[Análisis] Chronos: Before the Ashes

[Análisis] Chronos: Before the Ashes

Fecha de Lanzamiento
1/12/2020
Distribuidora
THQ Nordic
Plataformas
PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, Google Stadia y PC
Versión Analizada
Steam
El estallido del género “soulslike” ha traído durante los últimos años un buen número de obras que, de forma más o menos exitosa, han buscado ofrecer propuestas únicas extrayendo una fuerte inspiración en los títulos de FromSoftware. Y es que, a estas alturas creo que nadie es ajeno al impacto que han tenido los títulos de la saga souls en la industria del videojuego, aportando una nueva visión a cómo la dificultad y el diseño de niveles se pueden dar la mano para ofrecer al jugador desafíos duros y complejos, pero justos y adictivos. Entre los juegos que han intentado seguir el ejemplo de estos títulos, podemos destacar algunos nombres tales como Nioh o Remnant: From the Ashes, que no solo buscaban imitar ciertos conceptos, sino ofrecer nuevas ideas y crear su propia identidad. Será justamente este último título el que más destaque por un elemento que resultó algo innovador, su vertiente multijugador que daba un nuevo punto de vista al género. Esto atrajo a muchos jugadores a conocer su interesante universo, en el que se mezclan elementos medievales y futuristas, aunque al ser un juego reciente no había mucho más desarrollado sobre su universo más allá de este título. O por lo menos, eso es lo que muchos de los jugadores pensaban, porque, ¿sabíais que existía una precuela?

En efecto, hace ya varios años se lanzó Chronos, un interesante título que planteaba una estructura muy similar a lo que FromSoftware ofrece en sus obras pero dándole un curioso giro. ¿Por qué mucha gente no sabía acerca de este juego? Porque ese giro era que había sido desarrollado para dispositivos VR, por lo que la cantidad de jugadores que podían jugarlo se reducía considerablemente. Seguramente esto es lo que pensaron desde el estudio Gunfire Games, desarrolladores de Darksiders y Remnant: From the Ashes, quienes decidieron desarrollar versiones para PC y consolas cambiando el título a Chronos: Before the Ashes, aludiendo así de una forma más directa y clara al exitoso título de 2019 para atraer al mayor número de fans posibles. ¿Qué tal se ha adaptado el juego? ¿Merece la pena? ¿Gustará a los fans de Remnant? La respuesta a todas estas preguntas las hallaréis en el análisis, que podéis leer a continuación.

 

Fuego, camina conmigo

La historia de Chronos: Before the Ashes nos sitúa mucho antes de los acontecimientos de Remnant, y es que, en este juego nos pondremos en la piel de un joven héroe enviado a un enigmático laberinto en el que deberá derrotar a un dragón, historia que en el título de 2019 se nos narra como la leyenda del héroe elegido por los humanos. Por el camino conocerá a una enigmática entidad que le otorgará el poder del fuego y le guiará con el fin de que pueda cumplir con su objetivo, mientras que va desentrañando los misterios del oscuro lugar que está explorando. Debido a su origen como título VR y como heredero del género “soulslike”, la historia del juego queda en todo momento relegada a un segundo papel, dando una mayor importancia a la jugabilidad. Esto no sería malo si el universo que nos presentara el juego tuviera una mayor profundidad o si el lore fuera rico, pero lo cierto es que lo que se nos presenta en el juego no ahonda mucho en este, ofreciéndonos una visión simplificada y poco interesante del universo de la que podríamos llamar saga Ashes. Y es una oportunidad muy desaprovechada, ya que se podría haber añadido más para atraer a un mayor número de jugadores. Por ejemplo, en mi caso no he jugado a Remnant y este es mi primer acercamiento a la saga, y he de decir que el universo que me presenta el juego me parece poco interesante, algo que dice mucho de cómo lo presenta el juego.

En cuanto a personajes, el juego no presenta muchos personajes principales, y los secundarios que aparecen son… Bueno, están ahí. El personaje principal, carente de nombre o personalidad, no es más que un avatar con el que sumergirnos en la propuesta que presenta, algo que creo que hereda de su origen como juego VR. ¿Esto es malo? No, realmente no, no es ni el primero ni el último juego en el que nos presentan un protagonista mudo. Lo que sí me parece mal es que los personajes secundarios son muy pobres, además de escasos en número. En general, la historia y personajes son poco interesantes, demostrando que el interés del juego no está en su historia y que los fans que quisieran ahondar más en la saga aquí encontrarán muy pocas cosas.

