[Análisis] Falcon Age

[Análisis] Falcon Age

Fecha de Lanzamiento
08/10/2020
Distribuidora
Outerloop Games
Plataformas
PlayStation 4, Nintendo Switch y PC
Versión Analizada
Nintendo Switch
Falcon Age es una íntima propuesta realizada por el estudio Outerloop Games, un título que nos invita a explorar el vínculo de una cazadora con su fiel halcón. El título nos sumerge en una aventura en un mundo desolado, donde nuestra mejor baza para sobrevivir será la cooperación con nuestra emplumada compañera. Sin embargo, pronto aprenderemos que hasta en el mundo más árido podemos encontrar calidez.

Falcon Age es una aventura minimalista, donde el mayor de los focos recae sobre la relación de nuestro personaje con su compañero. Todos recordamos a seres como Trico, de The Last Guardian, o a Albóndiga en Fallout 4. ¿Conseguirá este título igualar las sensaciones que nos dejaron relaciones tan recordadas como estas? Ese es el auténtico quid de este texto. Bienvenidos al análisis de Falcon Age.

 

Esto es cosa de dos

Falcon Age empieza de forma cruda; estamos presos en una cárcel controlada por robots, y seremos forzados a trabajos manuales y a condicionamiento mental. El objetivo de nuestros captores será el de convertirnos en un ciudadano obediente y ejemplar, pero no vamos a dejarnos dominar tan fácilmente, ¿verdad?. Un día veremos desde nuestra celda como un dron asesina a sangre fría a un halcón, un halcón que cargaba con su pequeña cría. Desde ese día ganaremos una compañera para toda la vida.

Como era de esperar, no tardaremos mucho en escapar de nuestra prisión, y será entonces cuando nos encontremos inmersos en un mundo desolado y árido, con el único objetivo de liberarlo de la opresión de una megacorporación. Tendremos que cargar con el legado de los Cazadores de Halcón y liderar a la resistencia en un movimiento por salvar no solo a la humanidad, sino a todo el planeta.

Falcon Age nos sumerge en una trama de supervivencia y superación, pero el foco real de la aventura distará mucho de centrarse en dicha trama. En su lugar, el motor de nuestro movimiento será la relación con nuestro halcón. Esta relación se verá reforzada por nuestra necesidad de colaboración mutua, así como por pequeños gestos como acariciarle cuando está herido, darle de comer o jugar con él. Aquí, he de decir que, aunque el juego consigue que nos encariñemos con nuestro compañero, la relación de cariño se queda a años luz de distancia comparada con los vínculos que llegamos a establecer en otros videojuegos. Juegos como Final Fantasy XV, Persona 5 o The Last Guardian, entre muchos otros, consiguen de una manera muchísimo más efectiva y realista que consigamos preocuparnos, amar y necesitar a cualquiera de nuestros compañeros.

 

El arte de la cetrería

Si hubiera que definir el planteamiento jugable de Falcon Age sería como una aventura de simulación de cetrería. Podemos golpear y agarrar objetos y enemigos con nuestro bastón eléctrico, pero nuestra arma más mortífera será nuestro fiel halcón. La exploración y el combate del juego resultan básicos a todos los niveles, planteándose ambos más como pequeños y sencillos puzles a superar con la ayuda de nuestra ave. La sensación general nos ha recordado a juegos como Subnautica, pero perdiendo por el camino el factor de mejora y construcción.

Podremos potenciar a nuestro halcón mediante accesorios y comidas, ganando nuevos niveles de poder y desbloqueando nuevas habilidades. Además, encontraremos misiones secundarias en algunos asentamientos y campamentos, aunque todas serán tan simples como cazar a ciertos animales o encontrar determinados objetos. También encontraremos distintas opciones de diálogo con algunos personajes, aunque muchas de ellas acaban siendo bastante aleatorias y algunas conversaciones no tienen nada que ver con la opción que nosotros elegimos.

Pero vamos al elemento jugable más importante; nuestro compañero alado. Con un único botón podremos dar órdenes al halcón, señalando objetos y enemigos, realizando este por si mismo las acciones contextuales relacionadas con lo que señalemos. Esto tiene un pequeño gran problema, y es que, a veces la IA del halcón no reacciona como debería. Serán numerosas las situaciones en las que el halcón se quede “pillado” sobrevolándonos en círculos o deje de coger un objeto tras intentar aproximarse a él dos o tres veces sin lograr realizar la acción. Igualmente, en el combate hemos encontrado algunos bugs, como alguna que otra muerte injusta y sin contestación posible. Todo esto no llega a empañar el gameplay total, pero sí que llega a resultar ocasionalmente molesto.

 

Un árido mundo hasta en lo artístico

En su apartado técnico, Falcon Age logra cumplir, no sin bastantes peros. El diseño artístico del juego nos ha parecido bastante soso, con diseños de personajes la mar de genéricos en su grandísima mayoría. Mención especial requiere nuestra fiel mascota, así como algún personaje principal aislado, siendo todos los demás diseños anodinos e incluso clónicos. Los escenarios, aunque coloridos en algunos momentos, también resultan planos y repetitivos, inspirando poco más que una sensación de continuidad pasable. Cañones rocosos, llanuras desérticas o montañas, el marrón será el color predominante en nuestra aventura.

Esto además se ve afectado por diversos errores gráficos que, aunque no llegan a resultar fatales, sí que son bastante comunes. El popping de plantas y objetos está a la orden del día, y los fps bajan con demasiada frecuencia en momentos en los que apenas hay carga gráfica en pantalla.

En el apartado sonoro, podríamos destacar, quizás, los sonidos del halcón o de algunos animales, aunque la verdad es que el título palidece en comparación con casi cualquier otro título. La banda sonora está realizada de manera que resulte ambiental, pero al contrario que en casos como Breath of the Wild, lo que consigue en este caso es pasar totalmente desapercibida. Las pocas composiciones que hay son tan escasas y se escuchan tan de fondo que resultan completamente anecdóticas.

 

Conclusión

Falcon Age tiene la idea para hacer un juego realmente notable, pero su ejecución es tosca y resulta demasiado genérica. Su mayor punto fuerte, la relación de simbiosis con nuestro halcón, se queda también a las puertas de lo que podría ser algo precioso, pero se queda corto en todos los aspectos, siendo superado de lejos por otros juegos con una temática similar.

Su apartado artístico ralla lo anodino, no destacando lo suficiente para quedarse en nuestra retina o en nuestro corazón. Además, la repetición de algunos errores gráficos, así como algunos bugs y fallos de IA opacan aún más el desarrollo de una aventura que parecía aspirar a mucho más.

Quizás jugándolo en VR nuestra calificación habría sido más elevada, pero en su versión standard el juego no consigue despuntar ni siquiera en el que se supone que es su gran punto fuerte. Una auténtica lástima.

6
Aceptable
">
Sinópsis
Es el momento de la revolución. Conviértete en una Cazadora de Halcones y derrota a la megacorporación que amenaza con la muerte y la esclavitud de toda la humanidad. Libera un planeta y conviértete en la leyenda que el destino quiere que seas. Explora los estrechos vínculos entre cazadora y halcón en una íntima aventura.
Pros
Nuestra relación con el halcón
Los minipuzles que encontramos a lo largo de la aventura
Contras
Fallos en la IA del halcón
Un diseño artístico genérico y anodino
escort mersin escort adana escort ankara escort bodrum escort
X