[Análisis] Fashion Dreamer

Fecha de Lanzamiento
03/11/23
Distribuidora
Nintendo España
Plataformas
Nintendo Switch
Versión Analizada
Nintendo Switch
En 2009 llegó a nuestras Nintendo DS un juego de moda llamado Style Boutique, un título donde teníamos que seleccionar la ropa correcta según los clientes que llegaran a nuestra tienda de moda, convirtiéndonos en magnates de las pasarelas y la alta costura. Podía parecer un juego muy simple, pero se iba complicando con cada secuela que llegaba. En 2012 llega New Style Boutique, la secuela directa del primero que ya llega para 3DS y que añade hasta 21 marcas de moda y la posibilidad de atender también a clientes masculinos; más tarde, en 2015, contamos con New Style Boutique 2, que ya usa hasta amiibo para desbloquear prendas exclusivas; por último, en 2017, sale New Style Boutique 3, la última entrada en esta saga que es tan querida por miles de jugadores en todo el mundo.

Por eso, cuando se anunció Fashion Dreamer, el nuevo juego de Marvelous con Nintendo, como jugadora que fui de esta saga, mi niña interior gritó de alegría: por fin un sucesor espiritual de este tipo de juegos para Nintendo Switch. Vuelven las marcas de ropa, la interactuación con otros jugadores, el crear nuestras propias tiendas y triunfar, en este caso, en las redes sociales, muy adaptado a los tiempos que corren. ¿Conseguiréis ser influencers del mundo de la moda?

 

Siguiendo la moda

Fashion Dreamer nos deja, desde primer momento, crear nuestro avatar como si de un sims se tratase, lo podremos personalizar como queramos dentro de las opciones que nos dan y empezaremos nuestra andadura en el mundillo de la moda con ese avatar. Por supuesto, durante el juego nos dan la posibilidad de ir cambiando el estilo del personaje según nos apetezca, por lo que no es algo definitivo. Una vez esté creado, entraremos en el mundo virtual del juego, donde, en un principio, será offline y tendremos una serie de NPCs que nos servirán para ir completando los tutoriales y hacernos un poco con todos los controles y cosas que encontraremos.

Una de las cosas más llamativas que tenemos en este título es una especie de smartphone donde se irán subiendo nuestras creaciones, conjuntos y fotos y recibiremos seguidores y me gustas dependiendo de lo bien que lo hagamos. ¿Y en que se basa para saber como de bien lo hacemos? Pues en que sigamos la moda. Cada cierto tiempo y en cada uno de lo escenarios, hay un NPC que nos explica que es lo que está de moda: un color, una prenda, un estampado, normalmente son varias cosas a la vez, y cuantas más juntemos en nuestros conjuntos y fotos, mejor valorado estará. Según nuestros seguidores tendremos un nivel de influencia que empieza en el bronce e irá subiendo poco a poco. Es un sistema un poco confuso, pero al final, aunque no sigas las modas, siempre ganas un número de seguidores por lo que poco a poco siempre subirás.

En cuanto a los mundos del juego, al principio solo tendremos uno, e iremos desbloqueando más con el subir de nuestro rango. En cada mundo hay como una temática y unas modas, por lo que hay que estar atentos y adaptarnos un poco al lugar donde estamos. Podremos decidir conectarnos al mundo de forma offline u online si pagamos la suscripción de Nintendo. En el caso del mundo offline, encontraremos solo NPCs, pero si nos conectamos a la red tendremos una mezcla entre NPCs y jugadores de todo el mundo que también estén conectados. Hay una ligera diferencia en interactuar con ambos. Con los dos podremos dar me gusta a su conjunto y poner su ropa en nuestra librería, es una buena forma de ir haciéndonos con prendas, también los dos tendrán unas preferencias a la hora de crear un conjunto para ellos, la diferencia viene en la valoración de los mismos. Los NPCs nos dan una valoración en corazones, cuantos más corazones más seguidores y me gustas, y los jugadores nos darán una valoración en base a sus propios gustos, y podrán valorar el conjunto que les hemos hecho, e incluso hacernos regalos de vuelta.

