocks 2: God Slayers

0 Flares 0 Flares ×

Los RPG de fantasía en el que tomas el papel de un personaje que es de una clase específica han estado presentes en muchos juegos durante décadas. En esta ocasión, tomaremos nuestro rol y emprenderemos una aventura llena de lugares laberínticos, con infinidad de enemigos y misiones por completar, junto con una progresión tanto en la historia como en el personaje que controlemos.

¡A por los dioses!

Warlocks 2: God Slayers nos sumerge en una premisa que es bastante directa, sin rodeos ni tonterías (bueno, esto último sí). Deberemos tomar el control de uno de los cinco miembros de la Orden de los Brujos. Estos miembros son Jake, Kheera, Shax, Cormag y Willow. Cada uno de ellos posee diferentes poderes para superar los distintos obstáculos, por ejemplo, Jake usa a su Fénix en llamas para atacar o Shax que es un nigromante.

Con el personaje que decidamos tomar el control (en este caso Willow), empezaremos la aventura encerrados en una jaula. Somos prisioneros porque la Orden de los Brujos son el objetivo principal de los Dioses y quieren acabar con ellos. Un chamán nos liberará a cambio de ayudar a su pueblo que está siendo atacado por bandidos. Aceptamos el trato y empieza nuestra travesía para acabar con los Dioses antes de que lo hagan ellos con los Brujos.

Directo a la batalla

Tendremos que ir derrotando a los enemigos que nos encontremos a nuestro paso, y para ello, debemos apuntar y luego atacar. Arriba a la izquierda se puede ver la vida que tenemos en ese momento y la barra de maná. Debemos estar muy atentos a las dos cuando vayamos a entrar a un enfrentamiento ya que la mayoría de las veces no vendrán solos.

A medida que derrotemos enemigos y completemos misiones principales y secundarias, iremos ganando experiencia, que nos servirá para subir de nivel y ganar puntos de habilidades. Con estos puntos podremos adquirir más técnicas para derrotar a nuestros enemigos o mejorar las stats. Son bastante cortos estos árboles de habilidades, pero cada una de estas habilidades se puede subir más de una vez para potenciarlas más y poder usarla más a menudo, disminuyendo su tiempo de uso. Durante la aventura, los enemigos dejaran caer diferentes objetos que podremos equiparnos para aumentar nuestras estadísticas y así poder derrotarlos con más facilidad.

Los mapas laberínticos

Durante nuestra aventura en Warlocks 2, visitaremos diferentes lugares del mundo. Cada zona tiene un límite y todas están formados por diferentes pasillos que intentan desorientarnos, aunque todos los caminos llegan al mismo sitio. No habría ningún problema en esto, pero se repite de esta forma en todos los mapas de la aventura, con lo que cuando llevas unas cuantas horas viendo mapas iguales, pero con diferente skin, se hace repetitivo.

No solo habrá una misión principal en cada zona del mapa sino que también habrá 2 o 3 secundarias que puedes hacer. Lo bueno es que con ellas, conseguirás experiencia para subir de nivel, lo malo es que todas las misiones son de ir a algún sitio del mapa y enfrentarte a unos enemigos. Además, estas misiones se vuelven a repetir, lo que hace que el juego se haga demasiado repetitivo a la larga.

Un apartado artístico cuidado

Warlocks 2 puede tener sus defectos, como la gran mayoría de juegos, pero hay algo en lo que sí destaca, y lo hace genial, y es en el pixelart. Tanto los personajes como las localizaciones están muy bien recreados, y esto incluye también las animaciones enemigas y aliadas, con las que sabes en todo momento cuándo van a dar el golpe para esquivar y devolver el ataque.

En cuanto a la banda sonora, no está mal, pero se nota que son melodías muy comunes por lo que no destacan. Es muy genérica y se repite durante toda la aventura, aunque cambia unos simples matices para adaptarla a las distintas zonas que veremos durante el juego.

El humor malo al rescate

Warlocks 2 se puede jugar con los textos en español, las voces estarán en inglés. Además de la localización, hay algo que está bien incluido en el juego y no se valora lo suficiente, y es su humor absurdo. Ya cuando empiezas la aventura, los primeros enemigos que encuentras están tranquilamente emborrachándose en el bosque, pero esto no es todo, encontrarás muchas bromas pesadas e incluso unas misiones que son increíbles en este aspecto.

 

Cabe destacar también que Warlocks 2 tiene un cooperativo local en el que hasta 4 personas pueden jugar al mismo tiempo con 4 de los 5 personajes de la Orden. Seguro que es un divertido caos jugar cuatro personas en la misma pantalla.

Warlocks 2: God Slayers es un RPG con un poco de hack and slash, el cual nos lleva a un mundo de fantasía para enfrentarnos a diferentes enemigos y acabar con los Dioses. El sistema de progresión está bien, pero el tener que ir por zonas repetitivas para hacer tres misiones que son iguales puede hacer que en un momento te llegue a cansar, aunque el juego no es muy largo, ya que su duración oscila entre las 8 y 12 horas.

 

Análisis - Warlocks 2: God Slayers

Distribuidora: Qubic games

Sinopsis: Warlocks 2: God Slayers es un RPG con un poco de hack and slash, el cual nos llevará a un mundo de fantasía para enfrentarnos a diferentes enemigos y acabar con los Dioses.

  • 4/10
    Historia - 4/10
  • 6/10
    Jugabilidad - 6/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 5/10
    Sonido - 5/10
5.8/10

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This
X