[Análisis] H-214RGB de Nox

Cuando nos decidimos a montar un PC gaming hay muchos factores a tener en cuenta, uno de ellos y que suele pasar más desapercibido es la elección del disipador, algo importante si no queremos que nuestro PC acabe sobrecalentado y durando dos telediarios. Para ayudarnos en esa labor vamos a hablar hoy del H-214RGB de Nox, un disipador con funciones RPG y PWM perfecto para cualquier PC gracias a su compatibilidad tanto con Intel como con AMD.

Ficha Técnica

Material

  • Cobre: heatpipes y base
  • Aluminio: base y aletas 

Rodamientos

  • Hidráulico

Velocidad

  • 500 – 1800 ±10% RPM

Flujo de aire

  • 69.5 CFM ± 10% max.

Nivel sonoro

  • 14 – 30.6 dBA ± 10%

Potencia

  • 150 W (max.)

MTBF

  • 40.000 h

Conectores

  • 4-pin (PWM)

Dimensiones ventilador

  • 130 (An) x 25 (Pr) x 130 (Al) mm

Dimensiones disipador

  • 130 (An) x 74 (Pr) x 159 (Al) mm

Compatibilidad

  • Intel Socket: LGA 1150 / 1151 / 1155 / 1156 / 2011 / 2011-3 / 2066
  • AMD Socket AM4 / FM2+ / FM2 / FM1 / AM4 / AM3+ / AM3 / AM2+ / AM2

Peso

  • 950g

Unboxing

La caja en la que nos viene nuestro disipador es de diseño claro y conciso. En elegantes tonos entre blancos y grises con una imagen en primera plana del producto en un color llamativo, uno de los que le podemos poner gracias a su tecnología RGB. Además del sello HUMMER que lleva la gama gaming de la marca Nox, que nos dará la seguridad de estar comprando el producto correcto para nuestras necesidades.

En la parte de atrás tendremos, directamente y para que veamos la facilidad, las instrucciones de montaje, que son claras, sencillas y todo el mundo puede hacerlo en su casa sin necesidad de un informático. Además, en el interior contaremos con todas las herramientas necesarias para su instalación, incluyendo la pasta térmica.

Buena refrigeración y compatibilidad

Desde mi experiencia con un equipo de gama media, el H-214RGB es un disipador perfecto en potencia y refrigeración. Gracias al contron PWM podremos optimizar la temperatura de nuestro PC según lo que necesitemos y todo con un ruido mínimo y una presencia espectacular.

Además sus cuatro heatpipes de cobre con contacto directo optimizan la transferencia de calor, todo con un sonido contenido que no molesta en absoluto. Por supuesto, no he hecho overclocking con él ni lo haría con ninguno de mis componentes puesto que no lo necesito, pero tampoco creo que lo aguantase por sus características técnicas y viendo las temperaturas que alcanza con algunos juegos de gráficos potentes.

Por supuesto, y como he dicho antes, este disipador ha sido probado en un PC de gama media normalito, que sirve para jugar pero no es un portento en cuanto a gráfica, etc. Quizás no lo veo el más adecuado para los ordenadores muy tochos, ya que se quedaría corto en refrigeración, para ese tipo siempre es mejor que nos miremos una refrigeración líquida.

RGB e instalación

La personalización RGB es algo que a muchos jugadores nos gusta tener en nuestro PC. Hace no mucho analizamos el chasis Hummer TFG, también de Nox, y que traía de serie 4 ventiladores RGB, por lo que este disipador es un complemento perfecto para este tipo de chasis medio transparentes que dejan que salga la luz y podamos tener una personalización a nuestro gusto.

Con sus socket compatibles tanto con Intel como con AMD, lo hace un disipador para todos los gustos, con un montaje sencillo y todas las piezas necesarias para darnos un extra de refrigeración en el PC. Hay que tener en cuenta sus dimensiones de 130 (An) x 74 (Pr) x 159 (Al) mm, ya que necesitaremos un chasis con espacio para poder colocarlo sin problemas.

Hay que tener en cuenta que este disipador nos viene con los cables clásicos de instalación, y con los que manejan la luz del mismo. Para la instalación de la luz tendremos dos opciones: instalarlo a nuestra placa base si esta nos da la opción de control RGB, un control que pienso que no tienen tantos modelos, y el que he usado yo en el que viene con un mando para cambiar la luz manualmente. Con este mando podremos cambiar el color, la velocidad, la intensidad del color y el modo del ventilador. Útil pero algo rudimentario, sobre todo si lo quieres ir cambiando ya que tendrás que ir abriendo y cerrando el lateral del chasis para ello.

Conclusión

Con el H-214RGB de Nox tendremos un disipador funcional y bien recibido en ordenadores de gama media-alta que no tengan un rendimiento excesivo, como hemos comentado anteriormente. Aún así cumple de sobra para la mayoría de los ordenadores y cuenta con una personalización RGB y un precio bastante asequible de unos 35€ más o menos en mercado.

En resumen, un producto con buena calidad-precio que podremos montar nosotros mismos con toda facilidad y que de seguro nos va a gustar tanto a nivel rendimiento como a nivel visual.

X