[Análisis] Final Fantasy VII Remake Intergrade (Epic Games)

[Análisis] Final Fantasy VII Remake Intergrade (Epic Games)

Fecha de Lanzamiento
16/12/2021
Distribuidora
Square Enix
Plataformas
PlayStation 5 y PC
Versión Analizada
Epic Games
No me voy a andar con muchos rodeos: Final Fantasy VII no solo es uno de los juegos más importantes de la historia, sino que además es uno de mis juegos favoritos al que vuelvo cada dos por tres. La obra magna de la antigua Squaresoft no solo revolucionó lo que ya se había visto en el monumental Final Fantasy VI, sino que además planteó un nuevo status-quo en la franquicia que el propio Final Fantasy VIII demostró que era mejor no romper. La excelencia narrativa de la obra, arriesgándose al plantear una trama protagonizada por un grupo de eco terroristas en un entorno muy alejado de los ambientes medievales de los juegos anteriores, demostró una muy interesante madurez por parte de la desarrolladora nipona, inmiscuida más que nunca en los problemas ecológicos y sociales que no solo había en Midgar, ya que también estaban presentes en nuestra sociedad (algo que, con la inmersión de la compañía en el mundillo de los NFTs, parece que han olvidado). Su interesante sistema de progresión, basado en los niveles y en las materias, planteó un avance muy interesante y con un potencial enorme que no se ha terminado de igualar, a mi parecer, en el resto de juegos de la serie (a pesar de que disfruté bastante del sistema de esferas del X), y su diseño de mazmorras y de escenarios contó con una maestría insólita que, a mi parecer, ni si quiera se pudo superar en Final Fantasy IX. Quiero decir, pocos mundos de RPGs tienen lugares tan fascinantes y memorables como la séptima entrega de esta franquicia, y si no me creéis me remito a los hechos: ¿Quién podría olvidar Midgar, el Gold Saucer, Nibelheim, Fuerte Cóndor, Costa del Sol, o el Cráter del Norte? Son sitios únicos, originales y que plantean un universo rico e inmenso, algo que en la saga no se había visto hasta ese entonces (y que difícilmente se ha vuelto a repetir). Y que decir de sus villanos… Tanto Sephiroth, ese guerrero legendario sumido en la locura capaz de destruir el mundo por haber descubierto la verdad sobre sí mismo, como el Presidente Shinra y los miembros de esta malvada organización, más poderosa y rica que cualquier ejército e impasible ante la destrucción del mundo a través de sus propias manos, son fuerzas antagónicas excepcionales y perfectas para Cloud, Tifa y el resto de los protagonistas de la historia. Por estos, y por muchos otros motivos que podría daros (y no me tiréis de la lengua, que no me faltan ganas de hacer un artículo), considero que Final Fantasy VII es una obra maestra atemporal que marcó escuela en la breve pero enorme historia de los videojuegos.

Como comprenderéis, al tener en tan alta estima este título desde el momento en el que se anunció su remake esperé con demasiada ansia su lanzamiento. Tenía más ganas que miedos, a pesar de que no era muy partidario de la idea de dividir la historia original en varias partes, pues sentía que Final Fantasy VII era un juego demasiado importante para Square Enix como para arruinar su reinvención. Y cuando llegó el título a PS4 todas mis expectativas quedaron satisfechas: me encontré con un juego realmente extenso y divertido, que respetaba de una manera muy interesante el material original al mismo tiempo que lo reinventaba y aportaba cosas nuevas. Sin ser el juego perfecto que más de uno habría querido que fuera, sí que se trataba de un título realmente digno que elevaba el nombre de la saga tras las múltiples caídas que había sufrido en los últimos años. Para hacer la espera de la siguiente entrega más corta, la buena gente de Square Enix lanzó una especie de remasterización del título en PS5, titulada Final Fantasy VII Remake Intergrade, que además de aportar una clara mejoría gráfica, presentaba un nuevo capítulo protagonizada por la carismática Yuffie, ninja y espía al servicio del gobierno de Wutai, y lo cierto es que funcionó tan bien como lo hizo en PS4. Es ahora que, siguiendo el reciente interés de Square Enix de llevar sus títulos más icónicos a PC (como ocurrió hace poco con la serie Kingdom Hearts), ha llegado en exclusiva (no sabemos si temporal o no) a Epic Games Store Final Fantasy VII Remake Intergrade para deleite de todos los jugadores de teclado y ratón. ¿Queréis saber qué tal ha salido este port, y si merece la pena hacerse con él? ¿Y queréis saber qué tal está el DLC de Yuffie? Pues no se hable más… ¡Y pasemos a la «materia» (perdón) principal! 