La ropa, a parte de conseguirla dando me gusta a conjuntos de otros personajes, también la conseguiremos gracias a los paneles de moda que hay repartidos en los mundos, donde, normalmente, hay prendas que tengan que ver con las modas a seguir, así como un ranking de prendas según las más usadas. De este modo conseguiremos muchísima ropa en poco tiempo, siendo bastante sencillo hacerte con ropa de todo tipo casi al principio, lo que nos ayudará a crear mejores conjuntos. También podremos crear nuestra propia ropa en base a unos patrones que podremos ir consiguiendo o comprando. Los patrones se consiguen en una maquina de gachapones que hay en cada mundo y cada uno de ellos tiene patrones distintos, que van desde una estrella hasta diez estrellas, siendo más raros estos últimos. Una vez tengamos los patrones, podremos crear una sola prenda por patrón, y podremos usar colores que hayamos ido desbloqueando. Estos colores nos los darán si hacemos bien los misiones de los NPCs y demás.

El juego cuenta también con un sistema de bingos en los que podremos gastar unos tickets que nos van regalando, si ganamos el bingo recibiremos puntos para gastar en patrones y ropa, por lo que está bien acumular unos cuantos y gastarlos a la vez.

Por comentar más cositas, también tendremos un espacio que podremos decorar con diferentes muebles que vayamos comprando con puntos que recibimos al ganar me gustas y con los bingos y demás. Estos espacios pueden ser visitados por otros jugadores y dejarnos sus puntos para que vayamos mejorando el espacio, perfecto para los amantes de la decoración de interiores.

 

Espiritual pero poco sucesor

Fashion Dreamer no es para nada lo que yo esperaba cuando vi su anuncio por primera vez. Como decía, mi niña interior se emocionó demasiado por lo mucho que disfruté de los Style Boutique en su día, pero este título no es para nada un sucesor de estos títulos, si acaso un estancamiento y vuelta atrás de los mismos.

Para empezar, no eres ni modelo ni diseñador, eres influencer, bueno puedes decir que simplemente se ha adaptado la figura a los tiempos que corren pero, no tenemos una boutique ni un salón ni hacemos pasarelas con nuestra marca, aunque si nos dejen hacer un showroom y exponer nuestras prendas, no es la misma sensación. Entiendo que han pretendido cambiarlo con el tema de ir vistiendo a los personajes que encontremos pero el problema es que no da una sensación de avance, si, subimos de nivel de influencia, pero por alguna razón no se siente de la misma manera.

Otra cosa a tener en cuenta es que han borrado totalmente la parte de maquillar a los personajes, algo que hacía en Style Boutique y tenías también que combinar el maquillaje con la ropa, algo que daba un poco más de dificultad al tema y también entretenía más. Supongo que esto lo han suplido con la gran cantidad de ropa que hay en Fashion Dreamer, lo cual hace más «complicado» crear conjuntos que sean 100% lo que el personaje busca.

Tampoco hay competiciones con otros personajes, como lo había en la saga, ni tanta libertad a la hora de diseñar nuestras prendas, algo que, a mi particularmente, me encantaba.

No es que Fashion Dreamer sea un mal juego, pero después de 6 años esperando una continuación, muchos jugadores pensaron que sería un digno sucesor, y creo que se queda bastante corto para ser eso.

 

Conclusión

Fashion Dreamer es un juego sobre moda bastante moderno y entretenido, pero no ha llegado a calar en mi porque esperaba un digno sucesor de la saga Style Boutique y, sinceramente, no lo es ni de lejos. Se ha quedado estancado en un juego sencillo, donde si, hay muchas prendas para disfrutar de vestir a otros personajes, pero tiene muchas menos funcionalidades de las que tenía la saga, por no hablar de su falta de historia que es un nula y que, con el tiempo, se vuelve un poco repetitivo recorrer sus calles vacías y encontrarte, muchas veces, a los mismos jugadores y NPCs.

 

7
Recomendado
">
Sinopsis
¡Comparte tu estilo único con el resto del mundo! Descubre tu pasión por la moda, comienza una nueva vida como influencer y deja que tu fama traspase fronteras en Fashion Dreamer para Nintendo Switch.
Pros
Buena cantidad de ropa y sencilla de conseguir
El modo online es estable y entretenido
Bastantes opciones de personalización para nuestro personaje
Contras
No hay historia ni sentido del progreso más allá del nivel
Pérdida de funciones como el maquillaje
Jugabilidad repetitiva, sin muchos cambios