[Análisis] HyperX Alloy Elite 2

[Análisis] HyperX Alloy Elite 2

Hace ya algo más de dos años que realizaba en esta misma web el análisis del que posiblemente haya sido el mejor teclado que ha pasado por mis manos, el Alloy Elite de HyperX, un producto que ofrecía una calidad sorprendente, máxime teniendo en cuenta que por aquella época apenas habían comenzado sus andaduras desarrollando teclados. Su diseño, resistencia, rendimiento, así como la suavidad y precisión que ofrecía al teclear, sirvió para granjearle tres galardones, pese a algunas pequeñeces como no poner a disposición del usuario más opciones en cuanto a retroiluminación (solamente disponía de una luz roja que podía bajar o subir intensidad y nada más), algo que si bien es un estándar ya habitual incluso en producto de gama baja, no deja de ser un añadido meramente decorativo que no produce ningún efecto negativo real en la experiencia de uso.

En cualquier caso y sin querer extenderme más hablando de las virtudes del Alloy Elite, puesto que ya lo hice en detalle en la review de este, pasemos a lo que realmente nos compete en este texto, el Alloy Elite 2 de HyperX, la nueva versión del magnífico teclado al que me refería en el párrafo anterior. Por ahora, os puedo adelantar que el Alloy Elite 2 emula a su hermano mayor en bastantes aspectos, por lo que es bastante conservador, no obstante, también consigue mejorar y pulir algunas de las cosas negativas del Alloy Elite original. Es decir, que es muy plausible que el Alloy Elite 2 sea actualmente uno de los mejores teclados del mercado. ¿Comenzamos?

Características

  • Teclas HyperX Pudding Keycaps
  • Teclas mecánicas HyperX
  • Barra de iluminación única y efectos de luz RGB dinámicos
  • Teclas multimedia especializadas, botones de acceso rápido y gran rueda de volumen
  • Estructura sólida de acero
  • Personalización avanzada con el software HyperX NGENUITY
  • Conector USB 2.0, Funcionalidades 100 % Anti-Ghosting y N-Key Rollover
  • Compatibilidad multiplataforma

Especificaciones técnicas

Teclado

Tecla HyperX Switch
Tipo Mecánico
Retroiluminación RGB (16 777 216 colores)
Efectos de iluminación Por iluminación RGB de tecla y cinco niveles de brillo
Memoria integrada para 3 perfiles
USB 2.0 Conector
Anti-ghosting 100% anti-ghosting
Pulsado simultáneo Modo N-key
Indicador LED
Control de los medios
Modo de juego
Compatibilidad con el sistema operativo Windows 10, 8.1, 8, 7

Teclas

Tecla HyperX Red
Estilo de funcionamiento Lineal
Fuerza de funcionamiento 45 g
Punto aplicado 1,8 mm
Distancia total de recorrido 3,8 mm
Vida útil (pulsaciones) 80 millones

Cable

Tipo Conectado, trenzado
Longitud 1,8 m

Dimensiones

Anchura 444,0 mm
Profundidad 174,0 mm
Altura 37,4 mm
Peso (teclado y cable) 1530 g

Teclas

Material ABS

 

Unboxing

El teclado de HyperX viene debidamente protegido en una caja de cartón duro en colores rojos y blancos. Soy consciente de que el packaging es lo de menos, siempre y cuando el producto interior cumpla con creces, que es lo prioritario, pero confiese que el del Alloy Elite original me pareció más elegante y sobrio, pero bueno, para gustos colores. En la parte central se destaca el Alloy Elite 2 junto a una seria de datos de interés como la iluminación RGB, los cherry rojos que componen el propio teclado mecánico, así como su compatibilidad con PC, PS4 y Xbox One, amén de que la disposición de las teclas es inglés americano. Por detrás, hay cuatro imágenes acompañadas de unas líneas en diversos idiomas que pretenden resaltar lo mostrado.

Al abrir el embalaje, nos encontramos con una caja de cartón completa roja, que, una vez abierta, nos permite ver el Alloy Elite 2 dentro de un plástico. No hay mucho más que resaltar, puesto que únicamente viene el teclado y los manuales pertinentes. El Alloy Elite original traía consigo un extractor de teclas que, en este caso, no parece venir en la caja. Igualmente, añadía unas teclas alternativas con un acabado metálico que quedaban bastante bien, pero como digo, aquí no hay nada de eso.