 

¡Atentando, que es gerundio!

La llegada de Final Fantasy VII Remake Intergrade a PC trajo consigo una serie de polémicas bastante complejas e interesantes, siendo la primera de estas relacionada con la exclusividad de Epic Games Store. A día de hoy, el título es en PC exclusivo de la plataforma de los padres de Fortnite, y no se puede disfrutar en otras como, por ejemplo, Steam o GoG. ¿Es esto algo malo? Sinceramente, no del todo. Si bien es cierto que en Epic tienen un largo camino por delante para hacer de su app la más cómoda y variada del mercado, lo cierto es que a día de hoy funciona bastante bien y cuenta con una interfaz bastante amigable y sencilla de utilizar, por lo que a mi parecer la plataforma no debería suponer un gran problema… Excepto en la descarga. No se qué ocurre con los servidores de Epic, pero las descargas van siempre mucho más lentas que en otras plataformas, y en un título como este, que pesa más de 90 GB, el tenerlo descargado os llevará horas. Sea como sea, donde sí que veo un mayor problema es en el precio del juego. Originalmente, en PS4 el título no costaba más de 50/60 € de lanzamiento, algo coherente con el resto de juegos del mercado siendo un precio más que aceptable, pero ahora en PC el precio del título ha subido hasta los 80 €, lo que me parece demasiado excesivo ya que a día de hoy podemos encontrar la versión de PS5, que cuenta con el mismo contenido, por 40 € fácilmente. El aumento del precio resulta abismal y hace que el juego no esté al alcance de todo el mundo, haciendo que así de primeras, si se puede elegir entre la versión de PS5 y la de PC, la versión de consola sea la decisión más lógica y sensata. 

Si esta versión tiene un precio tan alto seguro que está realmente bien adaptada a PC ¿Verdad? Bueno, sobre eso… la versión que nos ha llegado lo ha hecho con una serie de problemas que, a ratos, parecen incomprensibles, aunque parece que se están arreglando bastante rápido. El día de lanzamiento muchos jugadores reportaron que el juego contaba con una gran cantidad de problemas y que, a pesar de que sus ordenadores tenían los requisitos adecuados para jugarlo de forma fluida, todo parecía indicar que no era suficiente. Los problemas llegaron hasta tal punto que incluso algunas webs especializadas acabaron por denominar a este port como el «peor port para PC de un triple A en años». Con respecto a esto, la verdad es que mi experiencia ha sido muy, muy distinta: jugándolo en un ordenador portátil, el juego avanzaba de forma fluida a 60 fps con pequeños bajones en zonas puntuales, especialmente donde había una mayor aglomeración de NPCs. Mientras que en Mercado Muro o el Sector 7 el juego sufría un poco al presentar pequeñas caídas leves (nada que arruine por completo la experiencia, aunque sí que es preferible no contar con cosas así), en el resto de zonas no ocurría esto, haciendo que en ningún momento el título se sienta injugable. ¿Se podría mejorar la cosa? Por supuesto que sí, pero que no os engañen: no funciona tan mal como podría llegar a pensar más de uno. De malos ports a PC ya se encargan otras compañías (me se de una francesa que no sabe adaptar ni un juego en condiciones), pero lo que ha hecho Square Enix no es terriblemente malo, simplemente ha sido un port algo vago: la cantidad de opciones gráficas y técnicas es realmente escasa, demostrando que se ha toqueteado poco con la idea de adaptar el juego a las capacidades de los ordenadores (haciendo, por tanto, una experiencia muy similar a la que se podría vivir en PS5). No encontramos ninguna opción de ray-tracing, y otras opciones como la calidad de las texturas o la optimización están realmente limitadas. También hay ciertos detalles que demuestran que esta versión es una simple traslación de lo visto en PS4 y PS5, como por ejemplo el símbolo que surge cuando podemos interactuar con un personaje o un objeto, que muestra el botón del mando de PlayStation que se debe pulsar… A pesar de que nos encontramos jugando con ratón y teclado. Por este tipo de cosas me cuesta recomendar esta versión a todos aquellos jugadores que puedan tener acceso a la versión de PS5, pues esa versión no solo sale a precio reducido si no que tampoco cuenta con los problemas técnicos antes citados.

