Fecha de Lanzamiento
13/05/2022
Distribuidora
Saber Interactive
Plataformas
PlayStation 5, Xbox Series, PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Epic Games
El director de la recientemente estrenada Dr. Strange en el Multiverso de la locura, Sam Raimi, es considerado como uno de los directores más influyentes dentro del ámbito del cine de terror con toques de comedia y dentro del blockbuster, gracias principalmente a sus grandes producciones durante las décadas de los 80s, 90s y 2000s. Su estilo fantástico y apabullante, caracterizado por los planos aberrantes, la subjetividad de la cámara en representación de criaturas malignas, el juego de espejos o el protagonismo que otorga a la música (compuesta por lo general por Danny Elfman), ha marcado escuela y nos ha permitido diferenciar la obra de un auténtico artista, uno que, a mi parecer, alcanzaría su cénit con Spider-Man 2. Sin embargo, no se debe dejar a un lado la importancia y la calidad de Evil Dead, su primera franquicia y una en la que apostaba por el terror y el slapstick, una mezcla curiosa pero tremendamente efectiva. Lo que en un principio parecía ser la simple historia de una cabaña en el bosque maldita y un grupo de jóvenes que poco a poco van siendo poseídos acabó siendo una franquicia de acción en la que un solo hombre, Ash Williams, tiene el poder de frenar al ejército de los no muertos y los demonios que amenazan con esclavizar y asesinar a la raza humana.

Las aventuras de este maravilloso héroe descerebrado, interpretado por el fascinante Bruce Campbell, han inspirado a lo largo de los años la creación de varios videojuegos… Aunque con diversos resultados. Hail to the king, lanzado en PS1, obtuvo una recepción muy tibia, siendo un juego algo regulero que no terminaba de hacer justicia a la saga; A fistful of boomstick, lanzado en PS2 y Xbox, obtuvo críticas algo más amable, alabando la diversión que traía consigo el título; Y Regeneration, lanzado en esas mismas consolas, fue el que mejor recepción tuvo, siendo un juego bastante entretenido y adictivo. Sin embargo, ninguno consiguió dar con la tecla a la hora de recrear fielmente la esencia de la franquicia, con esa curiosa mezcla de terror, humor y acción que es imposible de encontrar en ninguna otra serie de películas. Y parece ser que el objetivo de Saber Interactive es acabar con esta mala tradición y presentar un juego adictivo, de calidad y único que haga justicia a la saga. Es por eso que hace unos meses anunciaron el desarrollo de Evil Dead: The Game, un multijugador JCJ (jugador contra jugador) que busca dar el juego «Raimi» definitivo. ¿Habrán conseguido, en esta ocasión, dar con la tecla? ¡Pues no le demos más vueltas, y veamos que tal está el juego completo!

 

¡Estáis en presencia del Necronomicón!

Al encontrarnos ante un juego multijugador JCJ es lógico que no haya un modo historia para un jugador, y aunque habría sido interesante verlo, creo que el juego no lo necesita. ¿Por qué digo esto? Bueno, por un lado cualquier partida imita lo que sería la historia de Evil Dead 2, aunque cambiando a los personajes y los escenarios: un grupo de supervivientes, controlados por 4 jugadores, deben encontrar las tres partes de un mapa que les puede guiar hasta la Daga Kandariana y hasta el propio Necronomicón, con el fin de utilizarlas para derrotar a los Oscuros y devolver a los demonios a su lugar de origen. Por otro lado, un demonio controlado por el jugador debería ir poseyendo almas y objetos para asustar y asesinar a los jugadores, y así impedir que le frenen los pies. Hay un toque de narración constante en cada partida que le sienta de lujo, pues en ambos bandos se comentarán ciertas acciones (por ejemplo, en el bando de los supervivientes será el investigador Raymond Knowby, de Evil Dead II, el que de consejos de cómo avanzar) que gustarán especialmente a los fanáticos de la franquicia. Por otro lado, contamos con un modo de partidas en solitario que, si bien siguen el mismo modelo de las partidas individuales, buscan imitar ciertas historias de la franquicia, un detallito muy interesante y divertido que dejará flipando a más de un fan (y en especial a la genial serie de televisión Ash Vs. Evil Dead).

Hablando de los fans, creo que estos disfrutarán especialmente del juego tanto por lo ya citado como por la enorme cantidad de pequeños detalles, guiños y easter eggs que se pueden encontrar en cada mapa. Por ejemplo, lo pasé como un enano en una partida intentando recrear todas las tomas de los demonios de la primera y la segunda película alrededor de la mítica cabaña, pudiendo interactuar con la cabeza de ciervo (¡Hasta se ha incluido el mismo efecto de sonido de la risa!) o con los árboles. Ya había jugado otras adaptaciones de terror multijugador JCJ antes, pero creo que ninguna había respetado tanto a la franquicia en la que se basa como este juego. Y ya ni hablemos de los personajes jugables: están todos los de las películas, hasta los que menos duran en estas, y los trajes secundarios son homenajes sencillamente geniales. Y si no sois fans de las películas, no os preocupéis: la sencillez de su historia permite que cualquiera pueda entrar al título y entenderlo sin problemas. En ese sentido el juego es muy accesible.

 

Klaatu… Barada… ¡Nikto!

