[Análisis] Battle Chasers: Nightwar

Battle Chasers: Nightwar es uno de esos juegos que realmente no necesitan una presentación. Fue parte del boom indie de esta generación, dejándonos como resultado un título muy bien hecho con excelentes valores de producción, y lo mejor de todo, los desarrolladores realmente tuvieron una idea sobre cómo diseñar su juego en lugar de tomar ciegamente la inspiración de los clásicos.

En la superficie, Battle Chasers: Nightwar es básicamente un juego de rol basado en turnos que fue diseñado como un JRPG. Lleva el mismo sistema de batalla adictivo que ofrece mucha profundidad una vez que te adentras en él. Los personajes son agradables y la historia proporciona una buena base para el juego. Las imágenes también son extremadamente hermosas y la presentación es a menudo sublime.

En caso de que no hayas escuchado antes de este juego, está basado en los famosos cómics de Battle Chasers del autor estadounidense Joe Madureira. Si los has leído, prepárate para realizar un viaje directamente a la nostalgia, ya que los desarrolladores lograron capturar el arte dibujado por Joe, lo que lo hace que el juego sea visualmente atractivo incluso jugándolo desde una Nintendo Switch.

Historia

El juego hace un buen trabajo al introducirnos a cada personaje y sus motivaciones, facilitando a aquellos que nunca han leído la serie, hacerse una idea de que es lo que les mueve y parte de la historia de fondo. No es exactamente una historia compleja de entender. El juego comienza con una introducción animada magníficamente dibujada y luego la historia continúa a través del texto que explica los personajes y sus poderes. Este es un pintoresco grupo de héroes que terminan colisionados en un lugar desconocido durante una misión. Perdieron a uno de los integrantes de su equipo, Knolan, y establecieron su rumbo para localizarlo.

Battle Chasers: Nightwar tiene un mapa del mundo bastante interesante. Es sobre todo un supramundo donde tienes una forma limitada de movimiento. Los principales puntos de interés están representados por bloques en el mapa, donde puede pararte e interactuar con ellos. De esta forma, puedes acceder a nuevas mazmorras, visitar nuevas ubicaciones o examinar un objeto. Los enemigos son visibles en el mapa mundial, pero no suele haber forma de evitarlos, ya que casi siempre suelen obstaculizar nuestro camino. Se representan como un icono en el mapa y una vez que los tocas, la batalla comenzará.

Lo más destacado del juego es fácilmente el sistema de batalla. Tienes un grupo de 6 héroes que pueden participar en la batalla. Cada uno tiene una personalidad única y ventaja de combate. Todos ellos ofrecerán diferentes habilidades que pueden proporcionar una buen ataque o defensa. Los ataques también pueden provocar efectos de estado en los héroes o enemigos. Tus habilidades están ligadas a un medidor de maná en el que cada una de las habilidades consumirá una cantidad determinada del medidor de maná. Los puntos de experiencia se obtienen al final de cada batalla y si subes de nivel, es posible recuperar la salud y el maná por completo.

Las mazmorras se generan de forma aleatoria, por lo que obtendrás un botín diferente dependiendo de la dificultad que escojas antes de adentrarte en ellas. Esto no se aplica a los puntos de interés comunes en el mapa mundial que pueden ocultar secretos. Es posible encontrar tesoros u otros objetos que podemos recolectar en las mazmorras que pueden ayudar a crear nuevos tipos de ítems. Obtendrás muchos botines después de las batallas y buscarás en cada mazmorra lo que puede ser útil una vez que desbloquees esta opción de crafting.

En cuanto a la funcionalidad del título, bueno, la velocidad de fotogramas se sentía un poco baja en ocasiones, dando a todos la sensación de moverse lentamente. Tomará algún tiempo acostumbrarse a esto, pero aparte, el rendimiento parece mantenerse sólido. Las batallas son mucho más rápidas y no noté los problemas en este apartado. Las áreas más problemáticas suelen ser las que tienen un ángulo de cámara isométrico y se centran en la exploración.

El otro problema importante con este port de Switch es el tiempo de carga. El juego tardará en cargarse sobre todo antes de que el juego cargue la partida, así como cuando ingresas a una nueva ubicación o comienzas una batalla. Estas pantallas de carga pueden resultar molestas si las enfrentas con demasiada frecuencia y, en algunos casos, comenzaron a suceder con mayor frecuencia. Sinceramente, no tengo idea de cómo reducirlos, ya que el problema estaba presente en el modo portátil y en el dock. Si los desarrolladores pueden reducirlo en un futuro mediante un parche, definitivamente conseguirían ofrecer una experiencia mucho mejor a los usuarios de la híbrida de Nintendo.

Gráficos y sonido

Los modelos de personajes están fantásticamente logrados, ya que todos se sienten como personajes de cómics de fantasía que cobraron vida. La forma en que están animados también está muy bien hecha, ya que casi todos los movimientos de los personajes y monstruos son fluidos con cada acción que hacen.

La actuación de voz es excelente, puesto que todos suenan exactamente como esperarías que lo hiciesen. ¿Hay un enano varón? Sin problemas, ya que tiene ese acento escocés que todos hemos acostumbrado a asociar a los enanos. ¿Ves a ese espadachín melancólico? Entonces puedes esperar que tenga una voz baja y profunda con un diálogo que combine. Si bien sobre la música no hay gran cosa que comentar, ya que las melodías memorables brillan por su escasez, todavía hay algunas que saben transmitir de forma acertada la atmósfera que se supone que deben, y eso es algo que puedo apreciar.

Como JRPG enfocado en el combate por turnos, Battle Chasers: Nightwar es el juego portátil perfecto. Está diseñado de forma que incluso si lo juegas durante un corto período de tiempo, no tendrás mucha dificultad a la hora de volver a su mundo. El sistema de guardado te permite mantener el progreso en cualquier momento de la historia. El modo portátil funciona sin problemas, pero no creo que el juego se ejecute a la resolución nativa en Switch, ya que se ve mucho más nítido cuando se reproduce en la pantalla grande.

Conclusión

Battle Chasers: Nightwar ha logrado conservar su encanto en Nintendo Switch, aunque con algunos defectos. Los tiempos de carga pueden ser demasiado largos y la velocidad de fotogramas en las mazmorras o en el mapa del mundo parece lenta, no obstante, la experiencia sigue siendo excelente porque el título es un juego de rol basado en turnos y no depende de entradas rápidas como un juego de acción

Sin duda, uno de los mejores juegos de rol indie de la generación actual, que finalmente se puede jugar en Nintendo Switch, y si bien no ofrece la experiencia perfecta, el atractivo de la portabilidad debería ser suficiente para que consideres darle otra oportunidad. Y por supuesto, en caso de no haberlo probado todavía, ¿te hace falta alguna excusa para hacerlo?

Análisis - Battle Chasers: Nightwar

Distribuidora: THQ Nordic

Sinopsis: Battle Chasers: Nightwar es un RPG inspirado en los mejores juegos del género. Adéntrate en las mazmorras, lucha por turnos con el formato clásico de los JRPG, y sumérgete en una historia que progresará a medida que explores el mundo del juego.

  • 7.7/10
    Historia - 7.7/10
  • 8.5/10
    Jugabilidad - 8.5/10
  • 8.3/10
    Gráficos - 8.3/10
  • 7.6/10
    Sonido - 7.6/10
8.0/10
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X