[Análisis] Disaster Report 4: Summer Memories

Fecha de Lanzamiento
07/04/2020
DISTRIBUIDORA
NIS America
PLATAFORMAS
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
VERSIÓN ANALIZADA
PlayStation 4 Pro
Es complicado que, en un mes plagado de lanzamientos de altísimo nivel dentro de la industria, máxime si contamos que muchos seguimos con la resaca de Persona 5 Royal que salió a finales del pasado mes, alguien pueda siquiera fijarse en un juego que, por su extraña propuesta, quedará condenado a un nicho extremadamente concreto de jugadores. Este es el caso de Disaster Report 4: Summer Memories, el título de NIS America que se lanzará al mercado en apenas tres días para PlayStation 4, Nintendo Switch y PC.

Cabe recordar que la compañía japonesa puso a disposición de aquellos usuarios que quisieran probar lo que el juego tenía que ofrecer una demo para consolas. Aunque fue bastante breve, ya que podía completarse en apenas 25-30 minutos y estaba limitada a la primera sección del juego, permitía ver varios detalles sobre lo que estaba por venir. Por supuesto, se pudo ver desde el primer minuto que su desfasado plano gráfico, únicamente podía compensarse gracias a la narrativa que, situándonos ante unos terribles acontecimientos naturales, se entregaba fácilmente a proporcionar algunas historias lacrimógenas por el camino. Un juego basado en un sistema de decisiones que podían afectar a nuestra “moralidad” de forma positiva o negativa, mientras intentábamos sobrevivir y ayudar/colaborar con otros afectados en esta trágica situación. Y hablando de tragedias… siento deciros que lo de “Disaster” no se limita exclusivamente al nombre del título.

 

El avance será en compañía o no será

La historia nos sitúa en un apacible día de verano como otro cualquiera, hasta que un terremoto sacude los cimientos de Japón y nos toca sobrevivir a todo este caos que ha generado, avanzando y cooperando con una serie de desconocidos que, al igual que nosotros, han sobrevivido a las terribles consecuencias del sismo. Como no podía ser de otra forma, el principal atractivo de esto reside en el dramatismo que subyace de fondo en este tipo de situaciones, dado que conoceremos a una gran variedad de personajes cuyas circunstancias pueden ser más o menos descorazonadoras.

Para los que no hayáis tocado la demo, sabed que el protagonista puede crearse a elegir entre una escueta personalización, que solamente permite variar el sexo, la cara y el peinado (a elegir entre unos ocho de cada tipo). No tengo claro si merece o no la pena añadir un creador de personajes cuando en pleno siglo XXI tienes magníficos ejemplos como Code Vein o Nioh 2, que ofrecen la opción de modificar hasta el más nimio de los detalles, cuando el de Disaster Report 4: Summer Memories apenas te permite cambiar un par de opciones mal contadas.

Asimismo, inicialmente el juego desarrollado por Granzela Inc. nos hace escoger entre una serie de opciones del tipo: “¿cómo actuarías tú si se diese una situación de desastre natural?”. En este contexto, puedes escoger entre preocuparte por ti mismo o cooperar con los que encuentres por el camino, entre otras que van más o menos por esos mismos derroteros pero con diferente formulación. Esto, puede sonar bien a priori, puesto que uno podría pensar que esto puede influir en el devenir de la narrativa, pero dejad que os saque de vuestro error, no es así. Quizás, los desarrolladores pensaron que el 100% de los jugadores iba a decantarse por la cooperación y, por ende, no habría problema en este sentido, pero si por casualidad quisieras adoptar una postura más individualista, tampoco sería de mucha ayuda, ya que el juego te va a obligar a cooperar y desviarte para ayudar a otros.

Sobreviviendo a las malas decisiones

Hablando de sistemas introducidos totalmente desaprovechados, toca hablar del sistema de moralidad. En consonancia con las decisiones que tomemos en cada caso, recibiremos moralidad positiva o negativa. Ayudar a una persona atrapada bajo los escombros o preocuparte por alguien, puede repercutir de forma beneficiosa, mientras que lo contrario, se retribuirá de la forma que corresponde. El problema, es que no siempre queda demasiado claro a la hora de valorar opciones. Por ejemplo, ayudar a una madre y su bebé es positivo a todas luces, pero por alguna razón, el juego decide que por tener un pensamiento X, que no deja de ser algo que no se materializa en una acción, debe bajarte moralidad. ¿Tiene esto sentido? ¿Es coherente que si piensas que no quieres ayudar a alguien te “premien” con moralidad negativa, aunque finalmente tus acciones te obliguen a ayudar a esa persona para avanzar en la historia? No desde mi punto de vista. Ah, pero esperad, esto no es todo. ¿Sabéis qué uso final tiene el sistema de moralidad? Ninguno, no tiene repercusión alguna en el devenir de la historia. Elegid lo que prefiráis, no va a cambiar el transcurso de los hechos.

