[Análisis] Azur Lane: Crosswave

De vez en cuando me gusta dejarme caer por la QooApp en busca de algún juego interesante para descargar en mi smartphone, aunque generalmente y en el mejor de los casos, si me topo con algo que consiga convencerme, no suele durar más de un par de meses instalado en mi dispositivo. Es cierto que el mercado móvil ofrece un sinfín de posibilidad y que el catálogo, ya más nutrido que el de cualquier consola y creciente por días, ofrece una amplísima gama de títulos a los que jugar. Desde algunos que sirven para echar un ratito y desconectar, a otros mucho más exigentes que prácticamente demandan que te conectes rigurosamente día sí y día también para hacer una serie de misiones diarias.

En mi caso, soy un gran aficionado a los que disponen de un componente gacha (nada que ver con el plato típico, sino con las archiconocidas máquinas expendedoras de Japón). Igualmente, suelo agradecer mucho que el juego disponga de auto-battle, ya que normalmente, el móvil no es mi principal fuente de entretenimiento y acostumbro a usarlo mientras estoy a otras cosas, por lo que, si está automatizado, mucho mejor. Aunque son muchos los que llevo probados, uno de los que más tiempo consiguió mantenerme enganchado fue Azur Lane.

Estoy seguro de que muchos ya conoceréis Azur Lane, la versión china del famoso Kantai Collection (o Kancolle para abreviar), en el que básicamente tomamos el papel del shikikan (comandante en la lengua de Cervantes) de un grupo de chicas barco, shipfu o como cada uno desee llamarlas. Ahora, para regocijo de los fans (que no son pocos), Idea Factory lanza en nuestras tierras Azur Lane: Crosswave, un título para PlayStation 4 y PC basado en la famosa obra que transporta este universo a las tres dimensiones. La pregunta es, ¿qué tal lo han adaptado? Bueno, a eso os responderé a continuación.

 

Azur Lane vs Sirens

La historia de Azur Lane es más simple que el mecanismo de un sonajero. Aquel que haya jugado al original, sabrá que existen cuatro naciones sobresalientes (aunque hay otras menores) que emulan a las alianzas más importantes durante la II Guerra Mundial: Eagle Union (Estados Unidos) y Royal Navy (Reino Unido), por un lado, y Sakura Empire (Imperio japonés) y Iron Blood (Alemania nazi), por otro. Seguramente os podáis imaginar que las relaciones entre estos países no han sido siempre cordiales, pero en un punto concreto, todos convergen en una unión militar llamada Azur Lane, conformada con la finalidad de destruir a un enemigo común, las Siren que invaden los mares. Una vez derrotadas las Siren, hay discrepancias entre bandos, ya que algunos (la parta más fascista de este cuarteto) desean conocer y experimentar con la tecnología Siren para aumentar su poder.

En Azur Lane: Crosswave, las cuatro naciones parecen estar viviendo un momento de paz y estabilidad. Shimakaze y Suruga, dos novatas originales de este juego y pertenecientes al Sakura Empire, son las protagonistas. Durante unas maniobras de entrenamiento, se topan con una flota Siren que destruyen y que deja atrás un cargamento de cubos flotando por el mar. Una vez informados las superiores, se decide convocar a las otras tres facciones a aguas niponas con el pretexto de unos juegos entre todos, para afianzar más los lazos, aunque no deja de ser una excusa para intentar recolectar todos estos cubos con ayuda externa. El tiempo, hará que todo se descubra y la presencia de Sirens, no mejorará las cosas…

 

Siendo fiel a sus raíces

Si sois conocedores de las mecánicas jugables de la versión móvil, entenderéis que el combate que presenta la obra de Idea Factory es igualmente muy sencillo. Las flotas se componen de seis barcos, tres en la parte delante y tres en la trasera. Nuestro control se limita solamente a las tres primeras, mientras que las segundas, solamente lanzar algún especial de fondo (ni siquiera hacen acto de presencia en las batallas marítimas). Aunque hasta aquí todo puede sonar normal, la colocación no es exactamente igual en el caso de las chicas barco, ya que mientras que en Azur Lane cada tipo de barco puedo ocupar un puesto delante o detrás, aquí eso no importa, pudiendo disponer de Aircraft Carriers o Battleship en la parte delantera. Es decir, que mientras que Bismarck o Enterprise, por ejemplo, quedan relegadas a la parte trasera en el original, aquí son controlables en la delantera.

Aclarado ese punto, se puede alternar el control entre las tres jóvenes que conforman la parte controlable de la flota. Se dispone de dos ataques normales y dos especiales, uno es el ataque fuerte, mientras que el otro, simplemente sube la defensa o el ataque. Aunque los dos navíos que no manejemos combatirán de forma automática, es recomendable ir cambiando entre unos y otros para realizar los especiales. Aparte de esto, algunos barcos pueden esquivar, mientras que otros, invocan un escudo.

Al igual que en el juego que está basado, Azur Lane: Crosswave nos lleva a combatir contra embarcaciones producidos en masa y, por supuesto, chicas barco. En principio, si esquiváis y disparáis, previo a la conformación de un grupo variado (nunca es recomendable usar más de un barco del mismo tipo por mucho que pueda gustarnos), no deberíais tener ningún problema en completar todas las batallas que os surjan (salvo alguna del post-game especialmente complicada). El gameplay, posiblemente, se os haga sencillo y tedioso, pero en su defensa diré, que tras meses jugando al título de móvil, tampoco da para mucho más.