 

HyperX Alloy Elite 2

En cuanto a diseño, el Alloy Elite 2 recuerda enormemente al primero, algo positivo, pues su diseño era moderno y muy estilizado, pero además, hereda tanto su robustez como su peso (técnicamente es ligeramente un pelín más pesado que el primero). En la disposición de las teclas pasa un poco más de lo mismo, incluidas las especiales que se ubican en la parte superior. La construcción del marco está realizada en acero, proporcionando una durabilidad y resistencia superiores a la media, contribuyendo a su vez que quede fijo en el escritorio y no se desplace. La superficie vuelve a ser completamente de color negro mate, lo que ayuda a resaltar la iluminación LED de las teclas. Otro pequeño cambio a mejor, está en las teclas especiales, que han pasado de ser del mismo color del teclado para optar por un tono gris con un leve brillo que las hace destacables a simple vista, algo que siempre es de agradecer.

Otra cosa en la que se asemeja al original es en la sensación al teclear. Las teclas son suaves y funcionan con gran rapidez a cada pulsación demostrando una fantástica respuesta. Donde el Alloy Elite venia con tres opciones diferentes: switches Cherry MX azul, marrón o rojo, el Alloy Elite 2 apuesta por los switches rojos de la propia HyperX, que ofrecen una sensación cómoda muy similar a los Cherry de siempre. Las teclas ABS pudding keycaps son quizás uno de los cambios más llamativos e interesantes respecto a la otra versión, puesto que permiten disfrutar mucho mas de la colorida iluminación LED de la que hace gala el Alloy Elite 2. ¿Qué quiere decir esto? Que las teclas se combinan mediante una combinación de plásticos de dos capas, dejando la parte baja translúcida para que la luz gane mucho más protagonismo en términos generales.

Hablando de teclas, al conjunto habitual hay que sumarle nuevamente las teclas de funciones. Vuelven a aparecer dos botones para los controles de iluminación (subir y bajar intensidad, apagarla o cambiar modo) y un botón de modo juego (que desactiva la tecla de Windows para evitar posibles sustos durante la partida). En el lateral superior derecho, aparecen los relacionados con el volumen (cambiar de canción, pausar/play y silenciar/activar), junto a la fantástica rueda de volumen.

El uso del Alloy Elite 2 es sensacional tanto para tareas mecanográficas, como por supuesto, jugar, que es lo que realmente interesa en un teclado gaming. Tras probar diferentes juegos durante varios días, no podría haber deseado una experiencia mejor. El teclado cuenta, además, con 100% anti-ghosting y rollover N-Key. Igualmente, es compatible con PlayStation 4 y Xbox One mediante un puerto USB 2.0. que hay en la parte trasera. Es muy posible que pocos utilicen esta opción, puesto que para ello jugarán directamente en un PC, pero bueno, es una información que puede resultar útil a más de un lector.

Si bien el Alloy Elite 2 soluciona el tema de la iluminación mejorándolo, hay otra asignatura pendiente que no ha sabido solventar, y es la no inclusión de la posibilidad de crear macros personalizados. Otra cosa en la que sale perdiendo comparativamente, es en el hecho de no incluir un reposamuñecas. Si bien es cierto que el del Alloy Elite era de plástico y no especialmente cómodo, era mejor que nada. Por mi parte, he aprovechado para acompañarlo con el reposamuñecas HyperX Wrist Rest, con el que sin duda, hace una buena dupla.

Por cierto, al momento de escribir esta reseña el Alloy Elite 2 solamente está disponible en su versión americana, es decir, pese a que la disposición del teclado es prácticamente igual que en España, salvo que la Ñ desaparece del teclado (aunque puede escribirse pulsando la tecla que aparece junto a L, que es la posición normal de la Ñ) y que algunas teclas como las de los paréntesis, corchetes y demás, cambian de ubicación.

Como ya es costumbre en los productos de HyperX, la personalización del teclado se lleva a cabo mediante el software NGENUITY, que permite personalizar y almacenar hasta tres perfiles. Aunque dudo que por norma general nadie vaya a necesitar más de tres, siendo un producto premium tampoco habría sido mala idea añadir alguno más. Por supuesto, todo lo que tenga que ver con efectos, colores de los LED de las teclas y demás, se configura desde aquí. El programa no es perfecto y hay algunas funciones complicadas de encontrar entre las pestañas, además de estar algo limitado si se compara con los de otros competidores directos.

Conclusión

El Alloy Elite 2 es un magnífico teclado mecánico que conserva las mejores virtudes de su antecesor añadiendo alguna mejora, sobre todo a la hora de disfrutar de su iluminación LED y de personalizarla. Es un teclado robusto y con un acabado elegante, que a su vez ofrece una sensación muy agradable al teclar. En principio hay pocas cosas negativas que decir de él, salvo el hecho de que prescinda del reposamuñecas o de que, por el momento, no esté disponible en español.

 

X