Siguiendo con la jugabilidad, y como ya os comentaba antes, nos encontramos ante un multijugador JCJ en el que, según el rol que elijamos, la jugabilidad variará de forma considerable. Así, en el papel de los supervivientes podremos elegir un personaje dentro de las clases disponibles (aunque los personajes dentro de estas varían mucho en cuanto a habilidades se refiere) y, una vez dentro de la partida, podremos ir obteniendo objetos de curación o protección y armas, que se encontrarán esparcidas por el escenario u ocultas en cofres. Estas cuentan con niveles de calidad identificados a través de colores, algo parecido a lo que se puede ver en Fortnite, y será clave el ir obteniendo armas mejores. Además, a todo esto se aplica un interesante componente RPG a través del cual podremos ir mejorando las habilidades de nuestros personajes, tanto dentro como fuera de la partida (aplicando así mejoras temporales y constantes, respectivamente), lo que hace que las primeras partidas puedan resultar algo confusas pero que, con el tiempo, nos enganchemos más y más. Durante las partidas tendremos que estar atentos a 3 cosas principalmente: la salud, ya que nos atacarán deadites constantemente; el miedo, un medidor que irá creciendo si caemos en tramas, nos ataca el demonio enemigo o si nos alejamos mucho de nuestros compañeros y que nos permitirá ser poseídos; y la lista de objetivos, ya citada en el apartado anterior. Jugar como superviviente es muy divertido, pero he llegado a sentir que el juego está un poco desbalanceado al encontrar que siempre ganan los supervivientes, esté en el bando que esté. Son más numerosos, cuentan con bastantes formas de atacar y pueden curarse de varias formas.

Sin embargo, jugar con ellos no es tan divertido como jugar con los demonios. Y es que el simple hecho de desplazarse en primera persona, como en las míticas escenas de las películas, mola muchísimo, y poder ir consiguiendo poder para poseer los objetos o los coches es muy divertido. Esto último me ha gustado un montón, ya que tener que ir calculando el nivel de poder demoníaco mientras colocamos trampas y poseemos entidades y objetos aporta un componente estratégico que aporta mucho a la partida. La forma en la que se juega con el miedo de los jugadores para mostrar su posición en el mapa y para poder poseerlos representa de una forma muy curiosa y divertida el concepto del terror vigente en las películas. Cabe destacar que tenemos aquí también la opción de elegir entre tres clases y de mejorar las habilidades, incidiendo aún más en el componente RPG del título. En general, creo que es realmente divertido jugar con ambos arquetipos, a pesar de que quizás las partidas no están tan balanceadas como deberían. Con una duración media de 20 minutos por partida, estas resultan completas y entretenidas, suponiendo una alternativa única (aunque algo limitada) a otros conceptos del género, como Dead by Daylight.

 

¡Este es mi palo de fuego!

A nivel visual el juego sorprende por su fiel recreación de los entornos de las películas y de los actores/personajes, ya que cuentan con un muy buen nivel de detalle y se ha intentado representar los rostros de una forma coherente. Sin embargo, cabe destacar que el juego no es, ni de lejos, un portento técnico: es común encontrar algún que otro error gráfico, como texturas que no cargan o problemas de iluminación, además de que las animaciones podrían mejorarse un poco más. A nivel técnico sí que me ha convencido mucho más, ofreciendo una estabilidad constante incluso en las partidas online.

En cuanto al apartado sonoro he de destacar que el uso de las voces de los actores originales me ha resultado fascinante, permitiendo acercar mucho más a cualquier jugador a las películas. La música también está bien implementada, dando un mayor énfasis a la tensión y a la acción. No destaca tanto como me gustaría, pero está bien llevada.

 

Conclusiones: «Groovy»

Evil Dead: The Game se trata de una adaptación muy inteligente y divertida de la mítica franquicia de películas creada por Sam Raimi, en la que el sistema multijugador JCJ funciona muy bien… A pesar de que hay aspectos que pueden lastrar un poco la experiencia. Y es que a pesar de que el sistema RPG funciona bien sobre la mesa, este quizá puede lastrar un poco el ritmo del juego en sus primeras horas/partidas. Es un juego que va a más, y desde el primer momento es divertido jugar tanto como un superviviente como un demonio gracias a la gran cantidad de opciones de juego y posibilidades. Los fans de las cintas amarán este juego, y los fans de los juegos multijugador encontrarán aquí una opción realmente digna y divertida, que mira sin miedo a la cara a grandes del género como Dead by Daylight.

8
Recomendado
">
Sinopsis
¡Métete en la piel de Ash Williams o de sus amigos de la emblemática franquicia Evil Dead y trabajad juntos en un juego con lo mejor del cooperativo y de la acción multijugador JcJ! Jugarás en un equipo de cuatro supervivientes, explorando, saqueando, creando, venciendo tus miedos y encontrando objetos clave para sellar la grieta entre los mundos.
Pros
Cada partida es muy divertida, y hay un sinfín de posibilidades
Hay una gran diferencia entre jugar como demonio y como superviviente, haciendo que sea adictivo jugar con ambos
La recreación de las cintas es enfermiza y maravillosa
Contras
Hay una cierta falta de modos de juego
Quizá el sistema de niveles general puede ser al principio algo pesado
X