[Análisis] ‘What Comes After’ (Switch)

[Análisis] What Comes After

Fecha de Lanzamiento
1/04/2021
Distribuidora
Flynns Arcade
Plataformas
Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
El año pasado se lanzó al mercado el título indie de culto Coffee Talk, un íntimo y profundo juego en el que nos poníamos en la piel de una chica que, en una cafetería, escuchaba las historias y problemas de los clientes e intentaba aconsejarles y ayudarles con estos. El juego fue recibido de forma positiva, siendo un buen ejemplo de un estilo de narrativa original e interesante. Un año después, su autor vuelve a la carga en colaboración con la buena gente de Rolling Glory Jam, un pequeño estudio de origen indonesio con poca trayectoria en la industria pero con buenas ideas. Así, fruto de esta colaboración encontramos What Comes After, una brevísima aventura gráfica que tras su paso por Steam llega ahora a Nintendo Switch.

La versión original del título fue muy bien recibida en la plataforma de Valve, y ahora que llega a Nintendo Switch es lógico que nos hagamos varias preguntas: ¿Qué tal está el título? ¿En qué consiste, y qué es lo que busca contarnos? ¿Hay alguna diferencia notable con respecto a la versión de PC? Pues sin más dilación, pasemos al análisis completo y respondamos a estas y más preguntas.

 

Pasajeros al tren

La premisa de What Comes After es realmente interesante, ya que el título nos pone en la piel de Vivi (no, no hablamos del mago negro favorito de todos los amantes de FFIX), una chica joven y deprimida que, tras quedarse dormida en un trayecto en tren, despierta en el tren del más allá, una versión del vehículo en el que montó encargada de llevar las almas de todos los difuntos al más allá, algo así como lo que ocurría en FFVI pero menos tétrico (os prometo que es la última referencia a Final Fantasy que hago). Más allá de presentar una visión lúgubre o terrorífica de una idea tan paranormal, el título nos muestra un tren controlado por seres que buscarán ayudar a Vivi, y le aseguran que ella volverá a casa una vez finalice el trayecto. Con la seguridad de regresar, Vivi explora el tren para hacer tiempo, hablando con los fantasmas para ayudarles a hacer su viaje más ameno y, al mismo tiempo, aprender y reflexionar sobre su propia vida.

La historia es realmente sencilla, y lo cierto es que no hay ningún objetivo o peligro que ponga en jaque a la protagonista, simplemente ha de hacer tiempo hablando. Esta idea me ha resultado original e interesante, ya que difícilmente encontramos en ningún videojuego ese momento para pensar, reflexionar sobre la vida y sobre nosotros mismos. Y eso es algo que me ha gustado mucho del juego, presenta a través de unos diálogos bastante buenos (ojo con los temas que se tocan) unas ideas muy interesantes que harán al jugador pensar, te deja algo tocado. Y cuando un juego consigue eso, es que algo hace bien. La historia es simple, sencilla, y no sería la gran cosa de no ser por los diálogos, que son simple y llanamente lo mejor del juego.

 

A todos nos llega la hora

Si bien es cierto que a nivel de narrativa el juego brilla bastante, lo cierto es que en cuanto a jugabilidad este se cae un poco. Y es que no hay nada que hacer, solo hay que andar y pulsar botones para hablar. La exploración no es interesante, ya que simplemente avanzamos por los vagones de un tren y luego volvemos, nada más. ¿Se podrían haber añadido pequeños detalles o elementos jugables sin que rompieran con la idea del juego? Pues si, y es que aunque entiendo el por qué han decidido hacer las cosas así (ayuda a mantener el tono del juego), no creo que se rompiera al añadir, no se, algún minijuego o alguna mecánica que añadiera un mayor interés jugable y algo más de duración al título. Y es que esa es otra, el título es corto hasta decir basta, me lo he llegado a pasar en 40 minutos y no es que tenga mucha rejugabilidad. Es una experiencia muy bonita y reflexiva, pero excesivamente corta y simple como videojuego.

El apartado gráfico es simple, pero efectivo. Los diseños están bastante bien, el mundo paranormal se representa de una forma sencilla y bonita, y por lo general es un juego agradable a la vista. No os esperéis un portento visual, es un juego en 2D cuyo apartado artístico simula el estilo de series de animación, de ahí esa belleza simple. Por último, destacar la banda sonora. A pesar de que durante la mayor parte del título no suena nada de música, las pocas veces que suenan melodías ayudan a reforzar momentos emotivos de forma significativa, por lo que su uso es excelente y, además, las melodías son de calidad.

 

Conclusión

What Comes After es una brevísima obra que busca, más allá de ofrecer un juego divertido o un producto para pasar el rato, hacer pensar y reflexionar al jugador. Es algo que muchas veces necesitamos, simplemente parar, pensar, y este título lo hace de una forma excepcional. Sin embargo, eso no quita que siga siendo una obra excesivamente sencilla y breve, dejando al jugador con ganas de más. El mensaje es excelente, pero quizá la ejecución no es la más adecuada. ¿Merece la pena hacerse con él a precio completo? Pues… sinceramente, depende de lo que busquéis. Si queréis una experiencia algo más especial e intima, a pesar de lo que dura, os diría que sí, que os hagáis con él ya que no lo olvidaréis en mucho tiempo. Si buscáis algo que os dure más, y no queréis pensar si no evadiros, no es el juego adecuado. Sea como sea, no hay duda de que se trata de un juego muy interesante, y habrá que estar más que atentos a las siguientes producciones de su equipo desarrollador.

7
Recomendado
">
Sinopsis
De el creador de Coffee Talk, en colaboración con Rolling Glory Jam, el creador de Rage in Peace. What Comes After es una experiencia corta, una historia conmovedora y una carta de amor para todos los que piensan que son una carga para otras personas.
Pros
Interesantísima narrativa
Genial uso de la banda sonora
Contras
Corto y falto de contenido
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X