Fecha de Lanzamiento
02/10/2020
Distribuidora
Crunching Koalas
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
Desde que se desarrolló y finalizó, la 2ª Guerra Mundial ha sido uno de los conflictos más importantes de la historia, y a su vez ha inspirado un sinfín de obras en la cultura contemporánea, encontrando en muchas de estas un gran número de puntos de vista y enfoques distintos. En cine se ha explorado de formas muy interesantes: desde la acción pura y dura (Doce del Patíbulo, 1967, Robert Aldritch), al drama humano y más duro (El Pianista, 2002, Roman Polanski), pasando por películas indescriptibles en las que se mezcla acción, comedia, drama o terror (Malditos Bastardos, 2011, Quentin Tarantino). También se ha explorado en literatura, cómics… Y en videojuegos. En esta industria la época de la 2ª GM se ha mostrado en infinidad de ocasiones, siendo el tema principal de obras tan revolucionarias e importantes para el desarrollo de la misma como Wolfenstein 3D o las primeras entregas de la franquicia Call of Duty, por citar unas pocas. Siempre ha sido un tema de interés, y sin embargo, en el ámbito de los videojuegos siempre ha habido un problema (o por lo menos yo lo veo así) que poco a poco se ha ido haciendo menos evidente en los últimos años, y que no han tenido el resto de industrias: la inclinación constante hacia la acción y la falta de tacto en relación a las perdidas y crímenes ocurridos durante este conflicto y en otros tantos.

¿Y por qué digo que es algo que se ha estado haciendo menos evidente en los últimos años? Porque ha sido a raíz de la explosión indie que hemos podido ver un mayor número de obras que tratan con sumo respeto y que cuentan con un gran peso dramático e íntimo el tema de las víctimas y las consecuencias de la guerra, no solo de la 2ª GM, sino de otras grandes guerras de la historia. Así ocurrió, por ejemplo, con Valiant Hearts: The Great War, publicado por Ubisoft y que se centraba en la vida de distintas personas involucradas en los sucesos de la 1ª GM, o con Spec Ops: The Line, adaptación libre de El Corazón de las Tinieblas de Conrad Doyle, y que realizaba un interesante ensayo relacionado con los daños colaterales del sinsentido de la guerra. En este contexto de obras que van más allá la simple acción encontramos el título que hoy analizo, Warsaw, un interesante título de gestión, rol y estrategia desarrollado por el estudio polaco indie Pixelated Milk, y que tiene como principal objetivo dar voz a la gente que vivía y sobrevivía en la ciudad que da título al juego, Varsovia, durante la 2ª Guerra Mundial. Así que, sin más dilación, entremos de lleno al análisis para ver qué tal está Warsaw.

 

Estalla la guerra

Varsovia, 1944. Tras varios años inmersos en una dura guerra y bajo el control de las fuerzas alemanas, la gente de Varsovia sobrevive a duras penas. El jugador se pone a los mandos de un grupo de la Resistencia, que deberá hacer todo lo posible para sobrevivir y aguantar los ataques realizados por las tropas enemigas. Según las decisiones del jugador, el grupo de la resistencia obtendrá más o menos miembros, contará con más o menos recursos o conseguirá una mayor influencia en distintos territorios. Como podéis observar, el título cuenta con una premisa realmente interesante, que desde primer momento nos deja sin aliento con su impactante introducción y con su decadente ambientación, en donde la salvación parece algo muy lejano y difícil de conseguir. A lo largo del título la trama va perdiendo potencia, dejándole más y más importancia a la jugabilidad y a las decisiones del jugador. La ambientación y las decisiones siguen ahí, si, pero sí que es cierto que no habría estado de más una trama que ganara más fuerza, pues si bien no es el foco central del título, es algo que se echa en falta.

Todo lo que al título le falta de trama lo compensa, en cierta manera, con una profundidad muy interesante de lore. A lo largo del juego podremos acceder a un gran número de entradas de códice en las que se nos da información detallada acerca de la vida de nuestros personajes, de las zonas que exploramos y de diversos elementos que van apareciendo dentro del juego. Esto nos permite sumergirnos mucho más en la trama y aporta una capa de profundidad interesante, haciendo que en el caso de los personajes jugables nos apeguemos más a ellos. Cada uno de los personajes “importantes” (pues encontramos dos personajes, los destacados y las tropas secundarias, que se diferencian por la falta de habilidades y el diseño) tiene una historia, un trasfondo y un final único, y esto unido a la permadeath, hace que sintamos un apego muy fuerte y muy conseguido por estos.

 

Objetivo: Evitar el mayor número de bajas posible

Siguiendo con el apartado jugable, encontramos aquí uno de los puntos más interesantes del título, que a su vez se establece como uno muy original y entretenido. ¿Cómo funciona el título? El juego se desarrolla por días, y en cada día tendremos una serie de opciones jugables de las que dependerá la supervivencia de la Resistencia. Al empezar el día nos encontraremos en la base, en donde podremos ver el hospital (donde se recuperan los heridos, y su recuperación dura x días según los daños), el códice, a los diversos miembros (podremos añadir nuevos miembros a nuestras filas) y podremos elegir misión. Dentro de esta última opción, podremos elegir entre cumplir alguna de las misiones disponibles, acceder a ciertas zonas, o descansar para que los heridos se recuperen (aunque esto hará que ciertas zonas se vuelvan más peligrosas). Una vez elegida la misión, que se desarrolla en una de las distintas zonas de la ciudad, pasaremos a una vista cenital donde poder movernos con cierta libertad para cumplir nuestros objetivos, eso sí, vigilando en todo momento el medidor de estamina, que se irá reduciendo con cada paso que damos.