 

«Dicen que en Midgard no crecen la hierba ni las flores, aunque por algún motivo las flores sí»

Pasando a lo que contiene esta edición, cabe destacar que no hay ninguna novedad destacable con respecto a la versión de PS5: todo lo que traía esta versión lo encontramos en la de PC, lo que supone una cantidad de contenido enorme que nos llevará completar más de 40 horas. Así, por un lado contamos con la historia principal del título, en donde nos pondremos en la piel de Cloud Strife, un mercenario y antiguo miembro de SOLDADO, la rama del ejército de la multinacional Shinra, que es contratado por el grupo eco terrorista Avalancha para perpetrar varios atentados contra los reactores Mako de la ciudad, pues estos consiguen ingentes cantidades de energía para la compañía a cambio de causar un daño irreversible al planeta. El planeta se muere, y solo los miembros de Avalancha parecen interesados en pararle los pies a la terrible compañía. Sin embargo, nada de esto será sencillo, y la misteriosa y simpática Aerith, el pasado de Cloud, su conexión con el desaparecido Sephiroth, el mayor SOLDADO jamás visto en la historia, jugarán un papel crucial en el desarrollo de los acontecimientos. La historia de este título abarca y amplia los compases iniciales del juego original, presentando una estructuración de la historia muy interesante en donde, si bien hay ciertos elementos que se pueden sentir como algo de relleno, acaban siendo muy secundarios con respecto al resto de historias, que acaban funcionando muy bien al darle una mayor coherencia a su universo. Un detalle que me ha resultado maravilloso ha sido el dar un mayor trasfondo a la guerra entre Wutai y Midgar, algo que en el original brillaba por su ausencia y que aquí tiene un papel muy importante. ¿Y sabéis donde se desarrolla especialmente este contexto? En el episodio INTERmission, el capítulo extra añadido de forma exclusiva en las versiones de PS5 y PC donde se nos narra la historia de Yuffie, la ninja más querida del título original que, durante los acontecimientos de la trama principal, deberá infiltrarse en Midgar y en el edificio Shinra para poder hacerse con el control de una poderosa Materia, algo que podría llegar a cambiar el curso de la guerra. La historia de este capítulo extra me ha gustado… a medias. Y es que si bien lo que cuenta, a nivel general, es muy interesante y plantea a una protagonista maravillosa (Yuffie es muy divertida, tanto hablando como luchando), sí que es cierto que peca de tener una gran cantidad de relleno que no afecta en nada al universo. Su escasa duración (unas 4 horas) hace de este un contenido muy ameno que gustará a cualquier fan del título original, a pesar de que su historia es algo inferior a la del título base.