Entre las cosas a tener en cuenta a la hora de combatir, está el nivel (que les sube a todas las muchachas que hayamos desbloqueado, independientemente de que combatan o no), la sinergia entre ellas (se obtienen diferentes bonus al combinarlas, siendo, por ejemplo, de una misma nación) y el equipo. Ya sabéis que este último se divide en colores y se puede conseguir al combatir, en la tienda o mediante investigación al dar con determinados ítems. Sabed también que al finalizar cada batalla, se nos da una calificación en base a nuestro desempeño (utilizando los mimos baremos que en el título de smartphone) que se traduce en más y mejores recompensas.

Durante la aventura principal, se puede navegar por un mapa en el que las protagonistas aparecen con su característico estilo chibi tan simpaticón y habitual de las batallas en el título de móvil. De este modo, vamos a poder desplazarnos entre los diferentes eventos principales y secundarios que haya repartidos por el mapa. Igualmente, en ocasiones aparecen cajas con objetos que conviene recoger.

Por cierto, es posible que muchos os preguntéis: ¿cómo se consigue a las diferentes waifus barco? ¿Voy a tener que depender del insufrible azar gastando cubos? No, amigo mío, se compran con puntos que se van sumando a nuestro contador tras finalizar las batallas. No obstante, el plantel de personajes a comprar va ampliándose conforme avanzamos en la historia. Dicho esto, sabed que no es lo mismo comprar a Portland que a Nagato, por lo que de vosotros depende si preferís ahorrar para alguien en especial o ir comprando los más baratos.

Aunque comentaba al principio que la historia era simplemente una excusa para meter a todas las naciones en un mismo espacio y poder así disponer de cuantas más chicas barco juntas, mejor, esto no quiere decir que no vayáis a tener que leer. Hay secciones (fácilmente un 70% del juego) en las que se desarrolla la narrativa y Crosswave pasa a ser una visual novel, que nos da una buena cantidad de comentarios intercambiados entre las diferentes chicas, mientras este se adorna con el arte que tanto nos gusta.

Al modo principal, hay que sumarle un modo desafío en el que te enfrentas directamente a grupos de chicas barcos, por si deseamos seguir combatiendo un poco más. A este, hay que sumarle otro dedicado a conocer un poco más a las féminas en mini-historias, que se desbloquearán al comprar a determinados personajes. Finalmente, existe un modo foto, del que creo que poco puedo explicar.

¿Qué otros elementos tiene Azur Lane: Crosswave del original? Bueno, la posibilidad de disponer de una secretaria, libros y piezas para aumentar las estadísticas de equipamiento y habilidades, el poder subir la amistad con cada muchacha hasta llegar a contraer matrimonio, los chips cognitivos para subir más allá del nivel 100… y creo que a bote pronto y que yo recuerde, el resto se ha mencionado con anterioridad.

 

Una alegría para los fans

Hablando del apartado artístico, poco puedo añadir que no haya dicho ya. En Azur Lane: Crosswave están los modelos chibi, con el arte normal de personajes y su modelo tridimensional estilo anime. Aunque les falta algo de expresividad, siempre es un aliciente para el fan poder disfrutar del 3D de algo que jamás ha podido ver más allá del 2D. Igualmente, los ataques especiales podrían haber sido más espectaculares, pero bueno, en el juego original tampoco es que lo sean. Uno de los mejores premios que te hace el juego, es una serie de hermosas imágenes, que ya os adelanto, quedan fantásticamente como fondo de ordenador o PlayStation 4.

En cuanto a los entornos, no hay mucho que destacar ya que son escasos, y generalmente, están bastante vacíos. En cualquier caso, las montañas lejanas o el cielo oscuro con luces de auroras boreales dan una agradable sensación de atmósfera sin ser demasiado dominante. Los efectos del agua son un buen toque y retrata la lucha en alta mar de manera. Pelear por la noche y ver las balas volar sobre el agua casi convierte en un espectáculo de luces agradable.

En cuanto al elenco de voces, se dispone del original del juego de móvil. Además, Idea Factory parece haber captado perfectamente la personalidad de la que hacen gala muchas de las Kansen. Por ejemplo, Portland está todo el día pregonando lo maravillosa que es su hermana, Indi. Enterprise, sigue siendo esa heroína fuerte y segura que siempre ha demostrado ser. Akagi, es tan… Akagi como siempre. Y así con otras tantas.

Conclusión

Idea Factory ha creado una obra fiel al título original, que permitirá a los fans de Azur Lane controlar y disfrutar de sus Kansen favoritas en tres dimensiones, sin necesidad de depender del factor suerte. Obviamente el plantel es bastante más reducido que en el juego de móvil, a lo que hay que sumarle que hay determinados barcos imposibles de controlar por nuestra propia mano. Asimismo, la parte jugable no tardará en volverse repetitiva. De todas formas, hay otras muchas cosas disfrutables para los fans, que reconocerán muchas cosas del original aquí presentes, y por otro lado, la mayoría de los “problemas” que pesan sobre Azur Lane: Crosswave, no dejan de ser difícilmente solventables, ya que provienen de un título móvil con escasas mecánicas en cuanto a gameplay se refiere.

 

Análisis - Azur Lane: Crosswave

Distribuidora: Idea Factory

Version analizada: PlayStation 4 Pro

Sinopsis: Teniendo lugar en un mundo donde los acorazados personificados de todo el mundo se enfrentan, Azur Lane: Crosswave toma el espíritu del juego móvil y usa el Unreal Engine para dar vida a sus personajes en un mundo 3D masivo, para que los fans puedan verlos como nunca los han visto antes. Los diseños de personajes en el juego también contarán con gráficos en 3D de estilo anime cel-shaded que se mantienen fieles al arte original.

  • 6.5/10
    Jugabilidad - 6.5/10
  • 8/10
    Gráficos - 8/10
  • 8/10
    Sonido - 8/10
7.5/10
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X