[Análisis] Yes, Your Grace

Fecha de Lanzamiento
06/03/2020
Distribuidora
No More Robots
Plataformas
PC
Versión Analizada
Steam
Yes, Your Grace, desarrollado por Brave At Night (desarrollador novel), es otro experimento más salido de Kickstarter con buen pie. Tras el éxito en su recaudación, No More Robots (productora de otros indies como Nowhere Prophet) se hizo cargo de su publicación. Yes, Your Grace es un juego indie en el que gestionaremos un reino desde el salón del trono. Salió el 6 de marzo a 17€ y en inglés, para Steam, y próximamente saldrá para Nintendo Switch.

 

Cuida tu reino como mejor puedas

En Yes, Your Grace controlaremos al rey Erik de Davern, y nos encargaremos de la gestión de sus recursos y de cuidar de su familia y su reino. La historia está bastante bien llevada y siempre, con batallas, alianzas, traiciones, problemas de familia… Y está hilada junto con las historias secundarias de nuestros aliados y plebeyos. Los miembros de la familia, una madre y tres hijas, son muy importantes para nuestro protagonista y podemos interaccionar con ellos cuando queramos.

Además, las decisiones que tomemos influyen directamente en la historia de forma drástica, haciendo que distintos miembros de la familia nos dejen o que algunos aliados se pongan en nuestra contra. Estas decisiones dan incluso oportunidad de rolear dependiendo del rey que queramos ser, si un rey justo, o un rey despiadado. En muchas ocasiones habrá que tomar decisiones duras, teniendo que abandonar aldeanos a su suerte, o incluso a nuestras propias hijas.

Todos los días ocurren cosas de las que debemos ocuparnos, y decidir en qué gastar los recursos puede ser algo duro según la táctica que sigamos.

Sé un rey de la corona a los pies

Como ya hemos mencionado, controlamos al rey Erik en su día a día, teniendo este título varias similitudes jugables con Paper’s Please. Cada día nos sentaremos al trono y atenderemos las peticiones de nuestros aliados y plebeyos. A nuestra disposición tenemos oro y suministros, y tendremos que decidir bien qué hacemos con ellos. Asimismo, dispondremos de agentes de diferente índole, los cuales podemos usar para apoyar a los plebeyos en algunos casos. Tendremos un parámetro que nos indicará la felicidad de nuestro pueblo, la cual influirá directamente en su comportamiento y en cómo pagan los impuestos. De vez en cuando, un banquero nos visitará, ofreciéndonos préstamos de oro y suministros, a cambio de una cuota semanal.

Por el devenir de la historia, necesitaremos establecer alianzas con lores de nuestro reino, y para eso, usaremos palomas mensajeras para que les lleven una citación y vengan al día siguiente. Obviamente no será tan sencillo como hacer solo esto, también habrá que hacer algo por ellos para que se quieran aliar con nosotros.

Una vez recibido todas las peticiones de un día podremos investigar el castillo, ya sea para interactuar con nuestra familia, como para interrogar a algún detenido. Una vez termine el día, se nos abrirá una pantalla en la que tendremos que ir mejorando el reino o dedicando recurso a cosas concretas, como entrenar a más soldados o preparar el carnaval anual.

Además, tendremos un mapa, el cual nos servirá para conseguir recursos de pueblos vecinos, o incluso nuevas fuerzas para nuestro ejército, aunque para ello, deberemos usar a un agente. Durante cierto tiempo, tendremos también que hacer una investigación, en la que tendremos un pequeño inventario con todo lo que nos vayamos encontrando y lo podremos inspeccionar.

Los reyes también tienen sus debilidades

He de decir que he encontrado un par de debilidades en este juego. La primera de ellas es la velocidad a la que el personaje se mueve una vez deja su trono. Dar vueltas por el castillo a esa velocidad de movimiento es algo bastante infame, y no hay ninguna tecla para correr ni nada parecido. La otra debilidad que le encuentro es su dificultad, que es bastante baja. Durante mi partida fui administrando los recursos como pensé que un rey haría, y terminé con muchísimo oro, suministros y con la felicidad bastante alta. Por último, no he comprobado si realmente nuestras decisiones tiene el peso que parece… ya que en algunas situaciones clave parece que tus decisiones no han tenido mucho peso.

En el apartado musical, tiene varios temas, como el principal que suena en el menú, que son impresionantes. No obstante, la mayoría del tiempo no suena música o sus temas pasan desapercibidos. Su estilo pixel art encaja bien y está bastante detallado.

Conclusión

Yes, Your Grace es la primera sorpresa indie que me he llevado este año. Aunque muchas cosas se parecen a Paper’s Please, sabe crear su propia historia medieval con éxito. Los personajes son interesantes y la evolución de su relación es fácilmente factible. Por otro lado, jugablemente es bastante satisfactorio.

El juego está en Steam y, por ahora, únicamente en la lengua de Shakespeare (aunque si tienen suficiente apoyo lo traducirán al español, según ellos mismos han comentado a través de la plataforma de Valve). En cualquier caso, tampoco requiere un nivel demasiado alto en el idioma. Creo que os podrá divertir bastante y que tiene un buen componente de rejugabilidad. Os insto a que le déis una oportunidad a Yes, Your Grace, porque se la merece, y mucho.

8
Recomendado
">
Sinopsis
Yes, Your grace nos convertirá en rey de Davern, reino que deberemos gestionar mientras repartimos nuestros recursos, mantenemos contenta a la plebe y a nuestros aliados, y nos relacionamos con el resto de la familia real. Si queréis conocer los deberes de un rey, es vuestro juego.
Pros
Tomarás decisiones propias de un rey
La relación con la familia es muy emotiva
Los aliados tendrán sus propias motivaciones y podrán ponerse en tu contra
Algunas decisiones tendrán consecuencias fatales
Contras
Está en inglés (al menos de momento)
La dificultad del juego no es muy elevada
El rey se mueve demasiado lento por el castillo
Decidas lo que decidas, hay cosas que pasarán sí o sí
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X