El juego separa sus diferentes zonas por secciones en las cuales habrá que llevar a cabo una serie de acciones para llegar de una punta a otra y poder avanzar, generalmente, ayudar a alguien en apuros. Para cumplir con todo esto, nuestro personaje cuenta con un abanico reducido de acciones que pasan por andar, correr, agacharse y gritar. Esto último solamente sirve para nuestro propio entretenimiento, ya que realmente, la acción no aportada nada. Otra mecánica más introducida simplemente por gusto, que al igual que el sistema de moralidad, vuelve a no tener un uso real. El caso, es que mientras exploramos habrá que tener un especial cuidado con los temblores que asolan la tierra, ya que podría caernos un edificio encima y claro… Mantenerse agachado suele ser una buena forma de evitar que nos caigamos de boca contra el suelo y perdamos salud, aunque claro, los sismos son impredecibles y en ocasiones, caen edificios o incluso la tierra bajo nuestros pies, por lo que habrá veces que toque correr y otras sea más aconsejable agacharse.

¿Pensabais que habíamos terminado de hablar sobre mecánicas inútilmente implementadas? Siento deciros que estáis equivocados. El juego distribuido por NIS America introduce una serie de necesidades básicas que, en principio, habría que atender en nuestro personaje. Hambre, sed o ganas de ir al baño, que subirán o bajarán según si hacemos algo por satisfacerlas o no. ¿En qué influye todo esto? En nada, si tu personaje está hambriento, se pondrá la mano en la barriga de vez en cuando y ya, pero no influirá en su salud, su forma de correr, ni nada por el estilo. Esto es extrapolable a la sed o la necesidad de ir al baño. Absurdo, ¿verdad? Máxime si uno tiene en cuenta que pasamos por combinis y otra serie de lugares en los que es posible comprar comida y bebida. Igualmente, hay baños para aliviarse en ese sentido, pero no va a influir en nada.

El estrés sí que tiene consecuencias, pero tampoco es que esto os vaya a suponer un problema real. Este puede acrecentarse al haber sismos, si tropezamos y caemos, amén de bajar algo nuestra salud. La barra de estrés va comiendo terreno a la de salud, consiguiendo así que tengamos menos; no obstante, en cada sección hay 2-3-4 sismos, y aunque te cayeses en todos ellos, me cuesta concebir que uno pueda morir por esto, generalmente, uno muere porque le caiga un edificio encima o se precipite al vacío al desprenderse el terreno, pero en cuanto a caídas, necesitas unas cuantas para que eso pase. El estrés desaparece si descansamos en una zona de guardo. Dicho esto, al cambiar de zona la vida se recupera y el estrés desaparece, haciendo que, nuevamente, la preocupación por esto sea mínima. ¿Es necesario tener objetos para curar la salud? Bueno, yo no los he necesito y dudo que en vuestro caso vaya a ser necesario.

El desastre no se detiene

La presentación visual de Disaster Report 4: Summer Memories va igualmente bastante acorde con el nombre del título. Si uno ve un vídeo del juego o prueba la demo, ya sabe de sobra qué se va a encontrar en este aspecto. Gráficos completamente desfasados, a nivel de, siendo un poco cruel PlayStation 2 o, como poco, comienzos de PlayStation 3 (algo que tiene sentido sabiendo que este título iba a lanzarse originalmente para dicha consola hace ya unos 9 años). Ni los personajes, vehículos o edificios se salvan de la quema, no hay nada destacable, se siento bastante soso y las texturas, en fin… Por último, es importante destacar que tiene un modo VR que permite vivir esta serie de sucesos en primera persona, aunque con el nivel visual general del juego, ni con estas es mucho más disfrutable, aunque siempre se agradecen estos añadidos.