 

¿Espada o hacha? Tú decides

A nivel jugable el título sí que aporta algunos elementos mucho más novedosos e interesantes, a pesar de que se balancea en una red de mecánicas muy heredera de los Souls. Y siento mucho realizar en todo momento esta comparativa, pero es que el juego hasta comparte el mismo esquema de control que las obras de esta saga, contando con un botón de ataque débil, otro fuerte, un botón de bloqueo, otro para esquivar, e incluso cuenta con un sistema de parry, y otro de cura a través de objetos o hechizos arcanos. Es todo muy parecido, pero algo más lento y tosco. Al principio del juego podemos elegir entre dos armas, la espada para ataques rápidos y un mayor enfoque en la esquiva, y el hacha para ataques fuertes y un mayor enfoque en el bloqueo, y lo cierto es que se echa en falta algo de más variedad. Pero estos problemas tienen una contraparte interesante en la que creo que es la mejor novedad que plantea el título, que es el sistema de envejecimiento. Cada vez que el personaje muere, ganamos un año de vida, y según la edad que tengamos se aumentarán más ciertos aspectos (fuerza, defensa, arcano…). Por ejemplo, cuando somos jóvenes ganamos más fuerza, pero cuando somos ancianos ganamos más arcano. Me ha resultado un sistema muy interesante y original, que unido a la posibilidad de elegir qué atributos elegir cuando subimos de nivel (que se consigue luchando) hace que podamos tener distintas builds dentro de unos límites (algo reducidos, todo sea dicho).

El diseño de niveles no está mal, y es que, a pesar del soso diseño del mundo y del escenario que recorremos, lo cierto es que la manera en la que se guía al jugador sin muchos cuadros de diálogo o indicaciones está bien realizada. Se trata de un diseño de niveles algo simple pero efectivo, y en el que se nos presentan la mecánica que mejor llevada está: los puzles. Frente al soporífero combate (que a mi gusto es demasiado lento, y encima en más de una ocasión me han fallado los botones al fijar la atención en un enemigo) encontramos una interesante selección de rompecabezas que me recuerdan mucho a los que se presentan en la franquicia Resident Evil. Así, tendremos que buscar objetos, pistas e información por el escenario para crear nuevos objetos, usar los que tenemos en los lugares adecuados o simplemente avanzar según las pistas halladas. Muchos de los puzles están bien planteados y tienen un nivel de calidad mayor que el resto de mecánicas del juego, especialmente que el combate, y hacen que a nivel jugable el título se mantenga en un limbo extraño, con mecánicas bien llevadas y otras muy desaprovechadas.

 

Cenizas a las cenizas

Siguiendo con el apartado visual del juego, nos encontramos ante un nivel gráfico algo desfasado, que se siente muy cercano al presente en su versión original VR. Las texturas no están muy trabajadas y se ven algo pobres, y en general, el título no se ve todo lo bien que debería, por lo que considero que se debería haber trabajado mucho más a la hora de adaptar los gráficos de la versión original. Se comprende que un juego de realidad virtual de 2016 tenga un apartado gráfico desfasado hoy en día, pero eso no justifica que no se deba retocar mucho de cara a una revisión 4 años después en consolas y PC mucho más potentes. El diseño artístico es algo soso y simple, en cuanto a escenarios y personajes no está mal del todo, aunque creo que hubiera sido interesante aportar una mayor variedad. En el juego hay una temática visual concreta (una mezcla entre medieval y tribal) que se va repitiendo con los enemigos y los escenarios, que está bien pero se repite demasiado. Y es que, en eso se resume este apartado: está bien, pero en pequeños bloques.

En cuanto al apartado sonoro, es difícil de decir ya que en muchos momentos se opta por dejar a un lado la banda sonora en favor de una mayor inmersión a través del uso de sonidos ambientales. Esto no es algo negativo per se, pues te sumerge de lleno en el ambiente de soledad y frialdad en el que se desarrolla el juego. El doblaje, por su parte, es decente; y las melodías que se escuchan en momentos concretos están bien. No hay mucha queja al respecto.

 

Conclusión: Avanzad, imbuidos por el fuego, en la leyenda del héroe elegido por los humanos

Chronos: Before the Ashes se trata de un sencillo y corto título que reúne muchos de los elementos establecidos por los soulslike y aporta algunos de cosecha propia para ofrecer un resultado algo soso y sencillo que podría dar más de sí. No es mal juego, ojo, y creo que el ser una precuela hace que pueda resultar especialmente interesante a los fans de la saga, simplemente creo que su origen como juego VR se ve aquí muy marcado, y el trabajo para trasladarlo ha sido pobre e ineficaz. Me cuesta recomendarlo, porque es un soulslike que se queda corto, pero creo que quizá por los puzles y la mecánica de envejecimiento merezca la pena probarlo. Solo espero que la buena gente de Gunfire Games opte por continuar la saga en el estilo de Remnant, pues creo que les irá mejor así.

6
Aceptable
">
Sinopsis
Chronos: Before the Ashes es un RPG atmosférico que narra la vida de aventuras de un héroe por salvar su hogar de un terrible mal. Hazte más sabio, fuerte y poderoso a medida que exploras las profundidades del misterioso laberinto, pero ten cuidado: avanzar por el dédalo tiene un alto precio. ¡Cada vez que el héroe muere, pierde un año de vida!
Pros
El sistema de envejecimiento, original e interesante
El diseño de los puzles
Sistema de control intuitivo
Contras
Historia y lore poco aprovechados
El combate es muy pobre
A nivel gráfico el título podría dar mucho más de si
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X