Dentro de esta sección jugable, encontramos tres tipos de encuentros: los cofres o suministros, que nos permiten obtener munición u objetos clave, como la brújula (que nos reduce la estamina gastada), o la bengala (que nos indica donde se encuentran los enemigos), las escenas de diálogo, donde se nos presenta un problema mediante diálogo que deberemos solucionar eligiendo una de las opciones disponibles, y los combates, donde deberemos enfrentarnos a los soldados alemanes con los miembros del equipo que tengamos a mano. ¿Y cómo se desarrollan los combates? Pues pasamos a una sección 2D en la que tenemos a nuestros aliados a la izquierda y a nuestros enemigos a la derecha, y los combates se desarrollan por turnos, teniendo cada personaje un turno a su disposición. Durante este turno, podemos usar ataques y habilidades (dependiendo de la estamina que tenga el personaje), atacar con el cuchillo o desplazar a nuestro personaje para colocarlo en un lugar determinado, como detrás de una cobertura para evitar ciertos ataques. Las posibilidades son vastas, debido a las distintas habilidades que pueden tener nuestros personajes, y el combate resulta muy interesante y divertido, además de que al dominarlo se disfruta más aún. Sin embargo, siento que en muchas ocasiones no es un combate muy justo, dejando muchos elementos a la suerte, como la posibilidad de acertar o fallar ataques, lo que en un juego donde la muerte es permanente hace que se vuelva bastante frustrante e injusto. Creo que sin esos elementos de azar, el combate sería mucho mejor. También estaría bien un mayor nivel de profundidad para las tropas secundarias, ya que solo permite elegir un arma y una habilidad, siendo poco divertidos de usar. Se trata de un juego difícil, en el que deberemos pensar todas nuestras acciones antes de realizarlas. Un paso en falso, y adiós muy buenas. Por ello, creo que quizá no todos disfruten del título, ya que no es muy accesible.

 

Una Varsovia bella pero decadente

Uno de los puntos que más he disfrutado del título es su apartado visual, que representa de una forma única y detallada a los distintos personajes y entornos que pueblan la Varsovia virtual. Su estilo artístico, muy cercano a la animación y a lo que han ofrecido otros títulos del calibre de Darkest Dungeon, cuenta con un nivel de realización ejemplar, que demuestra que uno de los puntos más fuertes de este joven estudio europeo lo encontramos en su capacidad artística. Quizá habría pedido algo de más detalle en las fases de exploración de la ciudad, donde no se distingue muy bien que zonas se recorren y por donde se puede pasar o no. Dejando eso a un lado, y que ciertos diseños de personaje se parecen mucho entre sí o incluso se repiten, me parece que este es uno de los apartados más detallados y cuidados del título.

En cuanto al apartado sonoro, la banda sonora me parece decente, cuadrando perfectamente con la ambientación y las fases, dando paso en momentos concretos a los sonidos ambientales (es decir, sonidos de disparos, escombros, bombardeos…) que, gracias al buen nivel que hay de efectos de sonido, acaban quedando bastante bien. Eso sí, echo en falta actuaciones de voz, que habrían venido de perlas en ciertos momentos. Más allá de eso, poco más puedo decir.

 

Conclusión: Liberemos Varsovia, juntos

Warsaw se trata de un muy interesante juego que reúne elementos de RPG por turnos, estrategia y gestión, lo que dificulta encasillarlo dentro de un género específico, pero que demuestra la ambición y la interesante mezcla de géneros que se da dentro del mismo. Se trata de uno de los primeros títulos de Pixelated Milk, quienes demuestran tener un buen nivel a la hora de desarrollar juegos y que nos deja con ganas de ver lo que realizan en el futuro. Si os gusta la ambientación bélica y las historias humanas, así como la estrategia y el rol, no tengo dudas de que os gustará este título. Pero tened muy presente la alta dificultad del juego, que puede hacer que os lleguéis a frustrar fácilmente, y que no llega en español, lo que puede llegar a dificultar aún más las cosas. Eso sí, siempre da gusto golpear a un nazi… ¿Qué más queréis?

7.5
Recomendado
">
Sinopsis
Warsaaw es un desafiante RPG táctico por turnos ambientado en una capital invadida durante la 2ª GM. Elige a tus héroes. Selecciona tus armas. Navega por calles legendarias. Álzate ante las fuerzas invasoras. E intenta sobrevivir durante 63 días en el infierno con este reflejo fiel de la lucha de los polacos contra las fuerzas invasoras.
Pros
Interesante ambientación y construcción de su mundo
Gameplay único y variado
Estilo artístico detallado y creativo
Contras
La historia destaca por su pérdida de fuerza
Ciertas mecánicas no terminan de funcionar
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X