Es importante que tengáis en mente que este título se desarrolla lentamente, por lo que, si no os gusta el ritmo pausado, igual queréis alejaros de él. En principio, esto no tiene que ser negativo per se, pero el movimiento de la cámara es terriblemente lento al girar de un lado a otro, algo, que posiblemente termine por poneros bastante nerviosos.

Su banda sonora no es ni mejor ni peor, es inexistente a excepción de un único tema que aparece muy de vez en cuando para añadir tensión a la situación. El único sonido que nos acompaña es el ambiental, los efectos sonoros ligados a nuestros pasos, los derrumbamientos, incendios, comentarios de otras personas, etc. Las voces en japonés son correctas, aunque tampoco pasan de ahí.

La obra puede completarse fácilmente en 8-9 horas. Por lo que he podido ver por mi mismo y comparado con otros que lo han completado, no hay un valor rejugable que invite a volver a iniciar la aventura de 0, puesto que nada va a cambiar. Si os gustan los coleccionables, sabed que hay una amplia gama de ropajes y accesorios (de hecho, la mochila la abriréis por el gusto de cambiar de ropa al personaje y poco más) repartidos por los escenarios, así como brújulas de lo más llamativas.

Conclusión

Aunque desde fuera podría parecer un juego de supervivencia, Disaster Report 4: Summer Memories no aportada nada en ese sentido. La única baza a su favor es el dramatismo que intenta vendernos, donde no falta la pareja de ancianos que no pueden huir por problemas de salud, la madre y su bebé atrapados, la profesora que se ha separado de sus alumnos, y otra serie de clichés que caben perfectamente en el juego. Todo sea por intentar de manera poco convincente sacarnos alguna lágrima.

El juego hace mal demasiadas cosas como para ser siquiera recomendable, comenzando desde esa falsa sensación inicial que se acrecienta con el tiempo de que, realmente, nunca tenemos el control sobre nosotros mismos, sobre si deseamos o no interactuar con otros o ir por nuestro propio camino. Un sistema de puntos de moralidad que no sirve más que para intentar que el jugador “siempre tome la decisión más correcta/amable”, aunque realmente, no termine por premiarnos de ninguna forma o traducirse en nada al avanzar en nuestra historia. ¿Tiene sentido introducir un sistema de necesidades básicas? Sí, ¿sería aceptable tener que saciar el hambre, sed o necesidad de ir al baño del protagonista para evitar que desfallezca? Claro, lo que realmente carece de sentido, es que no comer desde el primer minuto hasta el último no afecte en nada salvo en la aparición de un icono indicativo de hambre.

El movimiento de la cámara es lento, muy lento. En lo audiovisual es pobre, más en lo visual que en lo audio (donde al prácticamente no haber, es complicado criticar), ya que, este juego iba a lanzarse en PlayStation 3 hace años. Lo cual, no exime al estudio de haber tenido por delante unos cuantos años para adaptar el plano gráfico a la generación que tocaba, que tristemente para ellos, era PlayStation 4 y no 3.

Quise jugar a Disaster Report 4: Summer Memories porque parecía un título diferente, aunque sabía que posiblemente no tendría mucho más que ofrecer que el melodrama. El caso, es que ha conseguido decepcionarme como pocos títulos lo han hecho estos últimos años. Me cuesta entender el sentido detrás del añadido de gran variedad de sistemas que no tienen repercusión real alguna en el juego. ¿Sirve la pena perder el tiempo añadiendo necesidades o moralidad que no van a tener impacto en este? Lo dicho, demasiadas cosas mal hechas. Si vuestro interés está en las historias y no en lo jugable, donde realmente no aporta nada, siempre podéis optar por YouTube.

4
Insuficiente
Sinopsis
Un día calmado de verano se convierte en una catástrofe cuando un gran terremoto sacude tu ciudad, destruye los edificios y abre la puerta al caos. Para sobrevivir deberás visitar lugares que ya conocías, pero tendrás que llegar a ellos en unas circunstancias a las que no estás acostumbrado. Los compañeros que encuentres por el camino y las decisiones que tomes en tu aventura determinarán tu destino de forma drástica.
Pros
El modo VR es un buen añadido
Contras
Ofrece una falsa sensación de libertad a la hora de decidir
Gran cantidad de mecánicas que no tienen repercusión alguna
Gráficamente está muy desfasado
Share This
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X