[Análisis] Atom Controller de Turtle Beach

Desde que existen los teléfonos móviles siempre hemos jugado en ellos, aunque al principio eran juegos muy arcaicos como la serpiente o cosas así, desde que llegaron los Smartphone el tipo de juego se ha vuelto de la misma calidad que cualquier consola portátil, dándonos la oportunidad de aprovechar nuestro dispositivo para dedicarle tiempo a este tipo de ocio. Por supuesto, y teniendo en cuenta que para jugar con un Smartphone tenemos que usar los controles táctiles, hay muchos jugadores que no se sienten cómodos, sobre todo con algunos tipos de juego, por eso, con las nuevas generaciones, se empezaron a poder conectar los mandos por bluetooth, de modo que usásemos el móvil como pantalla y el mando para los controles. Aún así, eso molestaba a algunos jugadores y entonces vimos una solución más sencilla: mandos que se acoplaban a los móviles para convertirlos en una consola portátil.

De este tipo de mandos, hemos visto varios de diferentes marcas, algunos conectados por bluetooth, otros por conexión analógica al propio dispositivo, pero con la misma funcionalidad, conseguir que nuestra experiencia de juego en el móvil sea lo más cómoda posible. Uno de estos aparatos es el Atom Controller de Turtle Beach, que se conecta inalámbricamente a nuestro dispositivo y, además, tenemos una versión para Android y otra para iOS.

 

Características

  • Conectividad: Inalámbrica 2,4GHz entre los módulos, Bluetooth a dispositivos
  • Peso: 190 gramos
  • Dimensiones: 132.5 x 102.1 x 42 cm
  • Compatibilidad: Iphone 11 en adelante; Android 8 en adelante.

Unboxing

El Atom Controller viene en una caja de lo más compacta, totalmente blanca y con el frontal con la imagen del producto en primera plana. También vemos en el mismo si el producto es la versión para iOS o Android, de modo que no nos equivoquemos. La versión de Android viene en tres colores, mientras la de iOS solo en uno, y en el frontal también podemos ver el color que estamos comprando. En la parte trasera podemos leer las características más importantes del controlador, e incluso contamos con un código QR para comprobar la compatibilidad con los juegos, para que podamos saberlo antes de llevárnoslo a casa si así queremos.

Los laterales nos dan un poco más de información del producto, en uno encontramos un resumen en modo de listado y en el otro el logo de la marca con un par de direcciones. La verdad es que  la caja es de lo más pequeña pero en ella podemos encontrar todo lo que necesitamos: el controlador, que se divide en dos partes, una bolsa de viaje, un cable para cargarlo, y dos tipos de almohadillas que podemos colocar al dispositivo, unas para usarlo sin funda y otra con funda.

 

Compacto y fácil de llevar

Una de las cosas que más llama la atención del Atom Controller es su forma compacta a la hora de guardarse. Cuenta con un imán que hace que las dos partes del controlador se acoplen de una manera que ocupan muy poco espacio y podemos hasta llevarlos en el bolsillo. Además, se hace aún más sencillo de llevar gracias a su bolsa de viaje, y que su peso es solo de 190 gramos, algo que agradeceremos en las sesiones largas de juego, ya que no nos pesarán muchos los brazos y será más cómodo de utilizar que otros que he probado más pesados.

Además, este producto está diseñado para adaptarse a diferentes tamaños de móviles, ya que son dos piezas independientes. Esto es algo muy positivo porque uno de los problemas que he encontrado en otros productos de la misma categoría es que había que estirarlos y meter el móvil dentro, lo que hacía que, a veces, dejase marcar en el móvil o en el propio producto, y, por supuesto, la mayoría no soportan fundas, algo que si hace el Atom Controller, y se agradece.

Otra de las cosas que hace que el diseño de este producto sea perfecto es que lleva unos enganches en la parte superior que se ajustan a la altura de tu móvil, lo que nos permitirá jugar sin preocuparnos del movimiento del dispositivo y que esté bien adherido sin problemas. Si hay algo que deba criticar del Atom, sería que, al llevarlo encima, los joysticks no quedan muy protegidos, pudiendo acabar con drift si no se tiene cuidado en el transporte. Eso y que, a pesar de no usar la conexión USB del móvil, si que se queda bloqueada, por lo que si queremos usar auriculares tendrán que ser bluetooth.

 

Una buena batería

El Atom Controller nos ofrece unas 20 horas de batería, y tiene carga rápida, por lo que más o menos en 2 o 3 horas lo tendremos cargado al completo si lo hemos vaciado primero. Para saber el estado de la batería, podemos usar, como con todos los dispositivos bluetooth, nuestro propio móvil, pero por si acaso somos de los que nos ensimismamos en las partidas y no controlamos bien eso, el propio Atom tiene un luz led que nos avisa cuando está a punto de quedarse sin batería, pasando de verde a rojo.

El layout de botones con el que cuenta este dispositivo recuerda a un mando de Xbox y la calidad de los botones hace pensar que estuvieras usando uno. De hecho es compatible con mucho de los juegos de GamePass y con juegos de moda como Genshin Impact, por lo que no tendremos muchos problemas de compatibilidades a la hora de jugar. Además, contamos con una app propia del Atom que nos ayudará a configurarlo, actualizar el software, y ver juegos compatibles también.

Comentar también que, a pesar de ser un dispositivo por bluetooth, se ha comprobado que la latencia entre los controles y los juegos es mínima, haciendo que podamos incluso jugar a shooters competitivos o lo que necesitemos sin problema, algo de agradecer porque no siempre se consigue.

Conclusión

Turtle Beach se ha vuelto a superar en cuanto a calidad se refiere con su Atom Controller, que no solo tiene un diseño compacto y transportable que se adapta fácilmente a nuestros dispositivos móviles, sino que también cuenta con una gran batería, carga rápida y una latencia mínima que hará las delicias de todo tipo de jugadores. Os recuerdo que tenéis versiones para Android y para iOS, y lo podéis encontrar en su tienda oficial por 89.99€, más barato que otros del estilo y otras marcas.