A nivel jugable nos encontramos un RPG de acción que consigue mezclar diversos sistemas de títulos anteriores para ofrecer lo que, a mi parecer, es el culmen de la serie en el campo de la acción. Así, se nos plantean combates en entornos cerrados donde podremos atacar con ataques rápidos o más fuertes, esquivar y defendernos. Poco a poco se irá cargando la barra ATB, y al tener un segmento lleno podremos realizar ataques especiales o mágicos (siempre y cuando tengamos la materia adecuada). Los enemigos, por su parte, tendrán una barra de vida y otra de aturdimiento, que se irá cargando con cada ataque. La clave, por tanto, estará en atacar la que se considere adecuada en cada caso, y muchas veces la clave está en pararse a pensar qué ataque es más adecuado… Y justo por eso podemos parar la acción en cualquier momento para elegir el ataque más adecuado, o cambiar el personaje controlable. Esto es necesario en muchos casos, ya que cada personaje funciona de formas distintas: Barret, por ejemplo, podrá atacar a distancia y será clave contra enemigos voladores; Tifa podrá realizar combos rápidos y subirá la barra de aturdimiento rápido; Y Aerith podrá realizar curaciones y ataques mágicos a distancia con mayor rapidez. A todo esto hay que añadirle el sistema de Límites, y tenemos una traslación maravillosa y muy divertida del sistema de combate por turnos original que funciona a la perfección. Este sistema se mantiene en INTERmission, aplicando ataques más rápidos y una mayor facilidad para los combos que casa a la perfección con el estilo ninja de Yuffie. Esto, junto a su lineal pero maravilloso diseño de niveles que aprovecha todos los sistemas incluidos en el juego para mantener un ritmo explosivo que no cae en ningún momento, hace de FF7 Remake Intergrade uno de los Final Fantasy más divertidos.

 

Cayendo en la Corriente Vital

A nivel artístico el juego es un portento, que respeta al máximo la visión oscura y punk del juego original para plantear un estilo modernizado de esta, con unos diseños de personajes maravillosos que son realmente fieles al título de los 90s. Los nuevos personajes y monstruos salen ganando, contando con diseños atractivos e interesantes, y los escenarios son, a mi parecer, el caballo ganador, contando con un nivel de detalle y una calidad abrumadoras. Esta versión sale ganando al tener una mayor calidad gráfica, aunque como ya os mencioné anteriormente la cantidad limitada de opciones gráficas acaba saliendo en su contra.

Es, a nivel sonoro, donde el juego sale ganando más que en ningún otro apartado. Ya no solo por su estupendo nivel de actuaciones de voz, que tanto en japonés como en inglés ofrecen un nivel altísimo y una fidelidad absoluta a los personajes, si no por su increíble banda sonora, que eleva a otro nivel el concepto de diseño de sonido en los videojuegos: la forma en la que la música evoluciona conforme los combates avanzan, re-mezclando y re-imaginando las composiciones originales, está a otro nivel.

 

Conclusión: Un port escueto de un grandísimo juego

Final Fantasy VII Remake Intergrade ha llegado a PC causando mucho ruido a causa de las polémicas que, en parte, no tienen justificación: la falta de posibilidades técnicas y de mejora de imperfectos acusados en el lanzamiento de PS5, unido a su elevadísimo precio, no tienen justificación. Sin embargo, considero que no todo es tan malo como se había dicho, y sigue siendo una versión digna de PC que, a un precio reducido, me sería imposible no recomendar a cualquier jugador, sea o no amante del JRPG. Y es que FF7, ya sea su remake o la entrega original, es algo único que nadie debería perderse.

7.4
Recomendado
">
Sinopsis
Cloud Strife, exmiembro de Soldado, se adentra en la ciudad del mako, Midgar. El mundo del clásico juego Final Fantasy VII renace con gráficos de última generación, un nuevo sistema de combates y una aventura adicional con Yuffie Kirasagi como protagonista.
Pros
Historia excelente, que siente un respeto enorme por la original y la impulsa
Cuenta con una enorme cantidad de contenido, destacando especialmente el episodio extra
A nivel sonoro es lo mejor que nos ha dado Square-Enix desde NieR: Automata
Contras
Es un título muy poco trabajado en PC, contando con poquísimas opciones gráficas
A nivel técnico el juego sufre, y se debería pulir más
Su precio es prohibitivo
X